WWF hace bailar y pedalear a los ciudadanos durante la Hora del Planeta

0
141

Gracias a la campaña mundial La Hora del Planeta de World Wildlife Fund  (WWF) que se celebró el pasado 23 de Marzo, edificios y monumentos importantes de España se apagaron durante 60 minutos.

 Fotografía: Gemi Navas
Fotografía: Gemi Navas

En Madrid se realizaron varias actividades en la Plaza de Oriente con el objetivo de concienciar a la multitud y de recibir más atención por parte de los ciudadanos. El evento comenzó a las 18:00 horas con un juego para niños y adultos en el que, previamente organizada por equipos, junto con un mapa debían trasladarse por puntos informativos donde recibirían pistas sobre las energías renovables y la eficiencia energética. A las 19:15 horas comenzó en ensayo general del baile de La Hora del Planeta, la coreografía fue creada por la escuela profesional Wosap,  en la página web de WWF podíamos encontrar varios días antes un flasmob donde la escuela nos enseña paso a paso esta coreografía. Los ensayos terminaron a las 20:00 horas y comenzó el baile multitudinario acompañado con la música de David Guetta.

Los 60 minutos de apagón comenzaban a partir de las 20:30 pero pocos minutos antes, edificios como el Palacio Real y las farolas que alumbraban la plaza donde se realizaron estas actividades fueron apagándose hasta que finalmente la Catedral de la Almudena, el último de los edificios emblemáticos en las inmediaciones de la plaza, se apagó. La Puerta de Alcalá, la Cibeles, el Monasterio del Escorial o el Palacio Real de Aranjuez también se unieron a esta campaña, incluso rótulos luminosos simbólicos como los que se encuentran en Gran vía pasaron una hora a oscuras.

Durante la Hora del Planeta los voluntarios de WWF o cualquier ciudadano que quisiera unirse a la actividad, pedaleaban en cuatro bicicletas para iluminar con energía limpia un camino de luces que terminaba en la silueta de un oso panda, la imagen de la organización. Estas bicicletas son de CiclaLab, un colectivo de ecologistas e inventores que promueven la sostenibilidad fomentando el ciclismo urbano.

El evento terminó a las 21:30 cuando se encendieron las luces nuevamente. La campaña tuvo un gran seguimiento por parte de los ciudadanos, incluso los más pequeños disfrutaban de esta iniciativa, cantando canciones sobre la defensa del planeta o pintándose la cara como un panda.  Sin embargo, en las zonas relevantes cercanas a la Plaza de Oriente, eran muchos los que mantenían su alumbrado intacto como la Puerta del Sol que no apagó sus luces durante la Hora del Planeta. Aun así España bate su record de participación con más de 200 ciudades inscritas en la campaña, en la página web www.horadelplaneta.es/pages/ayuntamientos se pueden ver todos los edificios que se han apagado en el país. Por otra parte, se han unido nuevos países como Palestina, Túnez o Galápagos, la cifra total de participación es de más de 150 países y territorios en la campaña de este año.

WWF año tras año lucha por conceder al planeta una hora sin luces, 60 minutos de descanso que pueden ayudar a evitar los efectos del calentamientos global o controlar las emisiones de CO2 llamando la atención de los gobiernos de cada país.

 

Fotografía: Gemi Navas

Dejar respuesta