Una Vuelta para escaladores explosivos

0
63

La 67ª edición de la Vuelta Ciclista a España, que se disputará entre los días 18 de agosto y 9 de septiembre, partirá por primera vez desde desde Pamplona y finalizará su itinerario en la traicional meta de Madrid. La última de las tres grandes carreras ciclistas de la temporada ha preparado un recorrido accidentado, con siete finales de etapa en alto y el paso por puertos como el mítico de Lagos de Covadonga, el desconocido Cuitu Negru o la decisiva subida a la Bola del Mundo en el penúltimo día de competición.

Juanjo Cobo, campeón con Geox-TMC en 2011, correrá este año con el Movistar

La Vuelta de 2012 apuesta por un recorrido sinuoso, difícil y con emoción diaria. Es costumbre de la organización buscar nuevos alicientes, puertos desconocidos o llegadas sorprendentes que animen una competición que no anda sobrada de público en las cunetas ni de estrellas internacionales sobre el asfalto. Si la última edición fue prolífica en sorpresas y cambios de líder, la del presente año contará con hasta cinco llegadas en puertos de categoría especial: La Gallina, Los Ancares, Lagos, Cuitu Negru y Bola del Mundo.

El recorrido, montañoso, favorece a los escaladores. Tan sólo se disputará una contrarreloj de cuarenta kilómetros en Pontevedra, además de los 16 kilómetros de lucha contra el crono por equipos en el prólogo de Pamplona. Asimismo, algunas de las pocas jornadas con un perfil plano esconden llegadas con repechos que pueden marcar diferencias, como las que terminan en Jaca y La Coruña. El itinerario, corto y explosivo, podría acercar la participación de Alberto Contador, campeón en 2008. Los ciclistas españoles que tomarán la salida, como Purito Rodríguez, Alejandro Valverde, Igor Antón o Juanjo Cobo, pueden sentirse cómodos con las características del trazado.

La de 2012 será también la Vuelta del norte, una edición cuyo trazado no bajará geográficamente de Madrid. La carrera regresa al País Vasco tras el éxito de público del año pasado, si bien este verano será al principio de la carrera. Posteriormente, irá a Andorra tras varios años de ausencia y disfrutará de un final de etapa en Barcelona, ciudad que la carrera más importante del país no visitaba desde 1999. Luego se regresará a la cornisa cantábrica, con cuatro etapas en Galicia y visita a los tres colosos asturianos: Ancares, Lagos y el inédito Cuitu Negru.

La última semana tendrá su momento álgido el sábado 8, en la llegada, por segunda vez, a la Bola del Mundo. Las rampas de la cumbre madrileña depararon un gran espectáculo en 2010 cuando Vincenzo Nibali consiguió resistir los ataques de Ezequiel Mosquera y sentenciar aquella Vuelta. El día 9, tras veinte días de competición y más de 3.200 kilómetros, terminará una Vuelta muy propicia, a priori, para escaladores explosivos.

Fotografía cedida por Team Movistar

Dejar respuesta