Emmy Hennings: de narrativa autobiográfica y poesía

0
606

El paseo nos trae, por primera vez al público lector en español, a una autora que fue clave en el expresionismo y el dadaísmo alemán: Emmy Hennings. De ella, acaban de publicar Cárcel (seguido del poemario “Estrofas del éter”).  Una obra cargada de sinceridad, con una gran atmósfera poética y humana, en la que los silencios y la elipsis trasmiten más que, en muchas ocasiones, las palabras. La escritora y actriz germana, con un gran talento para las letras, es rescatada en una preciosa edición con unos bocetos de Hans Richter para el texto de Cárcel y una serie de fotografías al final del libro que muestra el tipo de mujer que era Hennings: una adelantada a su época. Una impresión redonda gracias a la traducción de Fernando González Viñas.

Cárcel, en primer lugar, es una obra de carácter autobiográfico. En ella, la propia Hennings narra la experiencia de su estancia en prisión: desde la notificación que recibe para personarse en comisaría, hasta su estancia en prisión, pasando por la preventiva. Con un estilo, desacostumbrado en su época, en el que predominan las oraciones breves y la concisión léxica. Una prosa, en ocasiones demasiado fragmentada —que encaja perfectamente con la situación física, anímica y emocional de Emmy—, que raya el expresionismo en la creación de imágenes y en la descripción de las propias sensaciones de la autora que enmarca una obra con un claro tono existencialista. En segundo lugar, Las estrofas del éter recoge diversos poemas componiendo una breve antología poética que realiza un recorrido desde 1913 hasta 1916. Así pues, podemos encontrar versos que se remontan a su vocación poética y que escribió durante sus años bohemios hasta los escritos en su época vanguardista: composiciones de La última alegría y piezas aparecidas en Die Aktion y Cabaret Voltaire. Estas estrofas muestran una evolución positiva clara en la cual canta a una frontera velada entre el día y la noche que se refugia en los brazos de Morfeo y en el decaimiento de la existencia.

La obra de Hennings muestra un descenso en la madriguera del delirio. Leer se convierte en una lucha a braza contra las olas de sentimientos y pesquisas de la autora. Un mundo mental que se ha cuarteado, y en el cual nos sumergimos en un estado inquietante y de frenesí. La vida de Emmy no es un camino de rosas (como bien se reflejó en el cómic biográfico El Ángel Dadá, también publicado por El paseo): adicción a las drogas, prostitución, episodios carcelarios… Por lo que, a través de pistas, por ejemplo, en Cárcel, podemos elucubrar que se esconde tras los episodios de pérdida de memoria, malestar y convulsiones. La obra literaria de Hennings es una delicia que conmueve al lector y le hace cómplice de las pequeñas denuncias que se esconden tras los silencios de sus palabras. Una obra olvidada y más que merecida de rescatar. Si en su época fue original y cautivó, hoy en día no deja de sorprender de la manera más grata. No dejéis la oportunidad de descubrir a esta gran escritora.

Dejar respuesta