Unos niveles perjudiciales de colesterol aumentan el riesgo de padecer Alzheimer

0
77

Un estudio de la Universidad de California ha revelado que los niveles de colesterol están relacionados con los niveles de la placa amiloidea en el cerebro. Una acumulación de dicha placa supone un indicio de la enfermedad. 

articulo

A pesar de que el Alzheimer es irreversible, científicos están contemplando muchas intervenciones posibles. Entre ellas se encuentran tratamientos cardiovasculares y contra la diabetes, antioxidantes, terapia de inmunizaciones, capacitación cognitiva y ejercicio. También se cuentan con ciertos medicamentos para un tratamiento temporal. Los datos obtenidos de este estudio podrían utilizarse para la prevención o desaceleración de la enfermedad.

Existen dos tipos de colesterol: LDL (lipoproteínas de baja densidad) y HDL (lipoproteínas de alta densidad), conocidos respectivamente como “malo” y “bueno”. Reducir los niveles del colesterol “malo” y aumentar los del “bueno” ayuda a disminuir el riesgo de  enfermedades cardíacas. Sin embargo, se ha descubierto que también es favorable para el cerebro. “Unos patrones malsanos de colesterol podrían provocar directamente unos niveles más altos de amiloidea, lo que se sabe que contribuye al Alzheimer” afirma Brece Reed, líder del estudio y director asociado del Centro de la Enfermedad de Alzheimer de la UC Davis.

Para la obtención de este resultado se realizó un estudio en el que participaron 74 personas de la tercera edad. Los participantes provenían de clínicas de accidente cerebrovascular, grupos de respaldo, centros de adultos mayores y del Centro de la Enfermedad de Alzheimer de la UC Davis. Tres personas padecían demencian leve, 33 no tenían ninguna disfunción cerebral y 38 mostraban un deterioro leve de su función cerebral. Se utilizaron escáneres cerebrales para poder observar en los sujetos los niveles de amiloidea, llegando a la conclusión de que existe una relación directa entre la cantidad de colesterol y la de las placas.

En Estados Unidos, donde el colesterol se mide en miligramos por decilitro de sangre, sus niveles deben ser mayores o menores según el riesgo de enfermedad cardiaca. Sin embargo, no se ha sacado en claro como afecta el colesterol a los depósitos de amiloidea en el cerebro.  

Dicho estudio sirve de preliminar para seguir investigando sobre la enfermedad y el desarrollo de fármacos. También para determinar una dieta o tratamiento del colesterol a personas que estén desarrollando pérdidas de memoria. Por otra parte, Reed señaló que sugiere un procedimiento para reducir la acumulacion de amiloidea cuando está comenzando en personas de mediana edad. 

Reed señaló que “si modificar los niveles de colesterol en el cerebro a principios de la vida reduce los depósitos de amiloidea más adelante, podríamos potencialmente hacer una diferencia significativa en la reducción del Alzheimer”. Por tanto, podría suponer una reducción de la enfermedad, desafiando al esperado envejecimiento de la población en los próximos años y, por consecuencia, al aumento de casos de Alzheimer.

 Imagen: Google

Dejar respuesta