Una Liga con final impredecible: el trío de cabeza pincha

0
75

Tanto FC Barcelona como Real Madrid empatan en sus feudos, mientras que el Atlético de Madrid pierde en el Ciutat de València. Así, la jornada 36 resultó imprevisible en todo momento y pone aun más emoción al campeonato. Además, el Athletic Club se asegura plaza para la próxima Champions League. Mientras tanto, y por abajo, los descendidos serían de momento, Osasuna tras perder en casa, el Valladolid a pesar de su victoria, y un ya en Liga Adelante, Real Betis.

Messi (26) anotó el primer gol del FC Barcelona en su empate frente al Getafe. Foto: wikimedia
Messi (26) anotó el primer gol del FC Barcelona en su empate frente al Getafe. Foto: wikimedia

La 36 resultó una jornada de locos, sobre todo en la zona alta de la tabla. Muchos resultados no esperados y dispares, y muchos finales de infarto. Durante la jornada, las cábalas se sucedían en Madrid y Barcelona.

El primero de los tres en comenzar la jornada fue el Barça. Al emotivo comienzo marcado por el homenaje al fallecido Tito Vilanova en el que fuera su estadio, no le siguió un buen partido. El equipo culé, que a priori no fallaría contra un Getafe que plató cara hasta el final, pinchó gracias a un gol postrero de Lafita. Los de Martino jugaron con más apatía de lo normal, como si la Liga no fuera con ellos, pero aun así dominaron el marcador y el balón gran parte del encuentro hasta el empate azulón. Los jugadores del Barça, tras conocer los resultados de Atlético y Real Madrid ayer, se estarán tirando de los pelos. Si hubiesen conseguido esa victoria, ahora mismo dependerían de sí mismos y no de otro fallo de los blancos. Esos mismos futbolistas, junto con su entrenador, tras finalizar el partido daban la liga por tirada con declaraciones tan concluyentes como, “decimos adiós a la temporada, borrón y cuenta nueva” o “uno no dio la talla y no ve necesario pedir una segunda oportunidad”.

Por su parte el Atlético de Madrid jugaba en segundo lugar y visitaba a un Levante que se jugaba poco más que sumar los tres puntos. Aun así, los de Caparros se encontraron con un gol tempranero y más tarde, entre su portero, Keylor Navas, y su pundonor, evitaron la avalancha colchonera, sobre todo en el segundo tiempo. Tuvieron los rojiblancos ocasiones decisivas en los pies de Raúl García y Alderweireld -en dos ocasiones-, pero Navas las solventó maravillosamente. Casi al final del partido Barral ‘el que tampoco falla’ puso el 2-0 cuando los del Cholo buscaban desesperadamente el empate. Pese a la derrota, y tras los resultados de sus perseguidores, sigue dependiendo de si mismo para ganar el título. Incluso una victoria y un empate le puede valer para conseguirlo.

El último partido del trío de cabeza se disputó en el Santiago Bernabéu, Real Madrid contra Valencia. El conjunto blanco jugaba con la ventaja de conocer los dos pinchazos que habían sufrido sus contrincantes por la liga y tenía que ganar para ponerse a tiro del campeonato. No fue capaz de hacerlo y consiguió un pobre empate y gracias. Fue gracias a Cristiano Ronaldo y un recurso de tacón cuando faltaban dos minutos para terminar el tiempo de descuento.

Los de Ancelotti no se sintieron cómodos en ningún momento y siempre caminaron a remolque de un Valencia que se fue al descanso con un 0-1 en el marcador. Luego empataría Ramos y daría alas a lo que todo suponíamos que iba a ser una remontada, pero el 1-2 de Parejo puso más picante al partido. Así parecía que concluiría el partido hasta que Ronaldo sacó un punto que no sirve de muchos a los blancos. El valor que les dio ese gol es la posibilidad de que el Barça no dependa de sí mismo para ganar la Liga, pero los blancos dependen de una ayuda culé, probablemente en la última jornada ante el Atlético.

Bajando un puesto más, llegamos a la cuarta plaza. Poco más que decir acerca de la temporada del equipo de Ernesto Valverde, que tras su triunfo en Vallecas por 0-3 anula cualquier duda de que el Sevilla pudiera quitarle esa gran plaza europea.

Mientras tanto y por abajo, ha ocurrido la situación contraria: poco movimiento. Muchos equipos pendientes del descenso, pocos puntos y dos plazas restantes para descender a la Liga Adelante. A falta de dos partidos, serían Valladolid y Osasuna quien acompañaría al Real Betis, pero seis puntos son muchos en estas condiciones. Son los puntos que van del puesto 18º (Osasuna) al 12º (Espanyol). Mientras tanto equipos como Getafe, Granada, Almería y Elche siguen en peligro.

Dejar respuesta