Una decisión que cambia la vida

0
84

El próximo 16 de Mayo podremos disfrutar en la gran pantalla de la última película del director israelí Ari Foldman, “The Congress”, donde las pequeñas decisiones traen consecuencias inabarcables e inimaginables.

cartel the congressRobin Wright (Robin Wright Penn), es una veterana actriz ya retirada. Tiene un día a día complicado: debe cuidar de su hijo que padece un raro trastorno y necesita dinero para sobrevivir. Por ello acepta la propuesta de unos grandes estudios cinematográficos, y a cambio, ellos podrán utilizar su imagen como actriz de la manera que más les convenga, a través de un escáner digital, de tal forma que podrá aparecer en filmes en los que ella nunca trabajaría. La fórmula consiste en hacer una copia de Robin, de modo que su personaje se mantenga siempre joven, e incluso veinte años después, su identidad siga intacta, siendo la actriz ya una mujer de 60 años. Cuando en este momento su contrato finaliza, regresa como invitada para un congreso, descubriendo el mundo del cine del futuro, del que surgen situaciones de lo más sorprendentes.

El argumento del filme es una de las partes más importantes a destacar: se trata de una historia que no sólo es original sino que introduce la espectador de lleno en el mundo del cine, descubriendo cada uno de sus aspectos, tanto positivos como negativos. El hecho de que la actriz venda su imagen a los estudios implica además una serie de debates, tales como la falsedad y frivolidad del mundo del espectáculo, que no muestra lo que realmente existe, así como  los problemas a los que se tiene que enfrentar una mujer que, aunque trabaje en el cine, también es una persona con sus propias tribulaciones que le determinan como ser humano. Decir también que si la copia que se realiza de la protagonista es digital, hace que el público se pregunte cómo serán las técnicas para hacer filmes en el futuro y si éstas se podrán utilizar en beneficio de las grandes productoras en detrimento de los intereses humanos, en este caso, los actores y actrices.

Los personajes se centran bien en su papel y en general aportan bastante intensidad a la narración, haciendo un buen trabajo y manteniendo al espectador enganchado a la historia. Al ser una trama complicada, existe un doble esfuerzo para ellos: interpretar correctamente a su personaje y explicar bien la película a base de hechos.

Al ser una película que tiene partes animadas y partes reales, sorprende más al que la está viendo, dando un valor añadido al filme. Si es difícil hacer una cinta con personajes reales, más complicado será con animaciones y realidad. Todo ello supone un reto que el equipo de producción ha sabido superar. Se trata por tanto de una buena película para pasar un buen rato en el cine, a la vez que disfrutar de algo distinto a lo que la industria de Hollywood nos tiene acostumbrados.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=QHBl43lMJY0[/youtube]

Cartel de la película: Liverpool, Paul Thiltges Distributions

 

Dejar respuesta