Una Cuba sin Castro, una Venezuela sin Chávez

0
106
Fuente: Nodulo.org
Fuente: Nodulo.org

Las dudas se disparan en el país venezolano ante la evidente gravedad de la enfermedad del presidente Hugo Chávez mientras que el vicepresidente Nicolás Maduro toma progresivamente las riendas del país.

“Larga y compleja”, así calificó el pasado día 13 de diciembre Nicolás Maduro la recuperación a la que se enfrentará el mandatario venezolano Hugo Chávez tras su operación para frenar el cáncer que padece, su cuarta intervención quirúrgica en año y medio.

El vicepresidente pidió al pueblo venezolano “serenidad para enfrentar estos días duros” mientras que Chávez se recupera en La Habana (Cuba).

Una ciudad simbólica no solo por la estrecha relación que los gobiernos de Venezuela y Cuba han mantenido en los últimos años, desde que Chávez alcanzará el poder y pusiera en marcha su “revolución bolivariana”, sino por los paralelismos personales que también podrían surgir por la salud de sus dos respectivos líderes.

¿Se prepara Venezuela para un chavismo sin Chávez? Es la pregunta que se hacen muchos analistas en la región y también, aunque en voz baja, en su propio país.

No sería extraño, de la misma manera que en Cuba se ha conseguido mantener el castrismo sin su líder Fidel, cuyo estado real personal se desconoce, el círculo chavista podría estar abonando el terreno para continuar su régimen en ausencia de Hugo.

“El Presidente es un ser humano. Fue sometido a una operación dura, compleja, delicada (…) Nuestro pueblo debe asimilarlo (…) Confiemos en que, con el amor de millones, el Comandante se repondrá pronto y vendrá a tomar el mando antes del 10 de enero. De no ser así, nuestro pueblo deberá estar preparado para entenderlo. Lo irresponsable sería ocultar lo delicado del momento actual y de los días por venir”, afirmó el ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villergas.

Chávez fue reelegido por tercera vez en las elecciones del pasado mes de octubre, con una diferencia de más de 10 puntos sobre el líder de la oposición, Henrique Capriles. En caso de que el Comandante no pudiera tomar posesión de su cargo, la intención del partido ganador no sería la de celebrar nuevas elecciones sino la de establecer un sucesor y Nicolás Maduro es el más firme candidato.

“Si se presentara alguna circunstancia que me inhabilite para continuar al frente de la presidencia, Maduro debe concluir. Mi opinión firme, absoluta, total, irrevocable es que en ese escenario, ustedes elijan a Nicolás Maduro como nuevo presidente de Venezuela”, dijo Chávez, dejando poco espacio para otros posibles sucesores.

De cualquier manera, no hay señales de que haya nadie que pretenda postularse como competidor frente al vicepresidente, ya que la unión frente a los deseos del todavía presidente es total. 

Con seguridad, habrá que esperar hasta el próximo mes de enero para conocer si Chávez consigue recuperarse o bien deja el mando a Maduro, quien, en cierta medida como Raúl Castro, debería comandar una especia de evolución del chavismo, así como se ha hecho con el castrismo.

Se conoce que Hugo Chávez padece cáncer desde junio de 2011, cuando se sometió a su primera intervención contra un tumor. Mucho se ha especulado y poco ha trascendido sobre los detalles de su enfermedad. Lo que parece claro es que la vigorosidad y optimismo con la que se enfrentaba a su enfermedad en los primeros momentos se han ido apagando. Ninguna otra prueba es más contundente que esa para comprobar la delicada situación que atraviesa.

Dejar respuesta