Vuelve el ‘Torpedo’

0
407

Entre la marabunta de noticias de las últimas semanas ha pasado una casi desapercibida, aunque no por ello menos interesantes que el recuento de los tacos que tienen en sus tobillos Messi y Ronaldo. Vuelve a la acción Ian Thorpe, el fantástico nadador australiano, con los Juegos Olímpicos de Londres entre ceja y ceja.

Es muy sorprendente que el regreso a las piscinas de alguien que tiene nueve medallas olímpicas haya pasado tan de puntillas en este país. Sí, España no es una potencia en natación (¿de verdad no lo es con las chicas de la sincro, Rafa Muñoz o Mireia Belmonte?); pero no hay que olvidar que, junto al atletismo, este deporte es el que más protagonismo acapara en unos Juegos Olímpicos. Por poner un ejemplo, el regreso de Thorpe supondría lo mismo que el regreso de Zidane, a día de hoy, a los terrenos de juego.

Han pasado cuatro años desde que el Torpedo decidió dejar de lado el bañador, cansado de pelear contra las lesiones y contra las nuevas generaciones, encabezadas por Michael Phelps, otro que ya habita por derecho propio en el Olimpo de los nadadores. Thorpe lleva un tiempo entrenándose en secreto en Australia y no resultará complicado ver cómo obtiene las marcas para Londres -el talento nunca se pierde y la forma física se recupera-, pero el deporte que abandonó se parece poco al que se encontrará.

Para empezar, la normativa de la FINA en materia de bañadores ha cambiado, prohibiendo aquellos cuyos materiales otorgaban una ventaja extra a los competidores. Por otro lado, la juventud de aquellos que destacan es cada vez más insultante. Hay que tener presente que ya hay quien considera que el tiempo de Phelps ya pasó, a sus tiernos 25 años.

Sería algo ingenuo pensar en un duelo bajo el sol entre Phelps y Thorpe en las distancias más cortas (100 y 200). El regreso de otros grandes del deporte ha tenido mucha incidencia en ámbitos como el publicitario o el de la afición, pero la historia dice muy poco en favor de aquellos que vuelven a competir para pelear por la gloria de nuevo (Michael Jordan en su etapa wizard, Michael Schumacher, Monica Seles, Diego Maradona…)

Lo que sí aportará Thorpe es una nueva ilusión por la natación, algo dormida tras la exhibición de Michael Phelps en Pekín, con su polémica con Cavic incluida y la falta de un referente que verdaderamente le ponga en aprietos. Ya no existen secundarios de lujo como Pieter van den Hoogenband o Aaron Peirsol (retirado tres días después del anuncio del regreso de Thorpe), aunque la prensa especializada apunta al alemán Paul Biedermann, quien ya derrotó al Tiburón de Baltimore en Roma. Veremos.

¿Cómo ha sentado esta noticia en Baltimore? De momento hay poco que decir, más allá de que se está cocinando un videojuego para la Xbox inspirado en Phelps. Sus largos periodos de desaparición tampoco ayudan mucho para mantener el interés centrado en él fuera de la piscina. En este aspecto tiene ventaja Thorpe, que siempre ha contado con mayores simpatías entre los aficionados por su (ligeramente) menor hermetismo. La mujer del César no solo tiene que ser buena; también tiene que parecerlo.

Fuente del texto:

Elaboración propia

Fuentes de las fotografías:

http://www.larazon.es/noticia/9297-ian-thorpe-regresa-de-cara-a-los-juegos-olimpicos-del-ano-que-viene

http://www.altaspulsaciones.com/ian-thorpe-regresara-olimpiadas-londres-2012.html

http://www.abc.net.au/news/stories/2008/01/29/2148572.htm

Dejar respuesta