Zapatero, yo creo en ti

0
197

¿Qué ha hecho bien el Gobierno? Seguramente, a lo largo de estas dos legislaturas, los triunfos hayan sido numerosos, no digo que no. Pero, y como les ha ocurrido a otros gobiernos, también acumulan algún que otro sonoro fracaso. Pero cuando un Gobierno dice que algo ha salido bien porque ha tenido un final feliz, hay que creerle con los ojos cerrados.
Y yo confío. ¡Claro que ha salido todo bien! Los marineros han estado secuestrados sólo una semana, no se ha pagado rescate y en la huida de los piratas, nuestros militares se dejaron la vida por darles caza. Además, la implicación tanto del Presidente como del resto de su equipazo ha sido fundamental para este éxito ya que se pusieron a trabajar en esta crisis desde el primer minuto. Nos han mantenido perfectamente informados y nos pidieron, con toda la razón, cautela ya que se podía venir todo al traste debido a lo avanzada que estaba ya la resolución. Las familias se han sentido acompañadas TODOS LOS DÍAS, todos. Además, en ningún momento la señora De la Vega ha intentado ponerse la careta de juez y llevar a cabo un paripé judicial con piratitas traídos a nuestro país. En todo momento, el Gobierno ha estado unido y es algo que ha resultado ser fundamental para que todo haya salido a la perfección. Una sola voz, un solo objetivo: liberar a los 36 tripulantes lo antes posible sin negociar.

Las mujeres de los marineros han sabido en todo momento dónde se encontraban sus maridos. Cuando ha habido algún movimiento en el atunero, la ministra Chacón nos lo ha hecho saber. Así lo dijo el pasado 5 de Noviembre en una rueda de prensa: “Sabemos perfectamente dónde están y sabemos que están bien”. Podíamos confiar, ya que la palabra de la ministra de Defensa va a misa, y más si está avalada por los servicios de Inteligencia y el Jefe del Estado Mayor de la Defensa, que no ha titubeado en ningún momento sobre su papel en esta crisis. En relación a este asunto, la colaboración del primer ministro de Somalia -ese país perfectamente hecho y derecho- ha servido de mucha ayuda para nuestro presidente, siendo una fuente de información creible cien por cien para nuestra superministra.

En el momento de la liberación, por supuesto que los 63 piratas fueron perseguidos y disparados. Si el patrón o el capitán del barco dicen que no hubo disparos y aseguran al 99% que no se produjo un tiroteo, habrá que pensar que el trauma vivido por estas personas tras su secuestro implica tener este tipo de alucinaciones. El Gobierno estuvo trabajando desde el primer día no sólo en la liberación de los marineros sino en la persecución de esos piratas, por ello idearon la estrategia perfecta para que no pudieran escapar. Cada instante resultaba vital. No había que desperdiciar ni un minuto… ni dos. Lástima que pese a todo el empeño de nuestros militares, que no tenían en mente más que la insistente consigna del Gobierno de capturarlos, escaparan. Pero no pasa nada.

Como todo se ha hecho bien, los piratas vuelven a casa con las manos vacías. Se decía que ocho de ellos tenían pensado con el dinero del botín -qué osadía pensar que por secuestrar un atunero español van a obtener dinero- se iban a casar. Otros iban a gastarlo en grandes fiestas y orgías donde las prostitutas y la droga se convierten en productos de primera necesidad. Los comerciantes no han podido finalmente subir sus productos incluso hasta un 100% más de lo que cuestan. Claro, no hay dinero. Los piratas vuelven con las manos vacías. Quizá muchos se piensen en dejar este arriesgado trabajo después de que el Estado español les haya, literalmente, machacado.

Sí, lo confieso, no dudo ni tengo por qué hacerlo. Todo ha salido bien. Como dice José Antonio Alonso, todo es gracias a la forma de gestionar la crisis del Gobierno.

Cuando los marineros fueron liberados, temí qué iba a ocurrir el día después. Lo que no puede ser es que la oposición se eche encima del Gobierno. No, no lo admito. Quizá suene antidemocrático pero propongo a José Bono para futuras Sesiones de Control que prohíba a la oposición interpelar al Gobierno en asuntos cuya gestión haya sido excelente. La oposición está quemada y no sabe cómo obtener rédito político. Todo vale, incluso ponerse del lado de los piratas para colocarse por delante del Gobierno en las encuestas. Los populares piden la reprobación de medio Ejecutivo y la comparecencia urgente de Zapatero. De momento, han provocado que la señora De la Vega decida motu propio acudir a explicar lo que para todos está claro: que todo se hizo bien. No sé ni por qué les da ese gusto, señora vicepresidenta.

Lo que sí resulta extraño es que el resto de las formaciones políticas tengan la desfachatez de ponerse también en contra. Incluso IU se ha atrevido a criticar la “autosatisfacción” del Gobierno. Desde PNV se piden dimisiones. Pobres, añoran el poder en el País Vasco y arremeten contra lo que sea. Y ERC es capaz de hablar de un “doble rasero” al “negociar con los piratas del Índico y mantener la puerta cerrada en otros escenarios de diálogo para la resolución de conflictos”. Otros que están furiosos porque los socialistas catalanes cada vez más se alejan de sus premisas independentistas.

En definitiva, no entiendo nada. Todo se hizo bien. Zapatero, yo te votaré cuando decidas que haya elecciones. Quizá las adelantes abrumado por las circunstancias, pero siempre tendrás mi apoyo y mi ceja levantada.

Fuentes del texto:
El País, El Mundo y ABC (18 y 19 de Noviembre de 2009)
Fuentes de las imágenes:
lwww.lasextanoticias.com

Dejar respuesta