Uruguay legaliza el comercio, el consumo y la producción del cannabis

0
199

Uruguay se convirtió el pasado de 10 de diciembre en el primer país del mundo en legalizar la producción y la venta de marihuana. El consumo ya era legal desde que se aprobó el proyecto de ley sobre Control y Regulación de la Marihuana y sus Derivados el pasado 31 de julio.

José MujicaLa despenalización de la producción y de la venta de la marihuana fue aprobada en el senado por 16 votos a favor y 13 en contra. Para la elaboración del proyecto, se han estudiado las políticas sobre el cannabis de Portugal, Holanda, España, EEUU y Canadá y se ha introducido la regulación de la cadena productiva, elemento novedoso que no se contempla en las regulaciones relativas al cannabis de ningún país. El presidente del gobierno uruguayo, el ex guerrillero de 78 años José Mújica, ha calificado esta medida como una revolucionaria forma de combatir al narcotráfico.

En Uruguay, la marihuana representa el 80% del mercado de la droga, hasta ahora en manos de narcotraficantes. Con esta medida, el estado monopolizará el negocio del cannabis, asumiendo el control del mismo y otorgando licencias a algunas empresas para que realicen la producción. El auto cultivo también estará permitido y cada cultivador –obligatoriamente mayor de edad- podrá tener hasta 6 plantas. Los usuarios podrán comprar el producto para uso propio en las farmacias, con una cuota máxima de 40 gramos mensuales a un precio inferior a un dólar el gramo. Se permitirá también la construcción de clubes de consumidores de cannabis con hasta 45 miembros y 99 plantas.

 137736_marihuana-uruguay-g1

Muchos han sido los que se han manifestado a favor de esta ley que consideran esencial para la erradicación del narcotráfico y garante de la libertad individual. Según las cifras de la Junta Nacional de Drogas, 120.000 uruguayos consumen marihuana al menos una vez al año, 75.000 una o dos veces en el mes y 20.000 a diario. Sin embargo, la medida no ha estado exenta de polémica. Existe cierta desconfianza alrededor de la aplicación de la norma y sobre la regulación del consumo, asi como los efectos nocivos que pueda tener en la población, especialmente entre los jóvenes. Las críticas de la oposición han cuestionado también el presupuesto para dotar al El Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA) que se creará para controlar que se cumplan las normas relativas al consumo, producción y comercialización. Igualmente, la Organización de Naciones Unidas (ONU) ya se mostró en agosto reticente a esta medida, considerando que caería en “completa contravención” con las disposiciones de los tratados internacionales sobre drogas, de los que Uruguay participa.

Por su parte, el Gobierno, ha calificado la medida de experimental y sujeta a la sucesión de acontecimientos, debido a la elevada dificultad que supone la comercialización y la producción de la marihuana a nivel estatal y a la espera de resultados en la estrategia de erradicación del narcotráfico. Por el momento, la norma ha de ser promulgada en un plazo de 10 días. Una vez promulgada, se estima que el proceso de reglamentación de la ley se prolongue hasta abril y sólo cuando esté concluido se pondrán en marcha los clubes de consumidores para organizar la siembra masiva de cannabis.

Dejar respuesta