Una agresiva campaña anti-aborto siembra la polémica en Madrid

0
893

La responsable es la organización estadounidense Center for Bio-Ethical Reform (CBR) que hace varios días cubrió un autobús con fotografías de fetos ensangrentados para luego hacerla recorrer las calles más concurridas de la capital española.

Flickr

“Hasta que no se vea el aborto, nunca se entenderá”. Es así como esta organización conservadora piensa acerca del tema y como ha querido darse a conocer en Madrid, haciendo lo que ellos definen como “exponer gráficamente la injusticia del aborto”. Son varios días los que han pasado desde que iniciaron su primer recorrido por la ciudad pero parece ser que habrá que esperar más de una semana para que emprendan el último.

El paseo de la Castellana, Gran Vía y las inmediaciones del Estadio Santiago Bernabeu son algunos de los lugares en los que ha sido advertido el vehículo con su incómodo despliegue de imágenes. Algunas de sus fotografías muestran a dos fetos de 10 y 11 semanas colocados en la palma de una mano adulta junto al lema: “Basta ya de engañar a las mujeres. Si ya abortaste, pide ayuda”.

Jorge Benito, un responsable de la asociación CBR en Madrid, ha explicado al periódico El País que la campaña se ha financiado con donaciones de particulares y que la organización ya cuenta con apoyos de entidades españolas. No obstante, el apoyo parece no estar muy claro en cuanto a la concesión de los permisos pertinentes para circular emitidos por el Ayuntamiento de Madrid. Un portavoz del municipio asegura que nunca se emitió el consentimiento para la acción publicitaria y que tampoco consta que la organización antiabortista la haya solicitado.

Se trata de la primera campaña en España pero es lejos de ser la primera gran polémica que origina la organización en el resto de Europa. En el año 2010 Pro, la rama nacional de CBR en Polonia, fabricaba una enorme pancarta con la imagen de Adolf Hitler y un feto ensangrentado que sería colocada en la ciudad de Poznan. “El aborto es un crimen y establecer un paralelismo con el régimen de Hitler está absolutamente justificado”, declaró en aquel entonces el que fue uno de los responsables de dicha la campaña.

En la página Web de Center for Bio-Ethical Reform, entidad fundada en el año 1990 en California, existe una inquietante cantidad de documentación sobre abortos en todo el mundo, incluyendo una galería excesivamente gráfica con decenas de fotografías de fetos abortados tan pronto como las siete semanas. CBR parece enorgullecerse además de ofrecer productos que pueden adquirirse por Internet y que incluyen tarjetas de negocio, pegatinas, imanes y pósters con las imágenes anteriormente citadas. Uno de sus artículos, un póster de 3 dólares titulado “Ungentile, unwhite, unborn”, incluye tres imágenes a modo de comparar las atrocidades nazis (con fotografía de cadáveres judíos), el racismo (con un afroamericano ahorcado en una plaza pública) y el aborto (de un feto de 26 semanas del que solo se conserva la cabeza).

La naturaleza de sus campañas y el contenido de sus fotografías parece producir repulsa hacia la organización en vez de empatía por su causa. La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ya ha expresado públicamente su rechazo al asegurar que el autobús “hiere gravemente la sensibilidad” de aquellas mujeres que alguna vez hayan interrumpido su embarazo.

En España la actividad de CBR acaba de empezar y cabe esperarse más iniciativas de este tipo en el futuro y en distintas partes del país. Hasta entonces, en Madrid, los que no hayan visto el polémico vehículo seguramente tendrán oportunidad de hacerlo ya que, a pesar de no poseer los supuestos permisos, no parece que el Ayuntamiento vaya a hacer nada para impedir su circulación.

Dejar respuesta