Vero desata la locura en el minuto 121

1
212

La selección femenina de fútbol volverá a competir en Europa dieciséis años después, tras vencer 3-2 a Escocia en La Ciudad del fútbol de Las Rozas en el partido de vuelta del ‘playoff’ del Europeo Femenino de 2013. Las chicas de Ignacio Quereda empataron a uno en la ida celebrada en Glasgow.

La fe de Verónica Boquete lleva a España a la Eurocopa 2013

‘La Otra Roja’ salió a ganar. Después del empate a uno en Hampden Park en la ida del ‘playoff’ por la fase final, el sueño por estar en la Eurocopa de Suecia el próximo año aún podía realizarse. Restaban 121 minutos de infarto.

Escenario épico, el cielo encapotado y las gradas repletas de niñas coreando el nombre de sus ídolos. Sonaba el pitido inicial y las españolas mostraban sus garras, actitud ausente en la ida. Amagaron unos cuantos tiros a puerta de Verónica Boquete o de Sonia Bermúdez, pero parecieron relajarse a los 25 minutos de partido. La lluvia empezó a caer, y las escocesas, al mando de Anna Signeul levantaron la cabeza. España se cerraba atrás y las veía venir. Se notaba que el Tartan Army había hecho su trabajo, la presión podía con España y el balón no duraba más de tres segundos en las botas de las locales. Sin embargo, al filo del descanso, la oportunidad la pudo materializar Adriana Martín tras un fallo en la defensa escocesa, pero que Gemma Fay, bajo palos, atajó.

A la vuelta del descanso nada había cambiado, y el gol escocés no se hizo esperar. Llegó tras un centro cruzado, que Emma Mitchell empujaba hasta el fondo de la red y Ainhoa Tirapu no lograba tocar. 0-1 en el marcador y a remar contracorriente. Llamó a todos la atención el ímpetu con el que Boquete animaba a sus compañeras, quedaban 28 minutos y había que empatar para forzar la prórroga.

Doce minutos más tarde, una jugada que empezaba Jennifer Hermoso por la izquierda acababa con el balón en los pies de Adriana, que tras cambiarlo de pierna y acomodárselo en su derecha al filo del área, efectuaba un tiro con la rosca perfecta, inalcanzable para la portera escocesa.

Pasaron los minutos y la oportunidad del pase directo recaló en las botas de Sandra Vilanova, pero la suerte estaba echada y el cronómetro mandaba el encuentro a su tercer tiempo.

Ignacio Quereda aguantaba con el once titular, mientras Signeul aportaba aire fresco a su plantilla. Comenzaban treinta minutos de agonía, puesto que Kim Little no perdonó al tener la ocasión de volver a adelantar a las suyas con un tiro ajustado al segundo palo. El sueño español quedó empapado en el césped, y de nuevo, Boquete insistía en animar. Confiaba en la victoria, necesitaban marcar dos goles en veinte minutos.

Twitter se rindió ante la selección femenina.

El tiempo corría y las ocasiones no llegaban, España parecía descentrada. Los pelotazos arriba no llegaban con su propósito y la defensa escocesa los atajaba en altura. La desesperación se hacía en las gradas, y los seguidores, que minutos antes habían hecho que la etiqueta “#futfem” fuese el tema del momento durante más de media hora, no podían despegar los ojos de la pantalla.

Entonces llegó Mesi. Silvia Meseguer dio un zapatazo al cuero y nadie pudo contener la alegría en Las Rozas, era el 2-2 esperado. Pero aún quedaba uno por marcar, y tan solo restaban siete minutos para el final de la segunda parte de la prórroga. El presidente de la federación, Ángel María Villar, ya había abandonado las gradas, pero la esperanza parecía latente sobre el césped.

Unas manos claras en el área rival propiciaron que Verónica Boquete se encaminase hacia el balón desde los once metros. Se hizo el silencio, el sueño estaba al alcance de la mano. Milésimas de segundo; decisión, valentía y coraje se leían en la cara de quien durante todo el partido había animado y confiado en sus compañeras.

El fútbol muchas veces es injusto.

Fay, con aplomo, atajó el disparo. Seguía el empate en el luminoso, mientras Boquete se tapaba la cara con la camiseta. Nadie entendía nada, pero restaba un minuto de añadido y el fénix resurgió de sus cenizas. 

Deborah García galopó por la banda derecha y puso el balón al punto de penalti, Erika Vázquez lo sentó con la cabeza y Boquete, tras revolverse, golpeaba el balón. Minuto 121. Se contuvo el aliento en cada bote, y parecía que Fay podría agarrarlo sin problema alguno, pero la suerte esta vez estuvo de parte de las españolas, el balón botó en la línea de meta y se enfiló al fondo de la red. Un gol que hacía justicia, un gol que daba el pase a la ansiada Eurocopa de Suecia de 2013. Era una noche para soñar, y ellas hicieron realidad el sueño.

Fotografía: Anna Martínez

1 Comentario

Dejar respuesta