¿Unas cañitas?

0
82

 

5560233416_e8494b9e44Si es calidad gourmet lo que buscas, olvídalo. Pero si es pasar una cena agradable e informal con los amigos o familia, o tomarse unas tapas y cañas a buen precio en un ambiente castizo, este es tu lugar. 

Su nombre, sus locales estratégicamente diseminados por toda la ciudad de Madrid, y su decoración impactante hacen que esta cadena sea de lo más socorrido a la hora de salir a comer de manera rápida, rica y económica. Existen desde 1978, y fueron los primeros restaurantes “temáticos” de España, gracias a su decoración con copiosos jamones colgados del techo y de las paredes. Les han salido numerosos competidores por todo el país, pero los verdaderos 5 Museos se encuentran todos en Madrid, y son de parada obligatoria por lo menos una vez.

Nada más entrar, lo más llamativo son los jamones que nos cuelgan por encima de las cabezas, y normalmente, la cantidad de gente que se encuentra apostillada en la barra tomándose una caña con las pequeñas tapas que sirven con ellas. Es una buena optativa para tomarnos una caña rápida con amigos, si no nos importa estar muy pero que muy bien acompañados. Tienen la oferta de varios tentempiés y bebidas por 1 euro, como la caña, copa de vino, pan con tomate y jamón, cruasanes rellenos…

Sin embargo, si nos gusta estar más tranquilos, tienen amplios comedores que suelen estar muy ajetreados y por los que hay que hacer cola los fines de semana. Allí podemos degustar las tablas de embutidos tranquilamente, o tomarnos un menú del día por unos 8 euros, o escoger platos variados o raciones por unos 6-8 euros. La calidad es adecuada, y las cantidades suelen ser muy generosas. Recomendamos probar la parrillada de la casa, o por lo menos la morcilla de arroz. Si queremos optar por algo un poco más ligero, hacen unas estupendas ensaladas. 

Todos los locales del Museo del Jamón venden embutidos para llevarnos a casa, a unos precios bastante asequibles y de muy buena calidad. Otra opción que la gente suele desconocer es la posibilidad de desayunar en los establecimientos. El cruasán vegetal es inmenso, por 1.50 euros, y te ayuda a empezar bien el día. También ofrecen picnics (fruta, bocadillos y refrescos) a un precio muy bueno, para poder disfrutar de sus productos mientras exploramos la ciudad o nos tomamos un respiro en el Retiro. Si nos encontramos por Sol, hay dos Museos a apenas 200m de distancia el uno del otro. Recomendamos ir al de Carrera de San Jerónimo por su mayor ambiente en la parte de la barra, y espacio en el comedor.

Así que si estáis buscando un sitio castizo, económico y situado en un lugar estratégico, no dudéis en entrar y disfrutar de unas cañitas, o de una copiosa comida en un ambiente estupendo.  Además, últimamente se están esforzando en renovar su imagen, con sesiones de copla cada semana, y menús degustación a precios impresionantes. Échale un vistazo a su página web para más información: http://www.museodeljamon.es/ 

Imagen cedida por Rmlowe

Dejar respuesta