Variedad en los Grammy

0
241

Como cada año, en este comienzo del mes de febrero ha tenido lugar la ceremonia de los Grammy, una ceremonia que no ha dejado indiferente a nadie. A esto ha ayudado el tándem morbo-calidad musical, dos aspectos que han conseguido que los premios de este año hayan sido de tanto interés para todos los públicos. Resumiendo, ha habido de todo.
Noventa minutos antes de la gala, la policía calentaba el ambiente haciendo oficial un comunicado que decía que Chris Brown, el novio de Rihanna, había sido detenido por una supuesta agresión contra su pareja, y que, por tanto, ninguno de los dos asistiría al gran evento, en el cual tenían previsto actuar. Esto, sin embargo, únicamente fue la nota negativa de lo que fue una gran noche para el mundo de la música.

Los votantes hicieron de la 51ª edición de los Oscar de la música un reparto de premios que destacó por la variedad, habiendo, todo hay que decirlo, tres claros ganadores: el dúo formado por Robert Plant y Alison Krauss, el rapero estadounidense Lil Wayne y Coldplay.

Atrevida aunque acertada la decisión tomada por Robert Plant, el cual decidió decir “no” a una gira unificadora con su grupo, Led Zepelling, para poder grabar junto a Alison Krauss “Raising sand”, que les ha llevado a ganar cinco gramófonos. Supongo que tendrán más valor emocional para Plant (que nunca había ganado un premio como éste), que para su compañera, la renovadora del bluegrass, quien con estos cinco ya suma veintiséis Grammy, convirtiéndose así en la tercera persona con más gramófonos de la historia. La unión de estos diferentes artistas, por tanto, ha merecido la pena.

Guiándome por la cantidad de Grammy ganados en la ceremonia, me toca hablar ahora de Lil Wayne, este rapero que ha realizado un año 2008 increíble, gracias sobretodo a su álbum “Tha Carter III”, un trabajo gracias al cual ha conseguido ganar cuatro premios de los ocho a los que optaba.

Coldplay fue el tercero en el podium de gramófonos ganados en esta ceremonia. Esta banda de piano rock ha tenido su recompensa gracias, por encima de todo, a su obra maestra, “Viva la vida”, canción que tras verse inmersa en una polémica por supuesto plagio de sus creadores, se ha llevado el Grammy en la categoría de mejor canción del año. Pero estos ingleses se fueron a casa habiendo ganado dos premios más, en total, tres premios que agrandan la importancia de este original y experimentado grupo en el mundo de la música.

Pero la gala tuvo otros nombres propios, ya que la cantidad de categorías así lo requiere. Juanes, que no asistió a la ceremonia, ganó su primer Grammy gracias a su trabajo La vida es un ratico, que tanto ha triunfado en todo el mundo. Esto declaraba el artista poco después: “La verdad, no asistí por un poco de miedo, de cobardía, por cábala, pues ésta es la cuarta vez que nos habían nominado al Grammy americano. Siempre íbamos, comprábamos la ropa para el evento y nunca ganábamos”. Dignos de mención son también otros artistas como Wisin y Yandel o los Tigres del Norte, quienes también dormirían con un gramófono.

Y poco más se puede decir así, a grandes rasgos, de una de las galas más interesantes, por la competitividad sobretodo, de la historia de los Grammy.

Fuente de la imagen:
http://www.elcorreogallego.es/gente-y-comunicacion/ecg/robert-plant-krauss-logran-cinco-premios-grammy/idEdicion-2009-02-09/idNoticia-393861/

1 Comentario

  1. vaya peazoo periodistaaa ¡¡¡xddd
    su prosa me a dejao perpleja, jamás había leído algo igual ¡¡¡
    sí señor oléeeeeeeeeee

Dejar respuesta