¡Vaya movida!

0
324

Aunque la gente de nuestra generación conozca la expresión “Movida Madrileña” sólo de oídas, por llevar aún chupete cuando finalizó esa época, ¿a quién no le vienen a la memoria nombres como Alaska, Fabio McNamara o Almodóvar? Para los que no pudieron vivir en esos años de desenfreno artístico (y no tan artístico), y para los que quieran rememorarlos, se ha inaugurado una exposición de Artes Plásticas, organizada por la Consejería de Cultura y Deportes en el marco del homenaje en torno a La Movida Madrileña, en la Sala Alcalá, 31, que se podrá visitar hasta el 21 de enero de 2007.

Las muestras de la exposición reflejan el periodo entre 1977 y 1986, y parten de acontecimientos concretos como el inicio del rodaje de “Pepi, Luci y Bom y otras chicas del montón”, en 1977, y el encuentro entre Alaska, Carlos Berlanga, Nacho Canut y El Zurdo, entre otros, en el Rastro de Madrid.

Blanca Sánchez y Sigfrido Martín Begué, han intentado recrear lo que fue La Movida, con numerosas obras que se entrelazan en un recorrido laberíntico. Dato importante es que muchas de las piezas que se presentan proceden de colecciones privadas de personas que supieron apreciar el arte que se estaba gestando en ese momento.

Al iniciar este camino, nos encontramos con el cuadro de Guillermo Pérez Villalta, en el que aparecen músicos de la época como Alaska, Carlos Berlanga, Fabio McNamara, Tessa o Javier Pérez Grueso, y que ofrece una primera impresión de lo que se pretende mostrar en ella: una expresión de un movimiento cultural. El resto de la exposición está dividida en una serie de salas individuales que acogen pequeños homenajes a personajes importantes de La Movida, como Costus, Pedro Almodóvar, Guillermo Pérez Villata, Fabio McNamara, Carlos Berlanga, Javier De Juan y Ouka Lele. Dado que esto no es una muestra convencional, podemos encontrar desde portadas de discos, hasta la ropa con la que los artistas posaron en ellas, además de proyecciones de diversas cabeceras de programas de televisión en los que participó Paloma Chamorro (“Imágenes”, “Trazo”, “La Edad de Oro”, “La estación de Perpiñán” y “La realidad inventada”), algunas de las cuales fueron realizadas por pintores como Miró o Pérez Villata; cineastas como Ramón Gómez Redondo; o con música compuesta por Bernardo Bonezzi. Así, por ejemplo, en el apartado dedicado a Tino Casal se podrán contemplar dos autorretratos y una pintura realizada entre Casal y Fabio de Miguel, que presidió la casa del cantante.

Esta exposición no es el único acto de homenaje a La Movida que podemos encontrar en Madrid, ya que entre finales de este año y principios del siguiente tenemos la posibilidad de acudir a numerosas muestras, mesas redondas, conciertos y ciclos de cine relacionados con estos años de efervescencia creativa.

Fuentes:
www.periodistadigital.com
www.madridiario.es
www.lamovidamadrid.com

Fotos:
www.elpais.com
www.informativostelecinco.es

Dejar respuesta