Una crítica sobre la política de inmigración europea triunfa en el IV Festival de Cine de Sevilla

0
141

SEVILLA. El británico Ken Loach se alzó el pasado 10 de noviembre con el máximo galardón del IV Festival de Cine Europeo de Sevilla. El jurado le otorgó al cineasta (quien participó ya en la primera edición de 2004 con Ae fond Kiss) el Giraldillo de Oro por la película It´s a free World, una fábula donde critica las políticas de inmigración de los países europeos –a los que calificó de “hipócritas”-. La última obra de Loach no fue del todo bien recibida por la crítica y el público, ya que la consideraron otra película más en la línea propagandística de éste autor. “Alguien debería decirle que cuando se repite una y otra vez la misma idea, sin reciclar el discurso, se acaba haciendo el ridículo”, comentó un espectador a la salida de la proyección.

La lectura de los premios dejó también una de las grandes sorpresas del certamen: la concesión del Giraldillo de Plata al italiano Danielle Luchetti, por la reconstrucción de la Italia más ideológica y revulsiva de los sesenta en Mio fratello è figlio unico.

Por su parte, el jurado quiso que el Premio Especial recayera en dos películas: Alekxandra de Alexandre Sokurov y Du Levande (La condición humana) de Roy Andersson. Además, Helena Trestikova se llevo el Giraldillo de Oro al mejor documental por Marcela, film que perfila los últimos veinte años de la República Checa a través de los ojos de una antigua actriz de televisión.

El Gran Premio del Público, elegido por los espectadores mediante votación directa en las salas, fue para la película israelí Ha-Buah (La Burbuja). Ésta, obra de Eytan Fox, trata la relación homosexual entre un militar israelí y un terrorista palestino. El Premio Euroimages, concedido por algunos alumnos de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla, distinguió a la coproducción griego-turca Yumurta (Huevo) –considerada como el primer capítulo de una trilogía- de Semita Kaplanoglu. El último premio, el otorgado por la Crítica, recayó en Fatih Akin por Auf der andere seite (Al otro lado), ganadora también del premio al mejor guión en el último Festival de Cannes.

Todo este reconocimiento se traduce en dotaciones económicas para las distribuidoras (30.000 euros, ó 60.000 en el caso de las que obtuvieron el Giraldillo de Oro y el del Público), que deberán estrenar las películas en España en el plazo de un año si quieren recibir los premios.

Para los organizadores, el IV Festival de Cine Europeo de Sevilla supuso un éxito relativo, ya que casi 64.500 espectadores acudieron a las salas (3.000 menos que en la edición anterior). El director, Manuel Grosso, consideró que se consiguió conectar principalmente con un público joven, preferentemente universitario. Además, Grosso recalcó la importancia de renovar la el certamen, ya que éste sólo cuenta con una estructura estable unos pocos meses al año y requiere, a efectos de producción, el auxilio de una entidad externa (en 2007 la Andalucía Film Comission).

Durante el festival -con un presupuesto de 1,65 millones de euros y una duración de ocho días- se proyectaron un total de 150 películas de 33 países diferentes. Entre ellas, dieciséis estrenos nacionales y sólo uno absoluto: Déjate caer, del sevillano Jesús Ponce.

El Sevilla Festival de Cine fue una clara apuesta por el prestigio y no por el glamour; aunque el actor francés Jean Reno, de origen andaluz, recibió el Giraldillo de Oro y le puso al certamen la cuota de espectáculo que siempre hace falta de cara al público. Además, en este marco, la Academia del Cine Europeo (European Film Academy) dio a conocer las nominaciones a sus premios.

Los coordinadores también procuraron acentuar el acento andaluz del evento, a través de la creación de una sección dedicada a documentales de producción regional (destacan los dedicados a la figura del rockero sevillano Silvio, titulado A la diestra; al mítico grupo Veneno y otros centrados en el pueblo del Sáhara y en el Marruecos actual). Por su parte, el teatro Lope de Vega acogió una gala, La noche del actor andaluz, en donde directores de reconocido prestigio (como Montxo Armendáriz o Chus Gutiérrez) opinaron y rindieron homenaje a los actores nacidos en Andalucía. Además, el onubense José Luís Gómez –conocido por su papel protagonista en La Familia de Pascual Duarte, por el que consiguió el premio a mejor actor en Cannes- recibió el premio RTVA (Radio Televisión de Andalucía) por toda su carrera interpretativa.

Fuentes: Propias
Fuentes fotográficas:
Sevilla1 (Lolo Vasco), Sevilla2 (Diario de Sevilla).

Dejar respuesta