Una Liga al rojo vivo

0
179

¿Quién dijo que la Liga era cosa de dos y no cabía la emoción? Tras los empates de la anterior jornada de los punteros de la liga (Atlético de Madrid y FC Barcelona) ante equipos de mitad de tabla como el Sevilla y el Levante, la Liga está más emocionante que nunca, ya que el tercer clasificado, el Real Madrid, dirigido por Carlo Ancelotti, ha conseguido recortar a los punteros hasta cuatro puntos en dos jornadas y meterse en la pelea por el primer puesto liguero.

El conjunto blanco está en un estado pletórico al igual que su figura, Cristiano Ronaldo, que recibió el prestigioso galardón del Balón de Oro hace unos días. El ‘siete’ nos dejó este fin de semana una auténtica obra de arte, disparando potentemente desde la frontal, ante la que poco pudo hacer el portero del Real Betis Balompié, Andersen. El conjunto verdiblanco, recibió una manita de parte del equipo de Ancelotti que marcó el ritmo desde el primer minuto gracias a su característica pegada y a un gran Luka Modric. Di María volvió a reencontrarse con el gol tras un espléndido disparo que acabó perforando la meta bética. Benzema y Bale tampoco faltaron a su cita con el gol, el galés con un gran libre directo contra el que poco pudo hacer el meta Andersen.

La aportación de Leo Messi (26) no fue suficiente y su equipo no pudo vencer el partido liguero frente al Levante. Foto: Jeroen Bennink (flickr)
La aportación de Leo Messi (26) no fue suficiente y su equipo no pudo vencer el partido liguero frente al Levante. Foto: Jeroen Bennink (flickr)

Barcelona y Atlético afrontaban sus duelos pues, con la presión de que los merengues les habían recortado tres puntos, facilitando el triple empate a 50 puntos.

Primero se disputó el partido que enfrentaba a Levante y Barcelona en el Ciutat de Valencia, que se saldó con empate (1-1), con dos espléndidos testarazos por parte de Vyntra y Piqué. La delantera del culé fue incapaz de volver a batir a Keylor Navas, sin duda una de las revelaciones de esta presente campaña y que nos dejó una doble intervención para enmarcar. Ni siquiera un activo Leo Messi consiguió inquietar demasiado al arquero local. Con este resultado, el Atlético disponía de una valiosa oportunidad para dar un golpe en la mesa, aventajar a sus rivales y colocarse líder.

El conjunto de Diego Pablo Simeone, cerraba la jornada del domingo enfrentándose al Sevilla Fútbol Club en el Vicente Calderón. Los dos equipos disputaron un partido muy intenso en el que empezó adelantándose el equipo del ‘Cholo’ tras un rechace en un córner que no consiguió atrapar Beto y que aprovechó David Villa para mandar el esférico al fondo de la red. Así se llegó al descanso, pero a la salida del túnel, los andaluces consiguieron paliar los ataques del conjunto madrileño y, tras un absurdo penalti cometido por Juanfran sobre Bacca a falta de veinte minutos del final los de Emery consiguieron el empate gracias al tanto de Ivan Rakitic. Se llegó al final con este resultado, que dejó un sabor a derrota en los atléticos dado que habían derrochado una gran oportunidad para ponerse líderes del campeonato.

Sin duda la temporada de los tres equipos está siendo extraordinaria, pero sólo uno puede acabar levantado el trofeo al final del campeonato y se deduce por lo que llevamos de temporada que van a pelear hasta el final codo con codo.

Dejar respuesta