Poesía reunida de Berta García Faet (2008-2011)

1
679

La Bella Varsovia publica la obra recopilatoria Corazón tradicionalista (2008-2011) de Berta García Faet. En ella se reúnen cuatro poemarios: Manojo de abominaciones (2008), Night club para alumnas aplicadas (2009), Introducción a todo (2011) y Fresa y herida (2011). La de García Faet es una voz firme de la poesía actual que juega con el lenguaje estirándolo, escribiendo, rasgueando palabras entre idiomas. Ante una brillante evolución literaria desde Manojo de abominaciones hasta Fresa y herida, la poeta se tuvo que enfrentar a la edición de los poemarios, tomando decisiones sobre qué cambios realizar. Su conclusión: “los poemas no son revelaciones sacras que no admitan re-formas, tampoco he querido alterar la particular química histórica que hace de ellos (puestos que son líricos) artificios verdaderos.”

La construcción lírica de un poeta pasa por diferentes fases y, en cierto modo, sus autores de cabecera —ya sean del momento, ya sean asiduos en sus mesillas de noche— se filtran, en diferentes grados, en los versos de los rapsodas. Así, apunta en su auto-prólogo, como ella denomina, que “mis influencias de aquella época [haciendo mención a su primer poemario] son fácilmente rastreables (tenía la manía de citar: citar era un placer en sí; me repetía los versos que me gustaban sin tiendo que eran míos, y el mundo)”. Ya sean citas, ya sean influencias taimadas o paratextos, la poesía de García Faet entronca con la tradición literaria con una voz propia.

Corazón tradicionalista se construye y transforma alrededor de aspectos eternos como el amor y el deseo, la corporalidad del amante y del yo amado, el dolor, la pérdida, eso llamado felicidad, la propia identidad o la metaliteratura. El yo poético se presenta —y se representa—, se reelabora en un discurso cotidiano. Así pues, el financiero y la filóloga encuentran su marco de convivencia (fructífero o no, ya se verá); los corazones-vésanicos, los recuerdos que se mezclan en la lluvia de Berlín o Helena construirán un mundo poético que posee un carácter propio, que cuenta sus verdades sin tapujos, con ironía, llenando de naturalidad la voz poética femenina del momento. Resultando sensual al ojo / oído del lector / oyente, puesto que su obra refleja el riesgo de los constructores de versos, como se muestra en sus poemas “Autorretrato” o “Naturaleza muerta”.

La Bella Varsovia publica una antología más que recomendablecon cuatro poemarios de Berta García Faet. Una rapsoda con una voz propia, desenfadada, y con una calidad que se refleja en la construcción de sus estrofas. Si versistas de la generación del 27 quedaron fascinados por el cine e incorporaron a su obra técnicas que remitían al séptimo arte, la poeta hace referencia al collage o pintura, relacionando universos artísticos que se tocan. Pese a redactar una reseña que ha tratado de desestructurarse y convertirse en un conjunto suelto de impresiones anotadas sin mucho tino en un orden coherente y cohesión, me gustaría insistir, remarcándolo con firmeza, e invitaros a descubrir / redescubrir los versos de esta autora. Las palabras de Corazón tradicionalista (2008-2011) vuelan entre los puntos y comas de los lectores para agitar su ritmo interno.

1 Comentario

Dejar respuesta