La nueva forma de descubrir Sudamérica es “traviajando”

0
619

El concurso Destino Sudamérica ofrece la posibilidad de recorrer durante tres meses varios puntos de Sudamérica con un único requisito: documentar y compartir la experiencia en la web del concurso. Las aventuras y emociones están garantizadas.

Destino Sudamérica, concurso posible gracias al grupo de aerolíneas LATAM, comienza en 2014 con los tres primeros ganadores del concurso: Víctor Hugo Espejo, Marta Rodríguez e Iosu López. El perfil de estos tres aventureros es algo similar. Hugo se dedica a los documentales y a la fotografía; Marta estudió Publicidad y Relaciones Públicas e Iosu es videoperiodista y blogger. Pero, sobre todo, tienen algo concreto en común: son viajeros.

Iosu López se define a sí mismo en la web del concurso como “viajero, videoperiodista y blogger en Mochileros TV“, web de la que Iosu es fundador y director. Allí puedes encontrar reportajes de viajes, consejos para viajeros o información sobre muchos destinos que puede hacer que quieras visitar. 

Iosu es licenciado en Comunicación Audiovisual en la Universidad de Navarra y ha trabajado para webs, en la radio, para la Agencia EFE en el sur de Asia o Telecinco, donde permanece como corresponsal itinerante en la actualidad. Desde La Huella Digital nos hemos puesto en contacto con este aventurero emprendedor. Él mismo nos ha contado su experiencia en el viaje, alguna anécdota y lo que más disfrutó, entre muchas otras cosas.

P.: Para empezar, ¿cómo descubriste el concurso?
R.:
Por redes sociales, creo que a través de Tuiter.

P.: ¿Nada más descubrirlo pensaste que querías participar? ¿Cómo fue?
R.:
No. Yo creo que lo vi pero lo dejé en stand by, me enteré más o menos de qué iba pero no lo hice inmediatamente. No sé cuando lo lanzaron, si fue en septiembre u octubre, pero creo que participé como un mes antes de que terminara el plazo para las votaciones.

P.: ¿Y desde el primer momento pensaste que querías ir con tu amigo Alberto o, en principio, querías ir solo?
R.: 
El concurso sólo permite un ganador, así que la idea la podía tener pero nada estaba garantizado. Entonces, me presenté a nivel individual pero con la idea de que pudiera existir la posibilidad de ir ambos. Y, en este caso, mirar si lo podíamos hacer.

P.: En tu opinión, ¿hace falta tener algún tipo de experiencia previa para poder hacer un viaje como el que hiciste en Destino Sudamérica?
R.:
Bueno, cuanta más experiencia tengas te sabrás enfrentar de forma diferente a los problemas que puedan surgir. Pero, en principio, cualquiera puede hacerlo. Además, lo importante es aprender y yo creo que esta experiencia te puede ayudar a ello. Luego está el objetivo del concurso, que es hacer contenido para el blog de la aerolínea, así que cuantas más habilidades tengas a la hora de escribir, sacar fotos y hacer un contenido de calidad, tendrás más opciones.

P.: ¿Tuviste algún percance o problema durante la visita al Amazonas?
R.:
No, en principio hay que tener precauciones sobre todo por el tema de la malaria, protegerse con los anti mosquitos, etcétera. Al amanecer y al atardecer sobre todo, ropa larga… y otros consejos que dan para reducir al mínimo las posibilidades de contagio. En mi caso no lo hice, pero también recomiendan tomar la profilaxis de la malaria para que en caso de que te contagies, que los daños o los síntomas sean mucho más leves con la medicación.

P.: Cuando empezaba el día, ¿sabías dónde ibas a comer o dormir la noche siguiente? ¿O el día se desarrollaba sin saber lo que te deparaba?
R.:
Nuestra manera de viajar es precisamente esa. Hay un mínimo de planificación, evidentemente, como intentar calcular cuándo te vas a ir o cuándo llegarás a un lugar; más o menos qué cosas te pueden interesar hacer… Lo que nos gusta a nosotros es hacer un viaje abierto. No teníamos todo el viaje planeado, y menos cinco meses. Según íbamos llegando mirábamos el tema del transporte, dónde te vas a poder alojar… y, sobre todo, el tema de comer; por supuesto, de libre elección cada día.

P.: ¿Qué fue lo que te resultó más duro de todo el viaje?
R.:
Yo creo que fue, en nuestro caso, viajar y trabajar, porque hemos estado muy ocupados con todo lo que teníamos que hacer: tanto los contenidos para la aerolínea, publicar en las redes sociales, hacer fotos y grabar, solucionar problemas, pre-producir contenidos que podríamos hacer en el siguiente lugar… y eso al final son gestiones. Ha sido mucho tiempo sin un parón para descansar y hemos estado como lo llamamos: “traviajando”. El resto ha sido muy llevadero y agradable.

P.: Si tuvieses que quedarte con una sola cosa del viaje, ¿cuál sería?
R.: 
Aparte de muchos momentos personales de experiencias en el viaje, me quedaría con la posibilidad que hemos tenido. Aunque ya hemos podido decir en otras ocasiones que más o menos hemos viajado y trabajado en lo que nos gusta, que es viajar. Es una experiencia que disfrutas y te apasiona, aunque existan momentos en los que haya que trabajar de verdad. Lo dicho, yo creo que me quedaría con la experiencia, y aunque ya hubiese estado en algunos de los países que elegimos, la verdad es que ha sido alucinante y tengo ganas de volver.

P.: ¿Tienes una anécdota favorita del viaje?
R.:
Uf… Bueno, sí, tengo una. Yo hice, hace diez años este julio, la panamericana, de Alaska a Tierra del Fuego (Argentina). En ese viaje me llevé una cámara y después hice un documental. En ese documental, en un mini-trocito al llegar a Quito, apareció un músico invidente que estaba tocando en la calle, y usé un trocito de esa música para una secuencia en la que salía él en un par de planos. Paseando por Quito, de repente mi amigo vio al músico y se le encendió la bombilla y dijo: “Pues no sé si ése es el que sale en el documental, pero podría ser”. Me lo comentó y creo que le saqué una foto y fuimos a verle y, efectivamente, era el músico que yo había grabado hacía diez años. Seguía tocando en la calle. Estuvimos hablando, le conté un poco la historia, y me volvió a tocar la canción que había tocado aquella vez, cuando yo le había grabado en la calle. Fue un momento bastante emotivo.

P.: ¿Qué consejo le darías a alguien que quiera ganarse la vida viajando?
R.:
Yo creo que nadie te regala nada y todo siempre es a base de trabajo, y el que diga lo contrario no te estará diciendo la verdad. Que tenga claro cuál es su sueño o qué es lo que le gustaría hacer, que empiece a trabajar en ello, que aprenda y le dedique muchas horas. Yo creo que, sobre todo, es constancia, perseverancia y que tiene que ser una pasión y un hobby y no pensar que vas a ganar dinero a la semana ni al mes, y ni quizás al año. Si no lo haces porque realmente te sientes orgulloso, en mi caso de un blog, cada vez que publicas algo, aunque te lean tres o cien, con eso yo creo que es un buen comienzo.

 

Dejar respuesta