Una gran leyenda para un documental de fachada

0
245

La nueva película documental de Ayrton Senna se convertirá en la cinta de cabecera de los amantes de la Fórmula Uno, descubrirá el mito del legendario piloto a las nuevas generaciones y poco más. Porque Senna cuenta una historia con principio y final conocido por todos que no presenta novedad alguna en su propuesta argumental a excepción de algunas imágenes inéditas.

El atractivo de Senna reside en la enorme calidad de las imágenes rescatadas para esta ocasión, en un sonido magnífico y en una perspectiva narrativa que pendula entre el largometraje realista y el formato documental peculiar, ya que las entrevistas y narraciones  de colaboradores tan ilustres como Alain Prost, Frank Williams, Pierre van Vliet, Ron Denis o Reginaldo Leme están insertadas como voces en off que permiten centrar la historia en el protagonista, como si él mismo la estuviera contando. Un toque genial que aporta el cineasta londinense Asif Kapadia, el cual despliega un estilo audiovisual característico en sus realizaciones, como es el caso de su primera película, El guerrero, o su anterior largometraje estrenado en el año 2007 bajo el título Far North.

Dejando a un lado las técnicas visuales y narratológicas, para aquellos que buscan un valor añadido en este documental, nunca lo encontrarán. En este caso, el retrato de Ayrton Senna recorre la vida del piloto de Fórmula Uno desde la temporada de su debut con el equipo Toleman en el año 1984 hasta su trágica muerte en el fatal accidente del circuito de Ímola diez años después. Salvo el material visual inédito extraído en gran parte de los archivos de la Fórmula Uno, de la familia de Ayrton y de la fundación benéfica Instituto Ayrton Senna, poco más sorprende en este largometraje de 104 minutos de duración. Eso sí, la última escena del piloto a bordo de su Williams-Renault antes del accidente es simplemente sublime y único momento emotivo que remueve los sentidos.

Pero en líneas generales se olvida por completo de retratar sus inicios en el karting y en las categorías automovilísticas inferiores, de sus seis antológicas victorias en las calles de Mónaco, de su rivalidad con el piloto francés Alain Prost, en la que se podía haber profundizado aún más, de su vida privada como ser humano, de su carácter humilde, espiritual y religioso,… Y de tantas otras facetas que hubieran aportado al espectador un aliciente extra e inédito para acudir de inmediato a las salas de cine en el momento de su estreno el próximo 27 de mayo.

Senna no enamora como largometraje documental. Es más de lo mismo con una historia lineal y narrada sobre un tiempo excesivo para dejarse en el camino tantos detalles de este mito. Tan solo sus más fervientes admiradores sabrán disfrutar de este documento audiovisual realizado con cariño, al igual que lo podrán hacer los amantes de la Fórmula Uno y las nuevas generaciones que tanto han oído hablar de Ayrton Senna. Para un público generalista queda en mera anécdota poco atractiva que no termina de ser una película y tampoco un documental al uso.

Senna – Trailer
[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=ARNmNutYWCA&feature=channel_video_title[/youtube]

Crítica: Óliver Yuste.
Fotografías: Universal Pictures.

Compartir
Artículo anteriorLas notas de la semana. Cuartos de final Playoffs 2011
Artículo siguienteConoce a… La Bien Querida: “Estoy muy satisfecha de este disco”

Óliver Yuste es licenciado en Periodismo por la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid.

Su experiencia profesional como periodista se ha desarrollado en diversas publicaciones periódicas como las revistas culturales Experpento o Paisajes Eléctricos Magazine, las revistas universitarias La Huella Digital, Punto de Encuentro Complutense y mÁs UNED, o la colaboración como escritor en la revista literaria chilena Cinosargo, además de mantener sus propios blogs, como la bitácora personal donde se ahogan los gritos de mi mitad. En estas publicaciones en soporte papel y digital se divulgan algunos de sus artículos periodísticos de opinión, críticas y entrevistas musicales, además de artículos literarios como relatos cortos, cuentos y poesías.

También está dedicado a la creación literaria como escritor de novelas y poesía, una faceta en la que cuenta con el libro de cuentos Azoteas, en proceso de edición, y la publicación del cuento “La Libertad de Ser Feliz” en el libro Cuentos Selectos III, publicado en 2002 por la Editorial Jamais. Además de ser galardonado en algunos certámenes literarios: Primer Premio de Poesía Ramiro de Maeztu 1997, Premio Accésit del IV Concurso de Redacción “El Teatro Clásico en Escena 1997” o Finalista en el Concurso de Relatos Cortos “Premios Jamais 1999”.

Dejar respuesta