Desde su venta al grupo chino Wanda en 2014, el Edificio España ha sido protagonista de multitud de noticias sobre su reforma o no reforma. Cuando Wanda adquirió el edificio, éste llevaba años en desuso. Hasta 2006 sirvió como sede del Hotel Crowne Plaza, un centro comercial, apartamentos, viviendas y oficinas. Un año más tarde se inició un proceso de rehabilitación con el fin de albergar un nuevo hotel de lujo para el año 2010. Pero todo quedó en un mero proyecto: sólo se completó el proceso de vaciado. Y así permaneció (y permanece) el Edificio hasta el día de hoy.

Ubicación de los principales rascacielos en el mundo

Los millones chinos llegan a España

El Banco Santander fue el propietario del inmueble hasta que el 19 de marzo de 2014 Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid, confirmó la venta del Edificio España al Grupo Wanda por 256 millones de euros.

Wanda es un conglomerado empresarial fundado en 1988 en la ciudad china de Dalian, al noreste del país. Sin embargo, su sede central se encuentra en la capital, Pekín. El grupo opera principalmente en cuatro sectores: cultura, turismo, hoteles de lujo y centros comerciales. En menor medida, también maneja negocios en cine y deporte.

El dueño de Wanda es el magnate Wang Jianlin, considerado el mayor promotor inmobiliario del gigante asiático. Con una fortuna estimada en 30.000 millones de dólares, es la persona más rica de China, según la revista Forbes. Tras años en el Partido Comunista Chino (su padre sirvió con Mao Zedong), entró en el mundo inmobiliario de la mano de la empresa Xigang Residential Development. En 1992 fue nombrado Mánager General del Grupo Wanda y al año siguiente ya era su CEO.

Sin embargo, su fama internacional llegó tras la compra del Edificio España en 2014 y la adquisición del 20% de las acciones del Club Atlético de Madrid. Jianlin y Wanda son también unos de los artífices del crecimiento que está experimentando el fútbol en China.

¿Quién es Wang Jianlin?

El Edificio España, un icono de Madrid infrautilizado

¿Cuál es la historia del Edificio España antes de la llegada de Wanda? No es un edificio más, es un emblema de uno de los puntos más céntricos de la capital: Plaza de España. Cada día miles y miles turistas pasan delante del Edificio España y contemplan su estructura, intacta desde hace casi seis décadas.

Los primeros rascacielos de Madrid

El rascacielos es obra de los hermanos Joaquín y Julián Otamendi y su construcción se inició en 1948. Su coste aproximado fue de 200 millones de pesetas. Tenía 28 plantas y 117 metros de altura. El objetivo de esta obra era representar a un país moderno, que poco a poco se iba abriendo al mundo tras los años de Guerra Civil. Fue inaugurado cinco años más tarde, siendo propiedad de Metrovacesa.

En los años 70 y 80, Plaza España fue el principal centro de negocios de Madrid, pero su importancia comenzó a decaer en la década de los años 90, sucumbiendo al auge de otras zonas como el Paseo de la Castellana. El edificio se alzaba con una forma compacta y dos colores distintivos: blanco y naranja. El interior de este mastodonte decorado con mármol ofrecía una terraza con jardín y una piscina que era la delicia de los asistentes. Además de los inquilinos de una noche del Hotel Crowne Plaza, en el edificio vivían madrileños, que disponían de las últimas novedades domésticas.

Cincuenta años después de su apertura, el rascacielos fue adquirido por 389 millones por el Banco Santander. En 2007 se procedió a la reforma integral, anteriormente mencionada, de los 65.000 metros cuadrados, 32 ascensores y escalinatas neobarrocas del Edificio España para abrir camino a un hotel, locales y viviendas de lujo. Entonces, se fijaba 2010 como el año de la apertura. Sin embargo, la llegada de la crisis paralizó el proyecto y, desde hace ocho años, el edificio que corona Plaza España se erige con el esqueleto al completo, pero vacío. Y ahí apareció Wanda.

Evolución de las edificaciones en Plaza España

Ayuntamiento vs Wanda, un combate de muchos asaltos

Ambas partes llevan enfrentadas desde que el Edificio España cayó en mano chinas. La intención del Grupo Wanda era clara: reformar el edificio de manera integral, únicamente manteniendo la estructura del rascacielos. El plan del inversor chino era construir alrededor de 300 viviendas, un hotel de más de 20.000 metros cuadrados y un centro comercial de cinco plantas.

Pero la polémica llegó con una de las partes del proceso de reforma: el mantenimiento y conservación de la fachada. En julio de 2015 Wanda recibió los informes que había solicitado para llevar a cabo la reconstrucción del Edificio España. Y todos conllevaban un detalle, a priori pequeño, pero que está haciendo correr ríos de tinta: no se podía mantener la fachada del edificio.

¿El problema? El artículo 4.3.9.7.c) de las Normas Urbanísticas del Plan General de Ordenación Urbana. Este artículo impide el desmontaje de lo que es considerado patrimonio histórico de Madrid.

Ni tan siquiera permite la propuesta de la posterior reconstrucción de la fachada tal cual era, al estilo que se hizo en la reconstrucción del Campanario de San Marcos (Venecia).

Desde entonces se han sucedido las reuniones y los rumores: acuerdos, rupturas de acuerdos, puesta en venta del inmueble por parte de Wanda, etc. De momento, esto solamente parece la punta del iceberg. Como se suele decir, continuará.

Cómo reformar el edificio España sin derribar la fachada (ECD)

¿Qué opina la calle?

Nos dirigimos, cámara y micrófono en mano, a Plaza de España. Allí entrevistamos a españoles y chinos para que nos dieran su opinión sobre el tema. Hemos llegado a las siguientes conclusiones:

  • Los españoles son más reacios a la reforma del edificio.
  • Los chinos creen que la reforma favorecerá a la creación de puestos de trabajo.

Pero todo esto es sólo un pequeño extracto. A continuación, la encuesta completa.

La calle opina sobre Wanda y el edificio España

Dejar respuesta