W∆Z: Tanto amas, tanto mueres

0
355

El pasado 29 de Febrero se estrenó en todas las salas de cine españolas “WrZ” una de los más originales y mejores thrillers con asesino en serie de los últimos años, desde la mítica “El Silencio De Los Corderos”. Aunque tanto su estética como su premisa argumental recuerdan más a la sobrevalorada “Seven” de David Fincher, se aleja de ésta con un magistral giro argumental y con uno de los mejores finales vistos en pantalla grande. WrZ es lo que aparece marcado en la piel de las víctimas de lo que parece ser un asesino en serie en el Nueva York actual. Es una fórmula matemática relacionada con la supervivencia de las especies.El detective Eddie Argo, interpretado por Stellan Skarsgard, y su novata compañera, Helen Westcott, intentarán encontrar al culpable de la serie de asesinatos. Los patrones de los crímenes son la ya citada marca, WrZ, dos víctimas a la vez , delicuentes y una de ellas muere electrocutada. Los dos detectives se verán demasiado involucrados en la serie de asesinatos, donde descubrirán que el amor es lo que decide si vives o mueres.

Después del reciente éxito de “Saw” y sus secuelas muchos han sido los títulos que han intentado emular ese éxito trayendo a nuestras pantallas asesinos de todas las nacionalidades, reales o ficticios, y de todas las clases,  pero que solían ser pobres imitaciones de los clásicos del género, como la ya citada “El Silencio De Los Corderos” o “Seven”. La película que nos ocupa, lógicamente intenta aprovecharse de ese éxito, pero lo hace dotando de razón y motivos al asesino y jugando con el amor en todas sus variantes: el amor de un futuro padre a su novia embarazada, entre dos hermanos, una madre y su hijo, abuela y nieto, dos amantes…. La muerte dependerá de lo que realmente ames a tus seres queridos.

La primera escena, una mujer embaraza electrocutada y con la marca del asesino, prepara al espectador para la dureza de las sucesivas imágenes que irán apareciendo. Con un ambiente sombrío, heredado de “Seven” y centrado en los suburbios de Nueva York va mostrando la cruda realidad de las luchas entre bandas, las drogas y las víctimas a las que arrastra, y la corrupción en la policía. Con un giro argumental muy habitual en el suspense actual, que nos desvelaremos, iremos conociendo la identidad del asesino, sus motivos y su manera de asesinar. Esto último resulta lo más fresco del film junto con el emocionante final.

Dirigida por Tom Shankland esta coproducción entre USA y Reino Unido tiene varios rostros conocidos. Stellan Skarsgard, visto en “Rompiendo Las Olas”, la saga “Piratas Del Caribe” o “Los Fantasmas De Goya”, está magnífico en su interpretación del duro detective Eddie Argo, llevando sobre sus espaldas el peso de la película y protagonizando las escenas más memorables. Del resto del reparto la cara más conocida es Selma Blair de la saga “Hellboy”, como Jean Lerner, una antigua conocida del detective Argo. Melissa George, como la compañera novata de Argo, Helen Westcott, es la que a través de sus ojos seremos testigos de su inexperiencia, de las ganas de hacer las cosas bien y de la admiración que profesa a su nuevo compañero.

Puede parecer una más de asesinos en serie, pero realmente es una película intensa y sobre todo muy emotiva con la presencia del amor en muchos fotogramas, sobre todo en los finales. Algo distinto a lo que nos tiene acostumbrado este género, donde no faltarán los cadáveres y la sangre, pero al salir del cine quedará la impresión de haber visto una bellísima historia de amor.Es el triunfo del amor sobre la muerte y la venganza.

Dejar respuesta