Una leyenda del tenis español en la sombra mediática

0
278

Los verdaderos amantes del mundo del tenis (esos que disfrutan viendo un partido más allá de si juega Nadal o Federer) sabrán que estamos asistiendo al que puede ser el último año de la prolífica carrera de Virginia Ruano. Esta madrileña de treinta y seis años no se ha caracterizado por acaparar mucha atención mediática, aunque su palmarés bien lo merecería. Tiene más Roland Garros que el aclamado Rafael Nadal, pero ha protagonizado muchas menos portadas que él. Aún así, Vivi Ruano sigue haciendo historia con la misma humildad y con la misma sonrisa con la que empezó a jugar al tenis. Si es cierto que se retira al final de esta temporada lo hará sin hacer mucho ruido, hecho que no impide que sea reconocida como una gran leyenda del tenis español.
Si la semana pasada me hubiera apostado una cena con aquel que fuera capaz de decirme quién era el tenista español que más Roland Garros posee en su palmarés seguramente la hubiera ganado. Y es que muy poquitos, ni siquiera alguno de los que dicen ser entendidos en tenis, hubiera sabido contestar correctamente a esta cuestión.

Hoy, después de haber conseguido su sexto Roland Garros en la categoría de dobles femenino junto a Anabel Medina, es muy posible que más gente diera con la respuesta, pero aún así habría muchos que todavía no acertarían. ¿Y por qué ocurre esto? Porque desgraciadamente la prensa deportiva de España sólo se hace eco del mundo del tenis para contar los innumerables éxitos de Rafael Nadal y para dar cuenta de los Grand Slams y de algún que otro torneo que se disputa en nuestro país. Más allá de eso, el tenis, como ocurre con muchas otras disciplinas deportivas, casi ni existe. Y eso que tenemos buenos tenistas tanto en categoría masculina como en femenina…

Por eso quiero aprovechar este espacio para rendir un sentido homenaje (no tan grande como el que de verdad se merece) a una de las mejores, si no la mejor, tenista de la historia española. No estoy hablando de Arantxa Sánchez-Vicario ni de Conchita Martínez, sino de Virginia Ruano Pascual (sí, ella era la respuesta correcta a mi pregunta). Quizás nunca haya llegado muy alto en el ranking individual (número 28 del mundo), pero sus logros en la disciplina de dobles la hacen merecedora de ser reconocida como una de las grandes leyendas del tenis español.

Es cierto que haber triunfado en una disciplina tan poco usual como la de dobles ha sido la principal causa de que no haya disfrutado del reconocimiento mediático que merece, pero eso no es culpa suya, sino del modelo de la prensa deportiva de nuestro país. Porque su inseparable compañera de fatigas hasta su retirada, Paola Suárez, es toda una institución en su Argentina natal. Cosa que en España no ocurre con Vivi…

El palmarés de esta madrileña a lo largo de sus diecisiete años como profesional está repleto de éxitos. Entre los más destacables, todos en la categoría de dobles, se encuentran 7 Roland Garros (uno de ellos en dobles mixtos), 3 US Open, 2 medallas olímpicas de plata, un Open de Australia y un WTA Tour Championships, además de haber sido número 1 mundial durante dos años de forma consecutiva. Meritos suficientes para ser considerada como una de las grandes del tenis español. ¿Para cuándo el Premio Príncipe de Asturias?

Tras diecisiete años en la élite parece que Virginia Ruano se retirará del circuito profesional, decisión que le cuesta tomar. Porque a pesar de sus treinta y seis años, la madrileña todavía tiene fuerza para seguir dando guerra y algún que otro reto que superar. El más cercano en el tiempo lo podrá conseguir en un par de semanas: Wimbledon es el único Grand Slam que le falta en su palmarés. Y ahora que ha ganado su sexto Roland Garros en dobles femenino se encuentra a sólo uno de alcanzar a la legendaria Martina Navratilova. ¿Se retirará Vivi ahora que se encuentra tan cerca de todo un mito del tenis femenino? Por el bien del tenis, que no sea así…

Fuente de las fotografías:
marca.com, as.com y BrazilUnited.

Dejar respuesta