La apuesta total de Vero Boquete

0
158

La futbolista gallega que actualmente milita en el Tyreso FF sueco no ceja en su intento de equiparar el fútbol femenino con el masculino. Su última idea ha sido organizar una recogida de firmas para que la multinacional que desarrolla el mítico videojuego EA Sports FIFA Football incluya al fútbol de mujeres en este producto, que puede alcanzar, solo en los primeros días en los que se pone a la venta, millones de recaudación.

El compromiso de la española con el fútbol femenino ha sido una constante desde que comenzara su carrera y reconoce que, aunque las cosas están cambiando, es desde el fútbol base desde donde se debe revolucionar un deporte que el próximo verano llevará a las futbolistas españolas a disputar la segunda Eurocopa de su historia, que se celebrará en Suecia: “La liga española necesita más apoyo a nivel federativo, a nivel institucional, a nivel social… Nos queda un largo camino para igualarnos con otros países, pero poco a poco intentamos acortar esa distancia y esperamos que el estar en la próxima Eurocopa pueda ayudar a esta mejora”.

Vero Boquete en un entrenamiento con la selección española. Fuente: Frank (wikimedia)
Vero Boquete en un entrenamiento con la selección española. Fuente: Frank (wikimedia)

La selección no acude como favorita; ni siquiera es probable que el equipo capitaneado por Boquete consiga una sola victoria. Así, la presión no tendrá cabida en un grupo que en los últimos amistosos ha cosechado un empate y una victoria. Por tanto, realizar un buen papel en el torneo quizás no sea tan imposible como se dibuja sobre el papel.

Y es que en España el fútbol femenino ha sufrido un retroceso: es tan minoritario que en los últimos años se ha producido un éxodo de las mejores futbolistas patrias a ligas internacionales (Natalia Pablos y su inminente desembarco en la WSL inglesa abandonando el Rayo es el último ejemplo). La marcha de jugadoras demuestra la calidad que hay en el país, pero semejante huida buscando poder vivir del fútbol y triunfar conlleva una gran pérdida para el nivel de nuestras competiciones.

El día a día de las jugadoras españolas es no cobrar de sus clubes (salvo casos como el del Athletic, el Barcelona o el Rayo), y sólo percibir dietas de la Selección. Las futbolistas tienen que compaginar sus estudios o trabajos con entrenamientos y se encuentran, salvo honrosas excepciones, con las gradas vacías en cada partido. Un panorama demasiado alejado del que se disfruta en el fútbol masculino.

Buena prueba del compromiso de las jugadoras españolas pudo verse en la fase de clasificación que supuso un claro ejemplo de que la emoción, la intensidad y la clase también están presentes en el fútbol femenino. El duelo tuvo como momento álgido el partido ante Escocia en el que Boquete falló un penalti que parecía condenar a España (que jugaba en casa la vuelta tras cosechar un 1-1 en Escocia). Pero en una prórroga frenética, La Roja consiguió enmendar el error y marcar un gol histórico que supuso el billete para las españolas que este verano se enfrentarán a Inglaterra, Francia y Rusia en la primera fase de una competición que se disputará entre el 10 y el 28 de julio.

La representante más mediática del fútbol femenino español espera que 2013 sea un año aún mejor que el pasado, en el que se proclamó campeona de la Damallsvenskan (liga femenina sueca), fue elegida mejor centrocampista de la competición y tuvo un papel protagonista en los triunfos de la selección española.

Su carrera pasa por un momento muy especial: en Suecia se siente respetada, ha conquistado tanto a sus compañeras como a la afición y está convencida de que los triunfos con España están por llegar. El camino para situarse en la élite del fútbol femenino internacional no ha sido fácil pero Boquete, que ha militado en equipos nacionales (Aguiño, Zaragoza, Español) e internacionales: en Estados Unidos (Chicago Red Stars, Philadelphia Independence), Rusia (Energy Voronezh) y Suecia  (Tyreso FF). Ahora quiere aprovechar el momento. En todas las ligas que ha jugado ha triunfado y ha sido destacada por sus rivales como la jugadora más valiosa. Y el reto de jugar en la mejor liga del mundo (junto con la alemana) supone un salto para el fútbol español que, como ella reconoce, es casi amateur en contraposición con las grandes ligas de Europa. En los campeonatos locales del continente los campos se llenan del mismo modo que en los partidos masculinos.

Vero Boquete asegura que lo más importante para la futbolista es recibir apoyos, formación y educación. Demuestra su compromiso acudiendo a actos que publicitan el fútbol o participando en campus de fútbol base, pero entiende que queda mucho trabajo por hacer y que el proceso es demasiado lento. Siempre que tiene la oportunidad presta su imagen para tratar de conseguir el reconocimiento que el fútbol femenino merece. La visibilidad de la mujer deportista en los videojuegos es otro ejemplo.

La gallega afronta el próximo inicio de la temporada, donde el Tyreso aspira a ganar una Liga que arranca en el mes de abril. Tampoco descarta la Supercopa y la Copa para conseguir un triplete. La próxima cita con España será ya a finales del mes de junio en un amistoso preparatorio frente a Dinamarca y todas las miradas estarán puestas en ella.

Dejar respuesta