El sonido Amaral

0
747

Eva y Juan finalizaron 2015 recogiendo el Disco de Oro por las más de 20.000 copias vendidas de su último álbum Nocturnal (Discos Antártida/Altafonte), que salió a la venta el pasado 30 de octubre entrando directo al número tres de los discos más vendidos en España. Gran logro para el dúo zaragozano que tras abandonar su anterior discográfica, EMI, con sus nuevos trabajos han ido desapareciendo poco a poco de algunas radiofórmulas y casi por completo de la televisión. Sin embargo su música tiene un sello reconocible que no necesita de grandes campañas publicitarias para hacerse oír. Valiente decisión la de volver a ser independientes, aunque según ellos nunca han dejado de serlo. Muestra de ello fue la publicación en 2014 de Ratonera, una canción que cargaba contra la clase política de todos los partidos con un videoclip muy polémico y que, para disgusto de sus seguidores, no ha sido incluida en su último trabajo como muchos esperaban.

Empezaron el 2016 ampliando las fechas de la gira de presentación de su último disco, que empezó en Buenos Aires el 3 de marzo para cruzar el charco hacia España a principios de mayo. El pistoletazo de salida fue el Festival S.O.S 4.8 de Murcia el primer fin de semana de mayo, pasando el 19 por Madrid donde consiguieron reunir a 10.000 almas en el antiguo Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid, ahora renombrado Barclayscard Center. Casi la misma cifra se reunió el sábado 21 de mayo en un abarrotado Pabellón Príncipe Felipe de la capital maña. Nuestra enviada especial al evento, Carolina Rodríguez, nos cuenta como lo vivió:

La Huella Digital viaja a Zaragoza acompañando a Amaral con su nuevo disco Nocturnal. Como siempre su actuación no defrauda, empezando con la mágica Unas veces se gana y otras se pierde y con el colofón de Nadie nos recordará. Entre medias los zaragozanos disfrutaron de una noche llena de recuerdos y alegría al ver a su maña favorita en el escenario, demostrándolo durante toda la actuación. Amaral y su nuevo disco nos flecharon el corazón, de una forma directa, pura y en muchos momentos sobrecogedora. Hasta la lluvia quiso estar presente y ni nos enteramos. El personal del Príncipe Felipe nos prestó todos los medios necesarios para lograr tomar unas fotos de primera.

Este concierto muestra, una vez más, como la música del dúo zaragozano lleva 18 años extendiéndose como un reguero de pólvora provocando explosiones de sentimientos con muchas de sus canciones. Después de nueve discos es inevitable que su música tenga su propio sello, su propia marca con una lógica evolución a lo largo de toda su discografía. Para ver como ha sido ese cambio basta echar un vistazo a una de sus joyas menos conocidas y que provocó que algunos les prestásemos atención y descubriésemos al Amaral más allá de éxitos como Sin ti no soy nada.

Dentro de la promoción de Nocturnal, han comentado que cuando enseñaban ilusionados sus nuevas canciones a su círculo de amistades más íntimas recibían halagos del tipo: “suena mucho a vosotros, suena a Amaral”, cuando precisamente ellos pensaban que estaban haciendo algo completamente nuevo. Es evidente que han intentado innovar en su música a lo largo de los años, un ejemplo es la nueva Cazador, que se aleja de su estilo pero conservando esas letras que dicen tanto con tan poco. Pasaron de melodías más acústicas como Rosita o Cabecita loca a sonidos más comerciales como Te necesito, Días de verano o Toda la noche en la calle, para volver a los orígenes independientes con sus dos últimos discos. Pero a pesar de toda este camino ¿realmente existe ese sonido Amaral?

Dos constantes que se repiten a lo largo de su carrera son la arrolladora e impresionante voz de Eva Amaral, y la habilidad de Juan Aguirre con la guitarra. Muestra de ese legado son grandes éxitos como Sin ti no soy nada, Como hablar o El universo sobre mí, que están presentes en esta gira Nocturnal, al igual que la casi totalidad de sus nuevas canciones. De momento no han tocado Ratonera, que según ellos era una canción para un determinado momento, una forma de pensar en un instante concreto que ya ha pasado y por eso no tenía cabida en el nuevo disco, y por deducción en la nueva gira. Esperemos que no tenga nada que ver con una prohibición por parte de la clase política o de una disfrazada autocensura, tras las críticas recibidas por un determinado sector de la prensa, porque el lema de la canción sigue de actualidad.

Tras más de 18 años sobre los escenarios y nueve discos a sus espaldas es imposible que toda su música tenga cabida en un concierto y tienen que dejarse canciones en la mochila que vendría muy bien para una serie de conciertos con las canciones de cara B, o menos conocidas, que lanzamos como idea desde aquí y harían la delicia de sus fans. Tras pasar de la grandilocuencia de la gira Gato Negro Dragón Rojo a la más minimalista de Hacia lo salvaje, en el Tour Nocturnal se disfrutará mucho con la inusualmente sincera y cruda Nocturnal, en la que muchos se verán reflejados, acompañados por la luna, las estrellas y las constelaciones que forman parte de la sobria y sobrecogedora escenografía. Un escenario que da mucho juego, se convierte en el complemento ideal a la poesía que desprende la voz de Eva, ya que la pantalla central tan pronto se convierte en una luna en todo su esplendor, o en una bola de discoteca para acompañar el baile de Eva en la magnífica Lo que nos mantiene unidos, una de las mejores canciones del último disco en dura pugna con La ciudad maldita y la ya mencionada Nocturnal.

La gira Nocturnal sigue su recorrido extendiendo el sonido Amaral por España el próximo sábado 28 en Valencia luchando contra la final de Champions. Algunas de sus citas más destacadas son en Valladolid el 4 de Junio, el 11 en Barcelona, el 18 en Málaga o el 23 en Alicante, para finalizar, de momento, en el Granada Sound que se celebra el 23 y 24 de Septiembre. Una ocasión irrepetible para disfrutar de algunos de sus grandes éxitos, de sus nuevas canciones y con la esperanza de que regalen alguna joya inusual en sus conciertos como El artista del alambre o Las chicas de mi barrio

Fotografías: Gemi Navas

Dejar respuesta