Series que pasaron inadvertidas

1
445

Cuando acabamos de dejar constancia de cuáles han sido los mejores episodios de esta temporada toca recuperar aquellas series que no han tenido tanto éxito a lo largo del año, ahora que estamos en época estival, donde no conviene pensar demasiado y sí disfrutar algo más. Una selección de lo que se ha podido ver en los distintos canales de pago, los únicos que emiten las series extranjeras de una manera coherente y sin maltratar al telespectador como hacen las cadenas generalistas un verano tras otro, sobre todo Antena 3. Esta selección empieza con lo más recomendable en orden decreciente, por si entre baño y baño os apetece darle alguna oportunidad a estas series que han pasado por nuestros canales minoritarios.

Fear The Walking Dead

Tras el controvertido final con Negan y Lucile, la cadena AMC sigue apostando fuerte por los zombies con el estreno de la segunda parte de la segunda temporada de la precuela de The Walking Dead. Al igual que su predecesora, tras una primera tanda de tan sólo seis episodios llega el momento de demostrar si Fear The Walking Dead tiene autonomía suficiente para convertirse también en una serie de culto.

Fuente: ign.com
Fuente: ign.com

Cuando se decidió dar luz verde a este spin-off, AMC apostaba sobre seguro ya que la traslación a imágenes de la historia basada en las novelas gráficas de Kirkman estaba arrasando en todo el mundo. Estrenada a finales de agosto narrando el nacimiento del apocalípsis zombie en Los Ángeles fue un éxito de público y convenció a la mayoría de la crítica. Por eso llega la hora de demostrar si puede sobrevivir como una historia independiente o seguirá siempre a la sombra de The Walking Dead siendo el sustituto ideal con el que vaya alternando su emisión.

Este regreso provoca buenas sensaciones,con algún capítulo muy inquietante, pero con ciertos toques de déja vu. El barco en el que se refugian los protagonistas bien puede hacer las veces de la granja de Hersel en la que Rick y compañía buscaron refugio también en su segunda temporada, provocando las primeras críticas negativas sobre todo de los fans de la novela gráfica.

Fear tiene la ventaja de que no se basa en ninguna historia previa y puede y debe sorprender a todos. Además con la lección aprendida, no cometerán los mismos errores de esa otra segunda temporada en la que los zombies brillaban por su ausencia y por lo visto en esta primera tanda habrá zombies acuáticos para rato.

Con un buen inicio en el que se ve muy muy de lejos la destrucción de Los Ángeles, en seguida vuelve a conectar con los personajes que tan bien presentó en la primera temporada. De hecho llama la atención que no hay un protagonista claro, todos se relacionan con todos y no ocurre como en su serie madre en la que tenemos al héroe Rick omnipresente y como eje central.

Por eso es la ocasión de definirse por completo como una historia completamente diferente en la que no hay ningún intocable y puede pasar cualquier cosa. Personajes interesantes tiene pero ya veremos su evolución, si opta por ser un espejo de The Walking Dead, que sería lo fácil, o decide ir más allá y jugar con el espectador de una manera atractiva.

La productora ejecutiva de la serie Gale Anne Hurd ya dejó claro que no se iban a explorar los orígenes del contagio por lo que deben ir más allá y darnos un producto nuevo pero con los ingredientes que tanto nos gustan.

Houdinni y Doyle

No quería empezar con la manida frase de que estamos viviendo la época dorada de las series, pero es que así, por lo menos en cuanto a niveles de producción y de historias de calidad. Esta nueva apuesta que nos ofreció AXN es otro ejemplo de ello. Houdini y Doyle es nuevo procedimental que mezcla la esencia de cualquiera de las últimas adaptaciones de Sherlock, con los toques de cualquier serie de detectives incluyendo a mi adorada Expediente X.

Fuente: es.series-tv-shows.com
Fuente: es.series-tv-shows.com

La ambientación de principios del siglo XX es alucinante. De hecho podría pasar por cualquiera de las dos excelentes películas sobre Sherlock Holmes que ha dirigido Guy Ritchie con Robert Downey Jr. de protagonista. Además Sherlock está muy presente ya que el Doyle del título es el autor de sus aventuras, Sir. Arthur Conan Doyle, y reconozco que tardé varios minutos en darme cuenta de ello….llamadme pardillo. Ambientado en Londres y con Scotland Yard de fondo las comparaciones con la magnífica Sherlock de la BBC también son inevitables. De hecho me pregunto si habrán utilizado los mismos decorados para grabar el último especial de Navidad de la serie de Cumberbacht y Freeman que también se trasladaba a la época victoria.

La otra cara de la pareja es Harry Houdini, el famoso mago, con espíritu inquieto que ejercer de consultor especial junto con Doyle para Scotland Yard. Sus dotes de mago vendrán muy bien para abrir todas esas cerraduras sin llave y sorprende su escepticismo ante ciertos sucesos paranormales.

Pero lo que más me llama la atención es que estamos ante una nueva versión de los roles de Mulder y Scully en Expediente X. Doyle hace de Mulder, con unas ganas locas de poder demostrar por fin todos esos sucesos inexplicables y Houddini es la Scully, precisamente por ser mago, considera que no existe la magia y que todo tiene una explicación lógica.

A ello se une el personaje femenino necesario para contentar a toda la audiencia, como una intrépida agente de Scotland Yard deseosa de aprovechar su primera oportunidad en las calles. Con un primer episodio centrado en unos asesinatos en un convento de monjas, se pasará por la mente muchas comparaciones seriéfilas, desde la segunda temporada de American Horror Story a las ya mencionadas últimas versiones de las historias de Sherlock.

Lo que sí está claro es que estamos ante una muy interesante serie, que puede funcionar muy bien con episodios independientes sin necesidad de introducir la típica cospiración-culebrón para mantener enganchada a la audiencia. La cara más conocida de su reparto es Stephen Mangan, que deja aparcado a su sufrido guionista inglés de Episodes con Matt Leblanc, para interpretar a otro escritor inglés, Arthur Conan Doyle.

The magicians

Vamos a intentar no volver a pronunciar ese nombre para intentar hablar de la nueva apuesta de Syfy en cuanto a series de ficción. Lo vamos a intentar, no quiere decir que lo consigamos, pero dejaremos al lector que determine si esta nueva serie se parece tanto en su premisa inicial a la saga de películas de un conocido aprendiz de mago, porque además ambas están basadas en su correspondiente saga de libros.

Fuente: teleprograma.fotogramas.es
Fuente: teleprograma.fotogramas.es

Porque The magicians también va de un aprendiz de mago, en este caso no es un niño, sino Quentin Coldwater, interpretado por Jason Ralph, ya todo un adolescente a punto de entrar en la universidad de Princeton. No transcurre en Inglaterra sino que en pleno centro de Nueva York. El protagonista es un inadaptado, que sólo encuentra refugio entre los libros de una saga juvenil y sus trucos de magia. Desconocemos si tiene familia porque el único vínculo personal que tiene en su primer episodio es con su compañera de piso, que también fue una loca por la magia, pero desde que ha crecido y se ha echado novio parece que la ha dejado de lado. De momento no se parece tanto, o ¿quizás si?

Entre la presentación del prota vemos como el que luego será director de la universidad de magia Brakebills, aparece por un portal mágico en pleno centro de Manhatan y se reúne con la única cara conocida del reparto para los seriéfilos, Esmé Bianco más conocida como Ros, la prostituta pelirroja de las tres primeras temporadas de Juego de tronos, que aquí ejerce de una especie de captadora freelance de magos.

Lo que en principio es una entrevista para la presitigiosa Princeton, se convierte en el pasaporte hacía Brakebills en la que no puede entrar todo el mundo, y tendrán que hacer una prueba de selección. No desvelaré el destino de esa prueba de selección, pero si la cosa va de aprender magia, blanco y en botella seguro que es leche.

A partir de aquí introducción a ese maravilloso mundo mágico, al que parece que se puede acceder desde distintos puntos, de momento no desde un andén de una estación de tren. Presentación de los compañeros de clase, que en este caso no son sólo una chica y un chico, sino que el grupo es más amplio, aunque no falta la típica empollona y el ligoncete un poco independiente. Cada estudiante tiene una habilidad, lo que le llevará en el futuro a incorporarse a un grupo, no sabemos si se tendrá que poner un gorro que habla para decidirlo.

Por supuesto hay un misterio relacionado con la saga de libros que le encanta al protagonista, y un malo malísimo que en su primera aparición no desvelará su rostro. Estoy seguro que todo parecido con la realidad de esa otra famosa saga de magia es mera coincidencia ¿o quizás no? Su objetivo será captar a toda esa legión de fans que han crecido con las aventuras del niño mago, y que ya algunos habrán terminado la universidad, con esta historia de un universitario mago que se pudo ver Syfy. La única manera de comprobar ese parecido que ha sobrevolado sobre estas letras es disfrutando de sus aventuras mágicas.

Sección Zero

El futuro nos inquieta. El futuro nos intriga. Por eso desde que se empezaron a inventar historias la humanidad ha fantaseado en como será nuestro mundo dentro de unos años. Ni las predicciones de Regreso al futuro ni las de Blade Runner se han cumplido. Estamos muy lejos de que las máquinas se apoderen del mundo como en Terminator o de que los monos vayan conquistándonos para formar El planeta de los simios. Pero no sólo el cine ha jugado con el futuro, las series también han querido mostrar lo que nos depara con engendros como Revolution o Jericho, o el apocalipsis zombie de la saga The Walking Dead. La inmensa mayoría de estas historias vienen del otro lado del charco, por eso resulta curioso como verán el futuro los que no sean yanquis, y esto es lo que nos propone la nueva serie francesa que llegó a Canal + Series Xtra, Sección Zero.

Fuente: sectionzero.canalplus.fr
Fuente: sectionzero.canalplus.fr

Tras la inevitable guerra nuclear que ha desolado la mayor parte del planeta, los países han desaparecido. La vieja Europa ha dado lugar a una nueva Europa en la que gobiernan las empresas privadas y donde la ciudad de París está divida en sectores, unos más seguros que otros. Patrullando uno de estos sectores nos encontramos a un grupo de policías, que todavía tienen ganas de intentar imponer el orden. Conoceremos su método de trabajo, su familia, sus amores, sus pasiones y veremos que a pesar de que hayan pasado 10 años y una guerra nuclear de por medio, los problemas de cada uno no distan mucho de los de la actualidad.

Intenta seguir la estela de otros éxitos franceses como Les Revenants o Braquo, también creada por Olivier Marchal. Es una serie con mucha testosterona, recuerda a una historia de vaqueros en la mitad del siglo XXI en la que la crueldad y la violencia se han multiplicado y donde los deliNcuentes campan a sus anchas. Es decir la típica serie de policías, con un protagonista torturado, un par de compañeros que también están para echarlos de comer aparte y un suceso importante que marcará la vida del protagonista y que suponemos le incitará a tomar decisiones difíciles.

Una mezcla entre Blade Runner con las primeras de Mad Max toques de la serie The Shield o cualquier otra que trate la vida de unos policías que se salten las normas.

1 Comentario

Dejar respuesta