Xavi, tócala otra vez

0
206

Dice David Trueba que te haces mayor el día que tu jugador favorito es más pequeño que tú. Parece una cosa poco importante, pero para los que somos futboleros es una forma perfecta de saber cuando dejamos de ser niños y nos convertimos en adultos. Yo, que nací en 1986, cada día tengo más complicado ser Peter Pan porque hay jugadores nacidos al calor de la década de los 90 que me hacen disfrutar como un adolescente cada fin de semana. Jugadores como el Kun Agüero, Ander Herrera o Iker Muniain son el fiel reflejo de que lo mejor en el deporte rey aún está por llegar. Como pueden comprobar, no he incluido en esta lista el nombre de Leo Messi porque como dice el entrenador del Deportivo de La Coruña, Miguel Ángel Lotina, “Messi es Messi y el resto son futbolistas”.

Puede que esta sea la razón por la que siga fijándome en craks mayores que yo. Y por encima de todos ellos, me quedo con Xavi Hérnandez. No tengo la suerte de conocerle personalmente, nunca en mi vida le he entrevistado, pero cada vez que le veo jugar logra sacarme una sonrisa durante 90 minutos y cuando le escucho ante los medios de comunicación me parece una persona muy sensata. El genial centrocampista catalán tiene una virtud por encima de sus compañeros: Ama y entiende el juego. Lo pudimos comprobar en el genial Informe Robinson que los compañero de Canal + elaboraron tras la conquista de la Copa del Mundo de Sudáfrica por parte de la selección española. En ese reportaje, el 8 de “La Roja” explica ante una cámara todas y cada una de las decisiones (siempre acertadas) que tomó en caliente, en pleno partido, durante el mundial. El taconazo a Villa para prolongar un pase iniciado por Iniesta que terminó en gol y supuso dejar fuera a la Portugal de Cristiano Ronaldo o la asistencia a Puyol tras botar de manera magistral un saque de esquina que a la postre significó nuestro pase a la gran final tienen mucho más valor cuando descubres que todo salió según lo previsto, que pese a ser deporte no había lugar a la improvisación.

Como dice Luis Martín, periodista de El País, “La trascendencia del juego del volante de Terrasa valoriza los éxitos del conjunto azulgrana y remite a los más grandes triunfos del fútbol española, por su influencia en una manera de jugar, en un estilo. Busca el balón o el balón le busca a él, en lo que empieza a ser un enigma por discernir”

En una entrevista con Juanma Castaño, Xavi expresó con educación lo que muchos piensan pero no se atreven a decir. Dijo que Mourinho era un gran entrenador, pero que no iba a pasar a la historia del fútbol porque no iba a dejar una herencia. Él si que la va a dejar. Una herencia millonaria, la que posemos todos los que disfrutamos en directo con el que ya es, por méritos propios, el mejor jugador de campo que jamás ha visto el fútbol español.

Dejar respuesta