Ya era hora

0
228

El fútbol es así. Frase manida y repetitiva que por su simplicidad y obviedad puede ser mirada con recelo por aquéllos que buscan más explicaciones donde, sinceramente, no las hay. Y el mejor representante del mandamiento universal del deporte rey es el Atlético.

No hace mucho, los colchoneros eran abucheados, insultados y apaleados a la salida del Vicente Calderón. Que si un mercenarios por allí, que si la madre de no se quien es no se cuánto… Un sin vivir que se llevó a Abel por delante, que tenía a Cerezo con un nudo en la garganta y que invitaba a no ilusionarse, a tomarse la temporada con resignación.

Meses después, con Quique al frente y con los mismos mercenarios, la afición rojiblanca ya sabe lo que es ganar en Europa. Porque mejor es llegar tarde que no llegar, y porque qué más da que fuese el Fulham y no un grande de Europa. Revolcarse en la gloria con Neptuno es tan gratificante que se olvidan los insultos y se obvia que algunos futbolistas de los que han hecho posible esto, lo han pasado francamente mal.

Por ello es justo reconocerles que ni ayer eran tan malos, ni hoy son tan buenos. Pero eso mejor para la resaca del éxito. 14 años han pasado desde que los atléticos sacaban pecho con el doblete. 14 años después la cosa puede devolverles lo que muchos creen que se merece. Ya era hora.

Brugal: Un uruguayo como Forlán bien vale una Copa de la UEFA (sí, no me gusta el nuevo nombre) y una copa de Brugal.

Garrafón: ¿no está bajando el nivel de las competiciones europeas? ¿Es justo que algunos equipos pasen empatando partidos a una finalísima?


Fuente del texto:
Elaboración propia.

Fuente de la fotografía:
www.daylife.com

Dejar respuesta