Wert aumentará las becas Erasmus pero rebajará la duración del intercambio

0
54

El Ministerio de Educación incrementará el curso que viene la cantidad de dinero percibida por los Erasmus españoles pero reducirá el periodo de estancia. Tras la polémica por un recorte en las becas de movilidad europea que al final no llegó a ser, llega ahora el debate por la estancia de seis meses.

bbb

Al cambio de nombre se le une cambio presupuestario y de permanencia en el lugar de destino. El nuevo programa Erasmus+ (Erasmus Plus) trae consigo un aumento en el dinero dado a los Estados participantes en el programa. Sin embargo, la intención de no dejar a nadie sin beca, como se planteó en noviembre del año pasado, supone reducir el tiempo de estudio en la universidad extranjera.

De media los estudiantes recibirán 250 euros mensuales, frente a los 215 actuales. A esto hay que sumarle las becas comunitarias de aquellas autonomías donde se concedan. Asimismo, los beneficiaros de una beca general durante el año anterior dispondrán en total de 350 euros de media. Además, por primera vez las cantidades variarán de acuerdo al coste de vida de cada país por lo que un estudiante en Portugal y otro en Suecia no percibirán lo mismo, pudiendo haber una diferencia máxima de 100 euros. Por otro lado, los canarios, por su condición de isleños, podrán optar hasta 750 euros.

La cuestión ha dejado de ser el importe de la beca para serlo la duración del programa. El problema surge cuando los estudiantes no están seguros acerca de si 6 meses son suficientes o no. Hay quien considera que no, que nuestros estudiantes no tienen un buen nivel de idiomas y cuando lo están afianzando se tienen que volver.

No obstante deberíamos plantearnos el fin de la becas de movilidad. Es cierto que la llamada ‘fiesta Erasmus’ no es el objetivo, aunque ocurra como efecto colateral. El aprendizaje de idiomas tampoco lo es. Se exige prueba de nivel para cursar los estudios. Por ello es necesario un previo dominio, amén de que la mayoría de las universidades exigen entre un nivel B1.2 y C1 del Marco Común Europeo para cursar estudios en inglés en su centro. En cuanto a viajar, por ocio desde luego que no. Existen las compañías de vuelo low cost o el interrail, también de iniciativa europea.

La propia Unión Europea lo definió como una manera de compartir conocimiento y experiencias, mejorar las habilidades de los estudiantes y las futuras oportunidades laborales y acercar a las universidades entre sí. Montserrat Gomendio, Secretaria de Estado de Educación, destacó que España debe encajar “con la organización académica de Bolonia y a alinearse con el resto de países”. Y lo cierto es que la mayoría de universidades europeas realizan intercambios de seis meses.

Dejar respuesta