Una esperadísima y reivindicativa noche de los Goya

4
305

Por fin se han desvelado los premios más esperados del panorama cinematográfico español. Una gran fiesta que tuvo lugar la pasada noche del 17 de febrero en su XXVII Edición, y durante la que se entregaron nada menos que 28 galardones. Más o menos emocionados y sorprendidos, los ganadores subieron a dar las gracias y en muchos casos a reivindicar los recortes en el cine, el futuro de la cultura en nuestro país, y nuestra situación actual en general .

El equipo de la película "Blancanieves"
El equipo de la película “Blancanieves”

A las 22.00 en punto daba comienzo la gala de los Premios Goya 2013, una ceremonia en la que el cine no fue el único protagonista. Eva Hache repitió como maestra de ceremonias tras su éxito el pasado año. De esta manera, la actriz y humorista se encargó de conducir una velada en la que los premios se alternaban con críticas a la subida del IVA, los recortes del Gobierno, y la Casa Real, pasando por Amy Martin o Gerard Depardieu entre muchos otros. Se presentaba este resumen del cine del 2012, el mejor año en cuotas de recaudación de la Historia. “Somos muy buenos haciendo cine, pero en Amnistía fiscal somos maestros” bromeaba ella.

La gran triunfadora de la noche fue Blancanieves de Pablo Berger, que se alzó con 10 galardones, colocándose en el tercer puesto de la lista de películas más premiadas de la historia de los Goya, por detrás de Mar adentro (14 galardones) y ¡Ay Carmela! (13). Entre ellos, recibió el Goya a la Mejor Película, candidatura en la que competía con Lo imposible de J. A. Bayona, El artista y la modelo de Fernando Trueba, y Grupo 7 de Alberto Rodríguez. También se llevó el de Mejor Guión Original; Mejor Música Original por el trabajo del conocido Alfonso de Vilallonga, y Mejor Canción Original por No te puedo encontrar. La lectura de este último premio resultó uno de los momentos más destacados de la gala, al producirse un error que llevó a proclamar en un primer momento vencedora a la canción Líneas Paralelas,  teniendo que rectificar segundos más tarde. La innovadora adaptación de la historia de los Hermanos Grimm también se llevó el galardón a Mejor Dirección Artística, premiando el logro de una simbiosis perfecta entre la realidad de una época y el imaginario de un cuento; el de Mejor Fotografía; Maquillaje y/o Peluquería; y el de Mejor Vestuario, a cargo de Paco Delgado, cuya labor también ha sido reconocida con una nominación al Oscar por su trabajo en Los Miserables.

La segunda triunfadora de la noche fue Lo imposible, que ha acompañado su gran éxito comercial –siendo la película española más taquillera de la historia- con el de la crítica cinematográfica, volviendo a casa con cinco galardones. Un trabajo que a Bayona le ha valido el Goya a la Mejor Dirección, y que quiso agradecer con unas sinceras palabras en las que reivindicó la importancia de las películas pequeñas, medianas y grandes para el cine español. “Está bien hacer películas grandes. No significa ser arrogantes. Al igual que hacer películas pequeñas no significa ser pobre”. La cinta también fue premiada en las categorías de Dirección de Producción, Montaje, Sonido, y Efectos Especiales.

Las aventuras de Tadeo Jones podría situarse en el tercer puesto de esta lista de vencedoras. La película española de animación por excelencia de este 2012, que le ha valido un Goya a la Mejor Dirección Novel a Enrique Gato; además de alzarse con el premio a la Mejor Película de Animación y Mejor Guión Adaptado. En la categoría de Mejor Película Documental el premio se lo llevó Hijos de las nubes, la última colonia, dirigida por Álvaro Longoria. Una historia que examina la agitación política del Sáhara Occidental desde las raíces del conflicto hasta nuestros días, producida por Javier Bardem, quien pronunció unas palabras sobre la realidad al otro lado del charco. “Allí no se puede recortar en salud porque no hay hospitales, ni en educación y cerrar escuelas como aquí porque no hay colegios. Tampoco se les puede echar de sus casas, porque llevan desahuciados 35 años, desde que les abandonamos. Es importante que nada de eso suceda aquí y que nada de esto siga sucediendo allí”.

Otras cintas que han conseguido regresar a sus países de origen con el gran galardón han sido las que competían a Mejor Película Iberoamericana y Mejor Película Europea. En la primera categoría Juan de los muertos ha resultado la vencedora; tratándose de una apuesta por el cine independiente cubano a cargo de Alejandro Brugués, a partir de una metáfora del país en la actualidad. En la segunda, la ganadora ha sido la francesa Intocable, una película que se ríe de nuestros miedos”, según sus propios realizadores, Eric Toledano y Olivier Nakache.

Un aclamado momento de la noche fue la emotiva entrega del Goya de Honor a Concha Velasco de manos de su sobrina Manuela Velasco. Un premio a una vida dedicada a la interpretación, y que a pesar de contar con más de cien títulos a sus espaldas, nunca había recibido un Goya. Otro veterano del cine que pudo estrenarse en esta edición fue José Sacristán, que a diferencia de Concha Velasco, también debutaba incluso como nominado. Se llevó el premio a Mejor Interpretación Masculina por su papel en El muerto y ser feliz de Javier Rebollo. El actor dijo sentirse orgulloso de formar parte de una nueva generación de cineastas con un coraje fuera de lo normal; y quiso compartir el premio con “los compañeros nominados, los no nominados, y los que no van a estarlo nunca”.

Macarena García, Goya a la actriz revelación por "Blancanieves"
Macarena García, con el Goya a la actriz revelación por “Blancanieves”

Sin embargo, no fueron los únicos premiados. Los mejores actores revelación de este año han sido: Joaquín Núñez, en la categoría masculina, por su papel como uno de los cuatro agentes del Grupo 7; y una emocionadísima Macarena García en la femenina, la bella Blancanieves de Bayona. Continuando con los galardones a la Interpretación, topamos con Julián Villagrán, por su papel de yonki en Grupo 7, y con Candela Peña gracias a Una pistola en cada mano, y cuyo crítico discurso de recogida del premio, probablemente quede para la historia de los Goya. Maribel Verdú, que recibió el Goya a la Mejor Actriz por su interpretación de la mala malísima de Blancanieves, también guardó unas palabras para hablar de la situación de crisis social actual. Tras una mención del cine como una manera de disfrutar y hacer disfrutar a los demás, se despidió con una frase de Costa-Gavras de El capital, hablando de nuestra sociedad “un sistema injusto que permite robar a los pobres para dárselo a los ricos”. 

También hubo lugar para los cortometrajes. En la categoría de animación se alzó con el premio El vendedor de humo de Jaime Maestro. En Documental, el premio se lo llevó Una historia para los Modlin, de Sergio Oksman, que tomó forma a partir de unas fotografías encontradas en la basura y mucha imaginación. Por último, en la sección de Cortometraje de Ficción, el galardón fue para Aquel no era yo, de Esteban Crespo, una historia rodada en sólo cuatro días en un pueblo de Toledo sobre la realidad de los niños soldado.  

Para finalizar, cabe mencionar el discurso del Presidente de la Academia de Cine Enrique Macho, que, como era de esperar tuvo palabras tanto como para la amenazada situación de la industria cinematográfica española, como para la piratería. En ambos casos, no olvidó proponer alternativas: en el primero, rectificar a tiempo como han hecho otros países como Holanda o Portugal, al llevar a cabo la subida del IVA y ver los pésimos resultados, impidiendo que “la razón del Estado se imponga sobre el estado de la razón”. En el segundo caso, mencionó los portales de Internet con ofertas de películas a precios accesibles. Tampoco olvidó mencionar el creciente deterioro de RTVE, y se despidió con unas palabras de Unamuno: “Sólo el que sabe es libre, y más libre el que más sabe… Sólo la cultura da libertad…No proclaméis la libertad de volar, sino dad alas; no la de pensar, sino dad pensamiento. La libertad que hay que dar al pueblo es la cultura. ”

Fotografías: Getty Images

 

4 Comentarios

  1. Tras mi silencio y atendiendo a otras obligaciones profesionales,atendemos atentamente a nuestras promesas del periodismo.buena lectura de un acto mi querida beatriz,largo y pelin aburrido,animo,si puedes o quieres.

Dejar respuesta