When You’re Strange, una nueva forma de entender las películas biográficas

1
249

When you’re strange es la forma que ha tenido la NBC de dar la razón a todas aquellas personas cercanas a Jim Morrison que no veían representada en la película de Oliver Stone de 1991  la verdadera personalidad del carismático cantante.

Se trata de un documental que consiste en un montaje de imágenes y vídeos reales de los Doors en torno a una fuerza dramática y narrativa muy poética y reveladora: Jim no fue un drogadicto infantil y promiscuo.

Pero el largo es mucho más que una sencilla cadena de elementos relacionados entre sí por una línea temporal o literaria. Ni siquiera se limita a hablar de Jim Morrison y dejar todo lo demás para luego. Va poco a poco deslizándose por la vida del grupo, definiendo las características que tuvo en un inicio -inestabilidad por la falta de un bajo, misterio en el sonido de los pianos y la guitarra, el jazz y la improvisación-; va recorriendo la evolución de su mentalidad como músicos y la verdadera trascendencia de las relaciones personales que se vivía entre bambalinas; desde Strange days hasta LA Woman. El trabajo de Tom DiCillo nos muestra un gran conocimiento musical así como un profundo trabajo de investigación de las actitudes que han dado lugar a importantes acontecimientos para la historia de la música.

Algunos de los momentos más oscuros también quedan reflejados. Uno de ellos sería el de la misteriosa muerte de Morrison, a la que se le quita bastante peso. Muerto en la bañera y punto. Otro sería el de la exhibición de sus genitales en Miami. La película simplemente hace hincapié en que no había pruebas de que realmente este hecho se produjera tal como muchos testigos presenciales describen. De hecho, Jim ya ha sido absuelto de dicho crimen por el que tuvo que huir a París.

Sólo hay una persona en el reparto de la película, amén de los mismos Ray Manzarek, Robby Krieger, John Densmore y Jim Morrison; y ésa es Johnny Depp. El actor es el narrador de la historia. Pone voz a la línea argumental que se va desarrollando en la película. En un primer momento era la voz del propio Tom DiCillo la que narraba, pero la cambió por la del conocido actor porque la suya resultaba demasiado monótona. Los resultados hablan por sí solos: críticas favorables en festivales como el Festival de Cine de Sundance, el de Londres, Berlín o el de San Sebastián. De hecho, la verosimilitud de la obra es tal que algunos críticos comenzaron a abandonar una de las salas donde se estrenaba la película al pensar que era imposible que las imágenes fueran reales.

Existen otros documentales pretéritos sobre bandas: Shine a light de Rolling Stones, Some kind of monster de Metallica. Pero ninguno cumple este formato, en el que se recorre la vida de la banda con imágenes reales y sin entrevistas a personajes famosos, a conocidos del grupo, a los mismos músicos, a los vídeos que se pueden recuperar de una gira particular o a un concierto, como el de The last watz sobre The BandWhen you’re strange ha cambiado la clave y, evidentemente, el tono de las notas también suena muy diferente. Estaremos pendientes de lo que esto supone.

Imagen: Página web oficial.

1 Comentario

Dejar respuesta