Verdasco apea a Nadal del Masters de Madrid

0
64

El duelo fratricida entre Fernando Verdasco y Rafael Nadal finalizó con victoria del tenista madrileño, que se impuso al balear (6-3, 3-6, 7-5) y se clasificó para cuartos del Madrid Open en un partido largo, más emocionante que bonito, con un final inesperado después de que Nadal, que tuvo una tarde repleta de errores, estuviera cerca de ganar. Verdasco logró finalmente el triunfo, rompiendo su particular racha negativa contra el número dos mundial.

Verdasco besa la tierra azul; Nadal la repudia

Sí parece haber afectado a Rafa Nadal la tierra azul de Madrid, ya sea al juego o a la mentalidad de quien siempre ha parecido pétreo y frío ante las circunstancias adversas. El campeón manacorí, quizás la leyenda más importante de la historia sobre tierra batida, sucumbió tras un partido lleno de imprecisiones, prisas y errores impropios de un tenista que siempre ha dominado los tiempos de los partidos y que ha disfrutado más que nadie con los peloteos interminables. La nueva superficie de la Caja Mágica puede haber jugado un papel importante en la derrota de Nadal, aunque también la altura de la capital y la exigencia casi sobrehumana de un calendario agotador.

Por supuesto, el mal juego de Nadal también tuvo un papel determinante en el devenir del choque. Dos servicios rotos en los primeros compases de partido y una larga lista de golpes fáciles errados eran el bagaje del tenista zurdo al comienzo del duelo. No estaba cómodo Nadal y Fernando Verdasco, sin exprimir todas sus posibilidades, superaba a su rival con relativa facilidad. La primera manga se cerró (6-3) sin mucha mayor historia que la de la superioridad del madrileño y la incapacidad del favorito.

Mediado el segundo acto, Nadal consiguió tomar la iniciativa tras romper el saque de Verdasco y, en última instancia, el balear logró igualar la contienda (3-6), aunque no sin sobresaltos. En la última y definitiva manga, y tras desperdiciar Nadal un 2-5 favorable, el parcial de 5-1 a favor de un crecido Verdasco cerró el partido (7-5). Nadal no sólo puso el punto y final a su participación en la presente edición del torneo, sino que también cuestionó su hipotética vuelta en futuras ediciones, tan descontento se mostró el jugador con la superficie de la pista. 

Ni los antecedentes previos, ni el gran nivel mostrado las semanas previas en Montecarlo y Barcelona, ni siquiera el partidazo que había jugado el balear ante Nikolay Davydenko, hacían presagiar la posibilidad de que Nadal pudiese caer en octavos de final. Pero Verdasco, ante un rival tan voluntarioso como errático, mostró ese repertorio que tan poco ha enseñado en su irregular carrera y exhibió una fortaleza mental poco habitual en los momentos calientes del partido. El siguiente escollo que deberá superar Verdasco, buscando las semifinales del torneo, será el checo Tomas Berdych, viejo conocido de la afición capitalina.

Fotografía: Mutua Madrid Open

Dejar respuesta