Una mirada al flamenco desde Japón

0
259

Después de muchas representaciones por diferentes países, el Ballet de Yoko Komatsubara llega al Teatro Madrid para poner en escena una de sus obras más representativas, Carmen de Mérimée y Andalucía Lejana.
El evento, una suite de palos flamencos, ha conseguido llenar el teatro durante los cuatro días que ha estado en Madrid.
Se trata de un espectáculo de una gran intensidad donde el arte japonés se fusiona con el arte de nuestra tierra, el flamenco, dando como resultado dos horas de baile cargado de sentimiento y
pasión donde el espíritu de Carmen relata toda una historia apasionante a través de movimientos extraordinarios.

Son más de veinte los bailarines que se reparten en ese pequeño escenario , sin embargo, a pesar del limitado espacio, la puesta en escena, ayudada de una iluminación espectacular y de un gran grupo de guitarristas y cantaores, es bastante buena.

Esta particular visión de la historia de la popular cigarrera resulta una expresión teatral suprema donde se aúnan el baile y la interpretación , la música en directo con una llamativa e intensa iluminación, y sobre todo la fuerza y la ilusión de esos bailarines.

El centro del argumento es el amor, interpretado por tres bailarinas que hacen el papel de Carmen en diferentes momentos desde la garra y la veneración que estas artistas japonesas han impreso en su baile flamenco.

Se trata ,en definitiva, de una divertida, intensa y enérgica obra, una moderna y llamativa adaptación del clásico de Prosper Mérimée.

Fuentes de la imagen:
Teatro Madrid (http://www.teatromadrid.com/index_teatro.php)

Dejar respuesta