Una mujer asesina a sus dos hijos ahogándolos en la bañera

0
232

infanticidio2La mujer de nacionalidad boliviana ahogó presuntamente a sus dos hijos de 8 y 11 años en la bañera, el pasado domingo por la noche. Los Mossos d’Squadra encontró los cuerpos sin vida de los pequeños, al lado de la bañera llena, con el pelo mojado y despeinado con espuma en los orificios nasales y en la boca.

El presunto infanticidio ocurría en el barrio del Carmel, en Barcelona, siendo los propios vecinos los que alertan a la policía. El primer aviso del crimen lo realiza Juan Luis Ferrer,  vecino de la zona a las 20.30 horas, quién asegura haber visto a la pareja discutiendo en la puerta del hogar familiar. El testigo asegura que el propio padre de los niños le pidió que llamara a la policía porque su mujer había matado a sus hijos.

“Pasaba con la moto y he visto a una pareja discutiendo, él me ha dicho que su mujer había matado a los niños, al principio no me creía lo que me decía, pero unos vecinos del bloque han ido a mirar y lo han confirmado”, explica textualmente el vecino Juan Luis Ferrer. Las víctimas de ese terrible suceso eran un niño de ocho años y una niña de once. Debido a la avanzada edad de los niños se cree que la mujer no pudiera ahogarlos sola, podría haber recibido ayuda de alguien o administrar a los pequeños alguna sustancia para que no se defendieran. Algo que debe confirmar la autopsia.

La mujer fue trasladada el mismo domingo a un centro médico ante síntomas de confusión, justo después de su detención en el lugar de los hechos. Se considera que la principal causa de estos síntomas es debido a la ingesta de algún medicamento. La mujer ha sido ingresada en un centro hospitalario desde el pasado lunes, aún no se conocen las causas con exactitud. El padre de los niños fue atendido por los servicios de emergencia en el lugar de los hechos.

Según informaron varios vecinos y contrastando dicha información, hemos comprobado la anterioridad de los problemas en dicha pareja. Los problemas económicos provocaban fuertes discusiones en la pareja, ya que desde 2010 recibían ayudas sociales. A finales del 2012 la mujer interpuso una denuncia a su marido por violencia machista. La mujer abandonó el hogar familiar e ingresó con sus dos hijos durante un breve período en un centro municipal de acogida de urgencia por violencia machista. El período fue breve ya que la propia mujer pidió la baja voluntaria.

María Gatell, vecina de la víctima explicaba “era un borracho perdido” refiriéndose al marido de la acusada, la pegaba palizas, era infiel y se quedaba con todo el dinero que cobraba por lo que la pareja tenía serios problemas a la hora de pagar el alquiler. Según María Gatell, la mujer estaba en tratamiento psicológico y trataba de explicar lo sucedido de esta manera: “Si lo ha hecho es porque se le han acumulado muchas cosas. Se ha sentido abandonada, despreciada”.

Fuente de las imágenes: Flickr

Dejar respuesta