Una madrugada en tu puerta

0
92

Duele mirar tus pasos de viento.
A las sombras entre tus piernas les escribo.

El gemido del viento en tu ventana.
Casi violento y roedor, espera. Y él conmigo:

¿Duermes con él? Te comprendo.
    A mí me ha pasado algo parecido.

Dije amar, sólo por fuera. Tiempos viejos.
    Tú haces sólo el amor o algo parecido.

Quisiera, quizás, llevarte por la ventana.
    Vestirte de noche. Tu sortija podría ser una estrella.

El viento está contigo, y esperamos.
    Un jazz afilado en mi pecho. Un escrito.

Cuánto quisiera amarte. Más que ese pretexto:
    Darte vida, tomarte de la mano,

hacerte sentir el sonido de la felicidad,
    reír, caminar. Hacernos humo. Ser algo más.

Afuera de tu ventana, un escrito y un jazz.
    Esperando, tras horas, verte salir. Girar y brillar.

Dejar respuesta