Venezuela: ¿dimisión por el cambio?

0
86

La pasada semana todos los ministros del Gobierno de Maduro pusieron sus cargos a disposición del presidente para ayudar a reformar el gabinete en pos de un refuerzo de la seguridad ante la conmoción generada en la sociedad por el asesinato de la actriz Mónica Spear, aunque finalmente no todos dejarán sus carteras.

Nicolás Maduro. Extraída de Wikimedia. Fabio Rodrigues Pozzebom. Creative Commons8 de enero de 2013. Nueve meses de la llegada de Nicolás Maduro a la presidencia. Primera dimisión en bloque del nuevo Gobierno. Sin embargo, no es el primer cambio. En los últimos meses el presidente venezolano ha hecho cambios en las carteras de Defensa, Comunicación o Salud. Hace tres meses, en octubre, el hasta entonces ministro de Petróleo, Rafael Ramírez, pasó al frente de la Vicepresidencia económica. Nelson Merentes había ocupado el cargo desde su creación en la última etapa del anterior ejecutivo. Una etapa, curiosamente, dirigida por Maduro.

Pese a los antecedentes, este es el primer gran cambio desde las elecciones. A través de cartas, todos los ministros pusieron su cargo a disposición del presidente. El fin, según declaró Maduro a través de su cuenta de Twitter, “facilitar la renovación del Gobierno”. Por ello, utilizó el mismo medio para agradecer su “esfuerzo y lealtad en estos tiempos de Revolución”. Y es que el líder del ejecutivo venezolano considera que estos cambios son “necesarios” para ganar la “batalla económica y la batalla social por la paz y la felicidad” del país. Así lo declaró en un acto público tras el conocimiento de las dimisiones. Aunque no todas se hicieron efectivas. Cinco ministros mantienen sus carteras. De esta forma, Fidel Barbarito sigue al frente de Cultura. Algo que se repite en el caso de los ministerios de Defensa, Mujer, Comunicación e Información, e Interior y Justicia. El único cambio en estas carteras se produce en la última: Interior y Justicia. La jefatura del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) deja de formar parte de la misma. A partir de ahora, el general Manuel Bernal será el encargado de ella.

Tres nombres más. Ricardo Menéndez, Wilmer Barrientos y Héctor Rodríguez. Los tres siguen en el Gobierno aunque con funciones diferentes. El primero es el nuevo titular de la cartera de Educación Universitaria. Su puesto en el Ministerio de Industrias lo ocupa Wilmer Barrientos. Rodríguez, por su parte, deja Juventud para hacerse cargo de Educación.

Pero también hay caras nuevas. En total cuatro. El ex jugador de béisbol Antonio ‘Potro’ Álvarez es una de ellas. El ‘Potro’ es el nuevo ministro de Deporte. Aunque el cargo no es su primera experiencia política. El pasado diciembre fue el candidato del chavismo en las elecciones municipales. Maduro pone el Ministerio de Trabajo en manos de un abogado laborista: Jesús Martínez. Su elección se debe, en palabras del presidente, a su carácter “revolucionario”. Maduro lo define además como “un gran militante de la causa obrera”. Víctor Clark en Juventud y Hugo Cabezas en el Ministerio de la Presidencia son las otras dos incorporaciones.

Los cambios políticos se producen días después de la muerte de la actriz Mónica Spear y su esposo. El asesinato ha generado conmoción en un país de por sí asediado por la violencia. Aunque últimamente ha existido un “repunte peligroso”, siendo este una de las causas principales de la decisión de los ministros. De hecho, tras las dimisiones, Maduro convocó una reunión con gobernadores y alcaldes, incluyendo opositores. El Jefe de Estado instó a “construir” juntos “un nuevo modelo” de lucha contra la violencia. Sin embargo, hay quienes no vieron con buenos ojos la reunión. Para el líder de la oposición y rival de Maduro en las pasadas elecciones, Henrique Capriles, fue un mero intento de “lavarse las manos”. Además, añadió que el problema no se va a resolver con retórica. “Se requieren hechos inmediatos y no un show de televisión para dar sensación de que se está haciendo algo” informó a través de un comunicado. Y es que para Capriles, el gobierno está olvidando una cuestión clave: asumir su responsabilidad.

Dejar respuesta