Vuelven los clásicos, vuelve el Madrid-Barça en la final de Copa

0
120

Copa_del_Rey_logo_since_2012Era la final soñada y prevista antes de empezar la competición, y se hará realidad en abril. Será la séptima final de Copa del Rey entre ambos conjuntos. Solo queda ponerse de acuerdo en el escenario que albergará el encuentro y la fecha elegida para el mismo.

Los blancos llegan a la final tras superar a Xátiva, Osasuna, Espanyol y en semifinales al Atlético de Madrid. Este último partido se preveía más competido de lo que fue, conociendo los últimos precedentes entre ambos, pero tras un resultado en la ida de 3-0 a favor del Madrid, la vuelta fue un mero trámite que finalizó con un global de 5-0. Además, los blancos llevan una racha de grandes resultados, no solo en Copa -donde Íker Casillas ha batido el récord de imbatibilidad llegando a la final sin encajar gol-; también en Liga donde se han reenganchado a la cabeza.

En cambio, el Barça ha llegado tras doblegar a equipos como el Cartagena, Getafe, Levante y Real Sociedad. Este último partido sirvió para ratificar el regreso y el gran estado de forma de Leo Messi, lo que le convierte en el máximo goleador de la competición, para consolidar la mejoría de juego mostrada en partidos como ante el Sevilla, y también para que Gerardo ‘Tata’ Martino llegue a su primera final con el conjunto azulgrana. Además será un partido en el que los culés querrán vengarse de la final de Copa vivida en Mestalla en 2011, y donde cayeron gracias al solitario cabezazo de Cristiano Ronaldo en la prórroga.    

Ahora las dudas pasan a otros dos entornos. En primer lugar, el estadio donde se disputará. Todo apunta a que tras la indecisión de los dos conjuntos sobre cuál debe ser el escenario, la Federación Española de Fútbol (RFEF) se lavará un poco las manos y decidirá Mestalla. Además todos tienen muy presentes el ‘Centenariazo’ del año 2002 ante el Deportivo de La Coruña, y el Barça no quiere que su máximo rival pueda celebrar una posible victoria en su feudo. Elegir Mestalla significaría menos aforo que en los estadios de los equipos finalistas, pero ambos evitarían celebraciones no gratas. En definitiva, se conocerán más datos en el momento en que Federación y representantes de los dos clubes se reúnan en la Ciudad del Futbol de Las Rozas, cerca de Madrid.

La siguiente cuestión que preocupa y no está clara, es la fecha en la que se jugará la final. La cita desde el principio estaba prevista el sábado 19 de abril, pero en la reunión prevista para la semana entrante, los dos clubes podrían pedir a la RFEF adelantarla al 18 de abril, un día antes y Viernes Santo. El motivo argumentado sería el de poder preparar con más tiempo unas supuestas semifinales de la Champions League, que se jugarían el martes y miércoles de la siguiente. Sería al estilo de muchas ligas europeas con equipos en la máxima competición continental, que juegan los viernes para tener más tiempo y poder disponer del mayor número de equipos en la competición liguera de cada país. A España, de momento, no ha llegado esa innovación en el calendario.

La decisión final dependerá de esa reunión: entonces se conocerá definitivamente el estadio y la fecha fija para la celebración de la final de Copa que corona el enfrentamiento entre los dos clásicos del fútbol español.

Dejar respuesta