Zidane: el regreso de una leyenda

0
275

El Real Madrid hace oficial el nuevo cargo que desempañará a partir de ahora uno de los mejores jugadores de la historia del club: Zinedine Zidane cambiará su cometido como asesor del presidente y ocupará la función de consejero. Éste ya dijo el día de su presentación en 2001 que era un futbolista que había nacido para jugar en el Real Madrid y por lo que parece también lo hizo para ayudar en las relaciones entre el primer equipo y Florentino Pérez.

Zizou se muestra muy emocionado al aceptar este nuevo puesto: “Estoy contento por poder acercarme más a este club y a este equipo. Es un cargo que se va a ir definiendo poco a poco. Estoy muy feliz de poder presentarme. No es un fichaje, pero para mí sí lo es. Voy a intentar colaborar con el equipo, estando entre el presidente y la plantilla”.

Desde su retirada como profesional, el inolvidable héroe de Glasgow, ha permanecido muy ligado al club: “Voy a estar más cerca de la plantilla, a viajar con el equipo en Champions. Vamos a empezar por ahí, pero vamos a ir poco a poco. En el día a día, voy a estar con el equipo en Valdebebas. Progresivamente, vamos a ir definiendo más las funciones, pero lo más importante es que voy a estar cerca del equipo. A nivel personal, me va a venir bien, porque ver los entrenamientos desde fuera te hacer ver cosas diferentes a las que he ido aprendiendo en el campo”.

Zidane entra a formar parte del equipo de Mourinho y se muestra impaciente por empezar: “Él quería que yo estuviera aquí. Hemos hablado de lo que es el Madrid y lo que significa este club. Se han dicho muchas cosas de él. Yo creo que todo lo que se está viendo hasta ahora en el equipo se debe, en gran parte, al trabajo del entrenador. Hay que seguir así. Lo más importante es que el equipo gana cosas. Estoy seguro de que Mourinho lo va a conseguir. Tiene cuatro años para mejorar el palmarés de este club. Yo voy a estar a su lado”.

El primer episodio de esta nueva aventura se produce con el viaje a Ámsterdam para el partido de Champions que enfrenta al Ajax y al Madrid: “Esta vez viajaré de manera oficial. Todo el mundo sabrá que estoy ahí. Empieza una nueva etapa de mi vida y estoy contento por ello. Además, me alegra mucho que el equipo lleva una marcha perfecta y quiero estar con ellos”.

La elección de Zidane no es casual. Hay que recordar que Florentino Pérez no paró hasta conseguir su fichaje en 2001 convirtiéndose en el más caro de la época (inolvidable aquella pregunta escrita en la servilleta). El francés es un hombre de confianza y uno de los jugadores más queridos por una afición madridista que no olvida su extraordinaria clase y detalles, como el que le llevó a renunciar a cobrar el año de contrato que le restaba, o, a trabajar de modo altruista representando al club. “El Mariscal” se despidió del Bernabéu el 16 de mayo de 2006 con lágrimas en los ojos y, ya entonces, dijo que no era una despedida.

De hecho, nunca ha dejado de pertenecer al Madrid. A su labor como asesor del presidente, se une la representación del club en actos benéficos o su función como padre, ya que dos de sus hijos, pertenecen a la cantera.

Su palmarés como futbolista está lleno de triunfos: campeón del mundo en 1998 y campeón de Europa en 2000 con Francia, Balón de Oro en 1998, mejor jugador durante los años 1998, 2000 y 2003, Champions, Liga italiana, Liga española, Supercopas de Europa, Copas intercontinentales, Supercopa de España…, con Madrid y Juventus.

Muchos quisieron ensombrecer su gran carrera tras el incidente con Materazzi en la final del Mundial de Alemania, pero lo único que demostró con esa desafortunada acción es que: es humano. Pudo equivocarse en la reacción pero éso no empaña una carrera profesional y personal, ejemplar.

Mourinho ha visto cumplido su deseo de contar con Zidane en su cuerpo técnico: “Todos queríamos que este momento llegara y su presencia sólo nos va a aportar cosas positivas. Es un gran conocedor del fútbol y tenemos mucha empatía. Estamos muy contentos porque Zidane vuelve al fútbol y a su club, que es el Real Madrid. El club, el presidente y yo le queríamos. Los jugadores saben de su calidad futbolística y personal. Va a poder estar muy cerca de ellos y establecer un tipo de relación que les va a venir muy bien. Eso, sumado a la que tiene con el club, la directiva y conmigo, me hace pensar que nos va a ser de gran ayuda a todos. Creo que Zidane nunca va a perder su lado de jugador aunque ahora ocupe un lugar más ejecutivo. Eso va a crear espacios en común con los jugadores”.

La imagen de Zidane se presume muy beneficiosa ya que quitará presión al entrenador, sobreexpuesto a los focos y analizado con lupa en cada declaración e incluso con cada gesto. Es fácil adivinar que su presencia ayudará a que el Madrid conserve la imagen de club señor que le hizo merecedor de ser reconocido como mejor club del siglo XX.

Fuentes del texto:
Elaboración propia
www.efe.com
www.as.com
www.realmadrid.com
Fuentes de las fotografías:
www.ligafutbol.com

Dejar respuesta