Vuelve el ojo que todo lo ve

0
575

La vuelta del reality show presentado por Mercedes Milá, Gran Hermano, tiene prevista su vuelta a Telecinco para este próximo otoño. Tras más de un año sin los habitantes de Guadalix de la Sierra, Mediaset dará cabida en su programación a la décimoquinta edición del concurso.

Vuelve la casa más famosa del mundo. Vuelve la casa en la que millones de personas están dispuestas a pasar tres meses de su vida entre peleas, amores, pruebas, nominaciones y expulsiones. Vuelve Gran Hermano y, eso, es algo que me llena de orgullo y satisfacción, como dice nuestro querido Rey de España.

Granhermano_P1_Player3-BUENA-660x371Vagos, paletos, incultos… que sí, que todos lo que dan un paso para entrar en la casa de  Guadalix de la Sierra tienen esa etiqueta a sus espaldas más que merecida (yo ni loca aguantaba tres meses en una casa en la que tendría taladrándome la cabeza con sus gritos e insultos, cada cinco minutos, a la choni de barrio o al macarra y guaperas de turno). Vale que también Gran Hermano sea considerado un programa telebasura donde los haya, que no aporta nada a la cultura de nuestro país y en el que lo único que aportan los concursantes es cómo saber hacer un buen edredoning sin montar escándalo y que el compañero de al lado ni se pispe, cómo saber tirar un vaso de agua con hielo al estilo Indhira y cómo relatar el mayor número de insultos y palabrotas en menos de un minuto. Bueno, ¿y qué decir de cómo hacer las mejores frases hechas como las de estos concursantes tan peculiares? “¿Quién me pone la pierna encima para que no levante cabeza, quién?”, “Le voy a meter dos yoyas que le van a temblar las orejas”, “Si quiero tirarme un pedo aquí, me lo tiro, y si me lo quiero tirar aquí, pues me lo tiro”, “Pa’ chulo, chulo, mi pirulo”, ¿Dónde están los papeles de la paella?”, “Que te folle un pez muerto”, “Eres una zorra insípida”, “Que te pées”, “Es una zorrasca”… Después de este repaso a algunas de las mejores frases de las catorce ediciones de Gran Hermano podemos afirmar que parecen verduleros de un mercado de pueblo y que ninguno aspira, ni en sus mejores sueños, a llegar a ser presidente del Gobierno. Pero Gran Hermano, sigue siendo Gran Hermano.

Tengo entendido que si hablan de ti, es que algo estás haciendo bien. Estén hablando bien o mal. Si lo hacen, es por algo. Y el concurso de Mercedes Milá ha cumplido este dicho con creces. A pesar de tener miles de detractores que intentan conseguir que el programa se desvincule de la televisión para siempre, lo importante es los seguidores que sigue manteniendo después de ya catorce años. Catorce años. Nada fácil para un programa o serie permanecer más de una década en antena y seguir cosechando, como el primer día, tantos fans. ¿Alguien es capaz de mencionar algún programa, en los últimos años, que haya conseguido permanecer el mismo tiempo que Gran Hermano en emisión? Y no vale Saber y Ganar (yo creo que me moriré y seguirá Jordi Hurtado preguntando con su sonrisa de oreja a oreja) ni Cuéntame cómo pasó (que a este paso narrará la crisis de Zapatero y los recortes de Rajoy).

Gran-hermanoGran Hermano, aunque fastidie a algunos, vuelve en otoño de este año. Vuelve tras un año de parón, sí, por los bajos índices de audiencia de su última edición (ale, para los que odiéis a Mercedes Milá y a los hermanitos, queda dicho). Pero esto ha servido para hacer que el público ansie y espere con ganas y nervios su llegada. Un público que estará presente en GH15.

Me despido diciendo que para los que no lo sepáis, España es el país donde más ediciones de Gran Hermano ha habido, por algo será… Ah, por si no ha quedado claro, estoy muy muy muy contenta de que vuelva la locura, el desparpajo y la diversión de Mercedes Milá y de poder ver de nuevo a los paletos, chonis y macarras de España pelearse en una casa donde todo se ve.

                                                                                          Fotografía1  propiedad de: en.wikipedia.org

 

Fotografía 2 propieda de: mitele.es

Dejar respuesta