Una nueva voz de la literatura mexicana

0
606

Aniela Rodríguez no ha cumplido todavía los treinta, pero cuenta ya con dos libros y un poemario en su haber, así como varios reconocimientos, premios y becas de creación. Con El problema de los tres cuerpos, publicado en 2016 en México, obtuvo el Premio Nacional de Cuento Joven Comala. Este libro llega ahora al lector español de la mano de la editorial minúscula en su colección Tour de force.

El problema de los tres cuerpos reúne nueve cuentos muy enraizados en una cultura, en una sociedad y en una tradición claramente mexicana que puede sorprender al lector ibérico. Porque Rodríguez elige como protagonistas de sus relatos a personajes reconocibles de una sociedad inmersa en la violencia, la precariedad, el riesgo, pero también en el sentimiento religioso y en lo místico. Y recrea unos ambientes que transitan entre la vigilia y el sueño, que beben de la más pura tradición literaria mexicana del siglo XX, marcada por nombres como Juan Rulfo, pero también de la tradición literaria que hermana México y España, como serían los cuentos de Max Aub o Luisa Carnés.

Con un estilo personal y una voz propia, Aniela Rodríguez ofrece retazos de vida de la cotidianidad contemporánea del país azteca y sumerge al lector en los conflictos que atañen a sus personajes en cada cuento. Sin embargo, las inquietudes de todos ellos vencen lo local para colocarse en un plano transnacional, en un plano simplemente humano. De ahí que el lector se sienta seducido por la prosa de la joven mexicana, además de por la calidad literaria de sus relatos, incluso en los que hace gala de una mayor oralidad que, para el oído peninsular no acostumbrado al habla mexicana, podrán sonar exóticos o con algún vocablo críptico.

Algo que ya hemos valorado muy positivamente de minúscula en otras ocasiones, y que volvemos a recalcar, es su interés por acercarnos a las otras literaturas hispánicas publicando títulos de calidad y de actualidad de autoras y autores mexicanos, chilenos, argentinos,… sin esperar a que se hayan convertido en clásicos o en récords de ventas en sus países de origen, sino guiándose por su valor literario. Vuelven a hacerlo con Aniela Rodríguez, de quien esperamos que este sea el primero de sus libros que podemos encontrar fácilmente en España, en las siempre cuidadas ediciones de minúscula.

Dejar respuesta