Una potente Alemania y el árbitro destrozan a Portugal

0
106

La poderosa selección germana endosó un abultado 4-0 al combinado nacional portugués que nada pudo hacer ante la superioridad bávara. No necesitaban los de Low la calamitosa actuación arbitral que perjudicó gravemente al conjunto capitaneado por Cristiano Ronaldo, espoleando a los vencedores en momentos clave del duelo.

El partido se disputó en el Arena Fonte Nova en Salvador de Bahía. El equipo de Bento apostó por un once de lo más prometedor con Patricio, Pereira, Alves, Pepe, Coentrao, Meireles, Veloso, Moutinho, Nani, Almeida y un recuperado Cristiano Ronaldo. La escuadra alemana se decantó por Neuer, Boateng, Hummels, Mertesacker, Howedes, Khedira, Lahm, Kross, Ozil, Muller y Gotze.

Chochłow (wikimedia)Los primeros minutos resultaron muy igualados con peligro moderado en ambas áreas. Almeida y CR7 en varias oportunidades; Khedira y Gotze para los de Low. Pero en el 10 se produjo la jugada que marcó el desarrollo del enfrentamiento ya que el árbitro señaló penalti por un agarrón de Pereira sobre Gotze en el área portuguesa, que además, le costó la amarilla al defensa. Lo lanzó Muller para anotar el 1-0.

Desde ese momento los alemanes controlaron el juego, si bien es cierto que las bandas daban alas a los de Paulo Bento, que pudieron empatar con un gran remate de Nani que salió desviado por muy poco en el 25. Para colmo de males en el 27 Hugo Almeida tuvo que abandonar el campo por lesión, Eder le sustituyó, y fue consolado por todo el banquillo protagonizando una imagen de lo más entrañable.

Y sin tiempo para asimilarlo, primero lo intentó Gotze y luego un corner sacado por Kross fue introducido en la portería por Hummels para situar un claro 2-0 cuando apenas se cumplía el minuto 30. En el 34, la mejor ocasión de los lusos se produjo con un centro de Coentrao para CR7 que salió a corner y que Eder peinó de cabeza aunque su disparo salió desviado.

Fue en el 36 cuando el árbitro se cargó el encuentro definitivamente al expulsar a Pepe por una acción con Muller, que una vez más fingió un golpe cuando el defensa madridista sólo rozó la cara del alemán en un forcejeo sin más historia cerca del área portuguesa. El fantástico futbolista alemán acostumbra a fingir tanto en su club como defendiendo a su país ensombreciendo su calidad. En este caso fue sonrojante su actitud ante Pepe, que una vez más fue expulsado sin sentido, pagando así la puntual dureza empleada en otro tiempo por la que parece que deberá pagar durante toda su carrera. Por lo visto en los primeros partidos del Mundial, parece claro que hay un notable interés en que Brasil y Alemania lleguen muy lejos…

Con un jugador menos, las embestidas de los de Low se repetían una y otra vez, y los engaños también. En el 40 se vio un claro ejemplo en un salto entre Coentrao y Khedira. El defensa blanco solo rozó a su compañero de equipo y éste se tiró como si le hubiera hecho mucho daño buscando una sanción arbitral que no obtuvo.

Cuando se cumplía el minuto 45 Muller, tras un gran centro de Kross, remató con un potente tiro con la izquierda que el portero no pudo parar y evitar así el 3-0. Duro castigo para los portugueses que no pudieron encomendarse a un CR7 que se mostró agotado y desdibujado aunque tan luchador como acostumbra.

Sin poder luchar por la victoria el conjunto portugués trataba de que el reloj corriera para no encajar más goles que pudieran empeorar su estadística, decisiva en caso de algún empate en el grupo G. Entró Costa por Veloso y se reanudó una segunda parte que ya resultara muy poco atractiva.

Ozil, Muller, Coentrao y CR7 lo intentaban sin fortuna y se produjeron nuevos cambios. En el 62 un enfadado Ozil fue sustituido por Schurrle. Coentrao cayó lesionado en el 65 y fue cambiado por Almeida. Y en el 73 se fue Hummels y entró Mustafi.

En el 75 se pidió penalti sobre Eder, que pareció claro, y de nuevo el árbitro no lo indicó para la indignación de la delegación portuguesa. Acto seguido llegó el cuarto gol de la tarde que anotó Muller para firmar el primer triplete del campeonato que le coloca pichichi. 4-0 y un durísimo correctivo para una Portugal mermada.

En el 82 abandonó el campo el protagonista indiscutible, con permiso de Kross, el goleador Muller por Podolski. El partido finalizó con un trallazo de CR7 que paró Neuer en el 92 tras 45 minutos sin historia. Los portugueses deben olvidar un duelo marcado por la desgracia y recuperar el ánimo tras la goleada encajada para enfrentarse a EEUU el próximo 22 de junio a las 24:00 horas. El fabuloso equipo de Low lo hará el 21 a las 21:00 horas ante Ghana tras su exhibición.

Foto: Chochłow (wikimedia)

Dejar respuesta