Las universidades públicas de Cataluña dejan de renovar a profesores asociados

0
103

Las universidades públicas de Cataluña no renovarán el contrato a ochocientos profesores asociados. De esta forma, los recortes anunciados por la Generalitat se verán reflejados en las aulas de enseñanza superior.

Según datos facilitados por varios sindicatos, la Universidad Pompeu Fabra ha dejado sin contrato a cuatrocientos docentes, por los trescientos de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y los cien de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC). 

La cara opuesta de la moneda se encuentra en la gestión realizada por la Universidad de Barcelona (UB), que no sólo ha mantenido su número de profesores -cifrado en 1.967-, sino que lo amplió en 18 puestos más. El número de horas lectivas para los docentes de la UB ha disminuido en 14.910, pero a pesar de los recortes, esta universidad es la que se encuentra en mejor situación. Como dato comparativo, la Universidad de Girona sólo cuenta con un profesor asociado en el presente curso académico. 

Esta figura docente es la primera que sufre los recortes que la Generalitat realiza a las instituciones públicas de Cataluña en materia de subvenciones. La crisis española no solo atañe al sector empresarial, automovilístico o sanitario, sino que la educación también atraviesa un túnel muy oscuro en estos momentos.

Responsables del sindicato Comisiones Obreras de Cataluña han comentado que “los recortes de derechos de la parte más débil de la comunidad universitaria se realizan para continuar manteniendo los privilegios de los más poderosos”. Para apoyar esta tesis, trabajadores del sector administrativo de la UPC han aportado los datos reales del sueldo que cobra el gerente de dicha institución, cifrado en 110.000 euros al año, y la nómina de los vicegerentes, establecida en 99.000 euros.

Los recortes no sólo atañen a los docentes, sino que también pueden afectar al personal de administración y servicios de todas las universidades públicas de Cataluña. Por ello, estos empleados han realizado numerosas movilizaciones y protestas en las últimas fechas.

Por su parte, Antoni Castellà, secretario de Universidades de la Generalitat de Catalunya, apuesta por “revisar a los falsos asociados”, una denuncia que apunta directamente a todos los docentes que no ejercen otra actividad profesional al margen de la universitaria.

La UB contará este año con un presupuesto de 368,2 millones de euros, muy por encima de la Universidad Pompeu Fabra -122 millones- y la Universidad de Lleida -71,6 millones-. La UAB reducirá sus partidas económicas en un 7,5 por ciento, mientras que la UPC y la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona prorrogarán sus presupuestos del año anterior.

Imagen cedida por Joaquín Santamarina Morales

Dejar respuesta