Una visita a Velintonia, la casa de Vicente Aleixandre

0
742

velintonia1

El próximo viernes 17 de junio, a las 20.30 horas, se celebrará una velada poético-musical en la que fue casa del premio Nobel de Literatura Vicente Aleixandre, Velintonia 3 (ahora llamada en su honor calle de Vicente Aleixandre, cerca del metro Metropolitano y frente a la Escuela Diplomática, en Madrid).

La velada lleva como título “Federico García Lorca vuelve a Velintonia” y contará con la participación de poetas y personalidades de la cultura como Juan Carlos Mestre, Manuel Rico, Javier Lostalé, la actriz Charo López o Amancio Prada, entre muchos otros.

Aunque el aforo ya está completo desde hace semanas (el espacio es muy limitado) y para entrar es imprescindible haber solicitado invitación previa, no está de más difundir esta actividad y las restantes que la Asociación de Amigos de Vicente Aleixandre organiza regularmente con el fin de salvar la casa del poeta del abandono que actualmente sufre y reivindicar el papel fundamental que tuvo en la historia de la poesía española de todo el siglo XX.

A través de eventos como este, que se encuadra dentro del ciclo de lecturas “Los poetas vuelven a Velintonia”, o de otros como la Semana Complutense de las Letras, es posible visitar este histórico inmueble por el que ha pasado una gran parte de los poetas más importantes de la segunda mitad del siglo XX: Federico García Lorca, Claudio Rodríguez, Pere Gimferrer, José Hierro, Carlos Bousoño y muchos otros que buscaron el consejo y la directriz del gran poeta sevillano de la Generación del 27 y premio Nobel en 1977.

Su casa, convertida en lugar de encuentro durante varias generaciones (la del 27, la del 50, la de los novísimos), se encuentra hoy en estado de abandono, ante la imposibilidad de sus descendientes de mantenerla y la dejadez de las instituciones locales por rehabilitarla. Con ello, se está perdiendo la oportunidad de preservar un lugar histórico que no solo marcó el desarrollo de la poesía en Madrid, sino también el desarrollo cultural de la poesía española tal y como la conocemos hoy.

Para evitar esta pérdida de la cultura española, la Asociación de Amigos de Vicente Aleixandre lleva años denunciando la situación de la casa e intermediando ante organismos públicos para conseguir su transformación en un centro de documentación y estudio de la poesía española del siglo XX: con esto se rescataría un lugar emblemático, se promoverían actividades y se potenciaría nuestro conocimiento del patrimonio literario, grandemente infravalorado en este mundo tecnológico sin humanismo.

Cuesta creer que, poseyendo algo que tantas ciudades ansiarían, Madrid no haya aún apostado por la recuperación de este lugar que fue tan importante para las letras. Se aduce que otros organismos, como la Residencia de Estudiantes, ya cumple un papel similar, y que la Casa del Lector (de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez), creada hace unos años en el espacio del antiguo matadero, completa la difusión de la cultura del libro en Madrid. Pero ¿se imagina usted qué ocurriría si un literato catalán ganara algún día el premio Nobel? O ¿se descartaría en Dublín crear una casa-museo de un poeta irlandés de la talla de nuestro Aleixandre por el hecho de tener ya una figura clave como Joyce? Determinadas ciudades saben muy claramente hacia lo que apostar y el beneficio que pueden sacar de ello.

Regionalismos o comparaciones aparte, es lamentable la infravaloración que tenemos los propios españoles de nuestro patrimonio; hace un siglo nos costó décadas proteger el patrimonio artístico que tan impunemente fue saqueado o malvendido y que hoy se encuentra entre las joyas de grandes museos del mundo, pero hoy tenemos un nuevo patrimonio por el que tendríamos que sentir orgullo y lo dejamos en el olvido…: el tiempo nos hará ver lo que perdimos.

Velintonia2
Fuente: Luis Pablo Núñez

Dejar respuesta