En la noche de ayer miércoles se vivió la despedida de una de las series de Antena 3, Vive cantando. El karaoke La Bamba y los vecinos del barrio madrileño de La Gloria dijeron adiós a sus espectadores en un último capítulo lleno de dos de sus grandes bazas: música y emoción.

1.

Nuestra vida es como una banda sonora. La coloreamos de ritmos y acordes, de melodías y sinfonías. La pintamos y decoramos de música. Nuestros pasos, nuestras decisiones, nuestros sentimientos, nuestros pensamientos y nuestros compañeros de viaje son las mejores letras para escribir nuestra canción de la vida. Y qué mejor lugar para recrear nuestra banda sonora que un karaoke, aquel lugar donde los problemas no tienen cabida y donde únicamente vale el dejarse llevar por la inspiración que despierta nuestra amiga la música.

Un karaoke del barrio madrileño de La Gloria ha sido el escenario elegido para recoger las historias y vivencias de unos personajes más que peculiares. La Bamba ha sido la protagonista de la historia de amor turbulenta y apasionada de Trini y Juanjo; la protagonista de las primeras mariposas y sentimientos, como los de Carlos y Paula; la protagonista del embarazo adolescente de María José y Jeco; la protagonista de la vida rutinaria de los dueños del bar El Caño, Candela y Mariano; la protagonista del engaño, la corrupción y el desahucio, con interprétes como Asun o Julián; la protagonista de los refunfuñeos del abuelo Julián o de las inquietudes del nieto Nacho; o la protagonista de las ideas disparatadas del gran socio, César.

2.Pero anoche el karaoke La Bamba apagaba sus focos y luces y cerraba sus puertas con llave. Para siempre. Anoche, Vive cantando se despedía de Antena 3 con tan sólo un seguimiento de 1.660.000 espectadores; un dato muy pobre y, para nada, merecido. La segunda temporada de la serie cayó al fondo del mar, disminuyendo, semana tras semana, sus datos de audiencia, lo que provocó, sin duda, su finiquito. No se entiende cómo una serie que en la temporada pasada se colocaba como uno de los grandes éxitos cosechados por la cadena privada se haya acabado convirtiendo en una serie desapercibida, una sin más, aquellas que se van por la puerta de atrás, con las orejas y la cabeza agachadas.

Vive cantando no se merecía un final tan pronto. A pesar de no haber contado con la oportunidad de grabar una tercera temporada, la ficción ha sabido poner una dulce guinda a su pastel final. Todos los “pocos” seguidores que esperaban con inquietud y tristeza el último capítulo, acabaron contentos. Querían más, claro está, pero el final no defraudó. Todas las piezas clave del karaoke La Bamba quedaron unidas para siempre. No obstante, la unión de María Jóse y Jeco no hubiera estado nada mal. Como tampoco lo hubiera estado ver la reacción de Manu al enterarse que es hijo de Trini o Juanjo o cómo éstos se daban el esperado beso de reconciliación. Por ello, Vive cantando tenía que haber tenido su última oportunidad. Una tercera temporada hubiera sido más que suficiente para cerrar a la perfección todas las tramas abiertas.

3.Ya no vamos a poder ver las meteduras de tapa de la gran Trini. Esa choni que se enfrentaba tanto a la vida que, a veces, ésta le golpeaba más duro que un terremoto o tsunami. Esa choni que destacaba por su gran corazón y su gran pasión. Ya no vamos a poder oír el chorro de voz de Paula ni como Carlos y ella se dedican las palabras tímidas y nerviosas de un amor primerizo. Ya no vamos a poder ver a Juanjo decirle a la Trini que es su droga, su maldita droga, aquella que le vuelvo loco de por vida. Ya no vamos a poder ver al increíble Jeco babeando por su prima María José; ni a las niñas, sus niñas. Ni tampoco vamos a poder ver el amor que nunca fue de Asun y César, ni el de Charo y Rafael. Ni a Elena, Molina, Manu, Geli, Candela, Mariano, Ceferino y Nacho.

Pero nunca hay que rendirse. Puede que algún día volvamos a encontrarnos a unos personajes parecidos a los de La Gloria y a algún lugar que nos vuelva a hacer vivir cantando como el karaoke de la Bamba, y es que “conozco a un tipo que dice que si visualizas algo con mucha fuerza, mucha, mucha fuerza… lo consigues”.

Fotografía 1 propiedad de www.antena3.com
Fotografía 2 propiedad de www.antena3.com

Fotografía 3 propiedad de www.antena3.com

Dejar respuesta