Una apuesta valiente pero arriesgada (y II)

17
344

La jornada festivalera del sábado 9 de julio comenzó a medio día con una cata de vinos profesional combinada con dos actuaciones en acústico de Luis Brea y sus “Botellas de Mahou”, junto a The Singer Not The Song, el proyecto en solitario de Xisco Rojo. Ellos fueron los encargados de abrir boca y apetito a los más madrugadores de una jornada que se disponía muy larga en el Festival Internacional Castillo de Aínsa.

La tarde del sábado se dejó para el relax en la piscina municipal de la Villa de Aínsa con Dj Serch y Dj Miguelink. Todo un lujo que nadie quiso perderse y que hizo gala de la inmejorable organización que esta edición del festival atesoraba. Un evento musical hecho con gusto, mimo y muchas ganas en el que no falló casi nada,…, pero otra vez se pudo observar una escasa afluencia de público en el Castillo de Aínsa desde primera hora de la noche, aunque en esta ocasión la asistencia fuera más notable que en la jornada anterior, y eso que los horarios de las actuaciones evitaban con mucho acierto las horas de calor.

Para la noche del sábado 9 de julio estaba prevista la actuación inaugural de Fira Fem, el grupo madrileño ganador del concurso Mejor Maqueta Nacional FICA 2011, pero la dirección del festival acertó al trasladarlos a un horario más oportuno como era las cuatro de la madrugada, porque su sonoridad empasta mejor con esos momentos en el que todo el mundo se lanza a bailar lo que le caiga en el cuerpo. Así, Disco Las Palmeras! fueron finalmente los encargados de abrir fuego a las nueve de la noche de una fecha que se entregaba más al post punk-rock de origen americano. El trío lugués se sumergió sin remedio de continuidad en un rock duro y sucio, adherido de distorsiones explosivas y trallazos musculosos.

Pero Gentle Music Men se encargaron de reblandecer aquellos ritmos iniciales con sus Cuentos modernos. Armonías suaves y características de los de Vilanova i la Geltrú, que con un mayor número de público y más animado, ofrecieron canciones de amor fluidas y entregadas a violines y guitarras acompasadas. Una proposición espontánea, sencilla en sus pilares básicos, que contagia con facilidad por su pop ligero de arreglos exquisitos. Un contagio que su líder, Dani Poveda, se encargó de remarcar animando a la muchedumbre e invitándoles a que se acercaran al escenario aún más para devolverles un poco de calor con compases bailables, graciosos e inocentes, donde los versos fluyen desde lo más pequeño y minimalista hasta los sentimientos gigantes y generalistas.

Antes de la media noche llegaron por primera vez a Europa el trío The Daylights desde su California natal, y lo hicieron para suerte y disfrute de los asistentes al Festival Internacional Castillo de Aínsa. Su potencial radica en el puro pop-rock que facturan, de melodías magnánimas y antológicas que determina su homérica puesta en escena junto con un sonido que destila calidad por los cuatro costados. Espectacular concierto en el que abrieron la caja de los truenos para triunfar sin paliativos con sonoridades que sobrevuelan el rock americano, el rockabilly o las baladas de medio tiempo que el propio Chris Isaak firmaría en sus momentos de gloria vocal. Su directo dejó grandes instantes para el recuerdo con temas como “I hope this gets to you”, “Alive” o “Weapons”, y se convirtieron por méritos propios en el gran descubrimiento del festival. Les espera un gran futuro y metas mucho más altas.

Lo de Nudozurdo pareció más un descuadre en las horas de programación, ya que podían haber salido a escena tras los esperadísimos No Age. Ellos son un grupo nacional que disfruta de una sonoridad excelente, y más que nunca desde su aclamado Sintética, pero su último disco titulado Tara motor hembra ha descendido unos peldaños para ahondar en una cadencia más oscura que no termina de cuajar aunque sus guitarras suenen magistrales, aunque siguen atesorando una calidad perpetua, pero sus letras se descuadran y no acompañan.

Pasadas las dos y media de la mañana se presentaron a sí mismos los californianos No Age, un dúo que pasa por un momento dulce y se ha convertido en una de las bandas de referencia del rock actual gracias a su trabajo discográfico Everything in between. Su sonido en directo es una erupción estimulante de ritmos desbocados que suenan abrasadores, y fueron los encargados de poner decibelios a la madrugada. Pero quizá la fama de este grupo está algo sobrevalorada en un mundo en el que prima el descubrimiento inmediato de usar y tirar, porque su propuesta no es una gran novedad en el nicho musical en el que están instalados, y mucho menos aporta temazos para la posteridad en un directo mesetario.

Tras las rutilantes estrellas llegó el turno de Fira Fem, una joven banda madrileña que estableció un potente directo en el que combinaron en su personal coctelera la electrónica dance más psicodélica y atmosférica con la instrumentación analógica de sinfonías pop sin un ápice de complejo alguno. Por ello, para aquellos que disfruten de esta sonoridad club, se trata de una novedosa propuesta que se acerca a la experimentación y el tropicalismo.

Fira Fem dejaron en bandeja un público preparado para danzar sin parar con el noruego Lindstrøm, artífice de afamados remixes como los realizados a Franz Ferdinand, The Chemical Brothers o LCD Soundsystem, y grandes hits tejidos en las pistas de baile de medio mundo como “Where you go I go too”.

El resultado final del Festival Internacional Castillo de Aínsa 2011 es aquel que la terca realidad proclamó el pasado fin de semana, con una escasa asistencia de público que no superó un aforo mayor a trescientas personas por día, una falta casi total del apoyo institucional y poblacional ante las críticas enfrentadas, y para rematar la sensación enrarecida de que aquello no encajaba entre los lugareños y que poco o nada deseaban implicarse en todo aquel embolado tan ajeno para ellos.

Por mucho que uno le ponga valentía; por mucho que uno se arriesgue con humildad, trabajo duro y profesionalidad; por mucho que se cuiden los detalles y los horarios perfectos; por mucho que se mime a los artistas y a un público exquisito; por mucho que uno se empeñe en diseñar un cartel atractivo pero poco adecuado para estas latitudes, esta vigésima edición del Festival Internacional Castillo de Aínsa pasó sin pena ni gloria para dolor moral de la organización en aquello que podía haber sido, y no fue, la mejor oficina de turismo de la Villa de Aínsa.

Crónica: Óliver Yuste.
Fotografías: Carmen García Pintado.

17 Comentarios

  1. Óliver Yuste, no sé si Sebastián el “organizador” es tu primo, o tu has estado en otro festival en otro lugar. En cuanto a los grupos nada que decir, los hubo buenos, muy buenos, y algunos malos.
    Pero por mas que te empeñes la organización fue un desastre, ni un cartel ni medio en todo Aragón desde Zaragoza hasta los pirineos, si para ti un cartel atractivo es donde no figuran ni los días ni los horarios, que en la mañana del viernes aparecieron 5 ó 6 desperdigados por Aínsa, (el mismo día del comienzo del Festival). No es un cartel adecuado para estas “latitudes” como denominas ni para ningún otro sitio.
    Resultado: no hay que engordar las cifras el viernes se vendieron 150 entradas, y el sábado pocas mas.
    En cuanto a la valentía, humildad y profesionalidad que le achacas al organizador, discrepo totalmente; desde que llegó la semana anterior, ha ninguneado y despreciado a voluntarias, visitantes, público en general y vecinos “lugareños” como tu denominas en sentido peyorativo (que deberías cortarte un pelín), insultado y vejado a los encargados de la seguridad (mentándoles a su santa madre) por el mero hecho de no estar atentos a sus órdenes, “caprichos” para mi. Nos ha dado suficientes muestras de que es un tipo “prepotente” y desequilibrado.
    En Aínsa y en Sobrarbe que es la comarca tenemos los “lugareños” un bagaje cultural extenso, no habéis venido el organizador y tu con tus artículos a descubrirnos que la música, alternativa o no existe, hemos acogido y disfrutado a grandes figuras de la música de todo tipo, estamos rodeados de muy buenos músicos que han nacido o viven en estas “latitudes”.
    La mejor oficina de la Villa de Aínsa somos nosotros mismos que cuidamos y respetamos al visitante, no le hacemos andar cerca de un kilómetro con niños pequeños, carritos, abuelos, etc, por puro capricho a las 3h, de la tarde con un sol de justicia, al no permitir el paso por el recinto del Castillo siendo que los conciertos no comenzaban hasta las 9h. Algunos de estos turistas con intención de haberse quedado a disfrutar de la música, pero que cogieron su coche de nuevo y se marcharon ante tanto descontrol.
    Efectivamente el XX Festival Internacional Castillo de Aínsa pasó sin pena ni gloria para desgracia de los grupos y lo siento, pero el organizador ha tenido lo que se merecía.

  2. Estimada “lugareña”:

    Encantado de conocerla aunque sea de forma anónima, ya que no se presenta con su nombre real y es algo que agradezco de las personas, que vayan de cara.

    En primer lugar, no tengo la suerte o la desgracia de tener ningún parentesco con el equipo directivo de este festival. Lo único que puedo asegurarle es que a la prensa nos trataron siempre con la mayor amabilidad y corrección posible.

    En cuanto al sentido despectivo que usted apunta sobre la palabra “lugareños”, pido disculpas si se ha sentido insultada o vejada, pero nada más lejos de la realidad y discrepo en todos los sentidos. Podría haber utilizado palabras despectivas reales como “plebe”, “cateto”, “pueblerino”, etc., cosa que en ningún momento hago en toda la crónica del festival, todo lo contrario, soy lo más respetuoso con los habitantes de la Villa de Aínsa.

    Creo que mentar en el artículo la frase “…y para rematar la sensación enrarecida de que aquello no encajaba entre los lugareños y que poco o nada deseaban implicarse en todo aquel embolado tan ajeno para ellos.”, no tiene ningún sentido despectivo o peyorativo, por mucho que cualquiera lo lea repetidas veces y se empeñe en ello. Creo que es una valoración subjetiva y poco, o nada, acertada por su parte. “Lugareños” todavía no tiene sentido despectivo para la RAE, ni en el contexto utilizado en este artículo ni en ningún otro, pero todo es ponerse.

    También quisiera apuntar que, todas aquellas circunstancias previas que usted apunta sobre el festival las desconozco y no es algo que deba entrar a valorar para realizar la crónica de un festival, me limito a recoger el instante en que se produce, el entorno en que tiene lugar y aquellas opiniones de ambas partes que se puedan recabar (población de la Villa de Aínsa, Ayuntamiento de Aínsa, organización del festival, etc.), que están reflejadas en la misma con el mayor de los cuidados y respeto; y con todo ello, me restrinjo a valorar desde mi punto de vista las circunstancias puntuales de este festival y el desarrollo del mismo, ya que no deja de ser un artículo de opinión.

    Por último, no dudo, ni lo he puesto en duda en ningún momento en todo el artículo, que en la Vila de Aínsa y en la comarca de Sobrarbe tengan ustedes un bagaje cultural muy extenso, pero ninguna de las circunstancias que usted me indica en su comentario me hace pensar que esto tenga algo que ver con la falta de apoyo institucional y poblacional de la Villa de Aínsa para con la vigésima edición del Festival Internacional Castillo de Aínsa.

    Considero, por lo poco que he podido recabar en mi visita a la población, que existía un rechazo constante y muy palpable contra la programación de este año del festival (algunos llegaron a asegurarme que mejor hubiera sido traer a artistas como Bisbal o Bustamante), y contra la organización del festival que no venía de ahora ni de la semana previa al festival, algo que me extraña entonces pueda ser achacable al carácter o actitud del equipo directivo del festival.

    Siendo lo más analítico y aséptico posible, creo que aquí ha habido demasiadas críticas enfrentadas entre unos y otros como yo apuntaba en el artículo, bien por un cartel poco afortunado para esas latitudes como apuntaban algunos habitantes de la Villa de Aínsa, y como yo también considero, bien por circunstancias políticas, bien por querer probar suerte con un festival más alternativo en vista de que la afluencia de gente en las últimas ediciones comenzaba a descender, algo que he podido saber por más de un habitante del pueblo. Y por todo ello no se es más o menos despectivo.

    Sin más, le envío un saludo,

    Óliver Yuste.

  3. Lugareña de mi corazón:

    1. Carteles, los hubo, yo los vi y sé que había una empresa subcontratada para pegarlos. Si no lo han hecho, no creo que esto sea culpa de la organización si no de la empresa ARAGONESA que se contrató para la pegada.

    2. Cuando dicen un cartel atractivo se refieren en contenido, no en forma. Di que a ti el diseño del cartel te parecía feo y TE recuerdo que internet existe y el festival tiene una web estupenda realizada por un LUGAREÑO, por cierto, donde venía toda la información de horarios. Ah, el diseño también es de un aragonés.

    3. Que se haya despreciado a voluntarias…creo que te equivocas, o, al menos especifica…porque es muy fácil decir que ha habido desprecios y no decir cuales.

    4. Entradas: el Viernes hubo un total de 354 personas // Sábado: 576, ni una más ni una menos.

    5. Accesos: en ningún festival de este planeta se puede entrar en el recinto donde se hace durante lo que dura el festival. El Primavera Sound en Barcelona se hace en el Fòrum que es un recinto abierto normalmente, para que la gente pueda pasear o ir en bicicleta y mientras dura el PS, eso esta cerrado a cal y canto. Para mi eso es control y no descontrol.

    6. Nadie duda del alto nivel cultural de los habitantes (sinónimo de lugareño) de la comarca del Sobrarbe, pero reconocerás que de música alternativa…mucha idea no tienes (me refiero a ti, personalmente)

    7. Me gustaría que hablaras con algunos de los establecimientos de la zona nueva, porque ellos si han notado el negocio y estan contentos.

    8. Aquí te dejo un par de previas al festival donde podrás observas lo bien que hablan tanto del pueblo como del festival.

    http://www.dimelorapido.com/2011/06/27/festival-castillo-ainsa/
    http://indiespot.es/2011/07/05/castillo-de-ainsa-un-festival-diferente/

    PD: Una cosa es que algo musicalmente no te guste y otra atacar a la organización, yo jamás iría al ViñaRock pero reconozco que para la gente que le gusta esa música es un festival cojonudo, lo mismo te puedo decir de festivales como el Hipnotik o el Cultura Urbana.

  4. Y no habréis sido el pueblo que con vuestra actitud haya llegado a desequilibrar a la organización?? Me resulta curioso leer solo malos comentarios de habitantes, lugareños, villanos(porque Aínsa es una villa) y en cambio leer todo bueno por parte de los que venimos de fuera.

    No lo digo yo, lo veo en los facebooks. Y he buscado lugareño:

    Diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe:
    lugareño, ña
    adj. De un lugar o población pequeña.

  5. el festival ha sido un fracaso.
    con todas las letras.
    el PEOR de las 20 ediciones
    lo mejor sería que cada implicado hiciera autocrítica.
    ¿no?
    Por cierto, los lugareños somos los mismos de los ultimos 20 años y hemos vivido festivales inolvidables… y este.

  6. Lo dicho por Felipe, raruno que solo critiquéis los del pueblo. Me he desplazado desde Madrid y ha merecido mucho la pena. Ya me gustaría que en lugar de Aínsa se hiciese en la sierra madrileña, más cerca y con gente más agradecida. En la vida hubiese ido a ese pueblo, he ido, me he gastado dinero en hoteles, comida, copas en bares, tabaco y compré cajas de vino. Eso es dejar dinero en el pueblo y pienso que solo por eso deberíais ver esta edición con otros ojos.
    Me dijeron en mi hotel que los otros años los establecimientos no hacían negocio, que la gente dormía por los coches, no creo que ningún pueblo quiera eso menos el vuestro.

  7. La gente del pueblo también sois parte implicada. Haréis autocrítica o seguiréis pensando que cualquier tiempo pasado fue mejor?

  8. Los lugareños no solo haremos autocrítica si no que pagaremos el deficit.
    El económico (UN PASTON) y el del prestigio: intentar levantar esto de nuevo el año que viene.

    Espero realmente que cualquier tiempo fututo sea mejor.

  9. ¡¡¡Repito!!!, en cuanto a los grupos nada que decir. . . .
    Gracias por descubrirme que internet existe por que el comentario anterior lo envié con un “tan-tan”.
    ¡¡Que me retracto!!, No lugareña, ¡que lo habéis hecho muy bien!, (denoto que formas parte de la organización).
    Como finalmente nos habéis pillao, tengo que confesar que los “lugareños” organizamos varios comandos en las distintas carreteras de absceso a Aínsa y fuimos secuestrando a todos los que decían venir al festival, 2.000 el viernes y 4.000 el sábado, (esas cifras era lo que decía Sebastián que iba a traer), ¡alguno se nos escapó!, (como el que pudo comprar vino) y hasta el domingo a medio día no los liberamos. Ahora entendemos que esta aptitud desquicia a cualquiera, hasta a el humilde, paciente, profesional y manso SEBASTIÁN.
    Los “lugareños” y villanos de esta Villa “semos ansí”.
    ¡¡Disculpen las molestias!!

  10. Hola!!! A ver si mbps tranquilizamos un poco!! Que pareceis…

    El festival en términos generales estuvo bien (sorprendente los grupos que se trajeron) ya que por fin alguien se ha atrevido a traer grupos originales tipo Lindstrom, No Age… Luego puEde salir bien o mal, pero lo que esta claro es:

    a) los lugareños no estaban preparados para el festival. Hubiera podido salir yo con una gaita y quedarme tan ancho como los de No Age.
    b) soy de la zona, y la promoción del festival ha sido nefasta. En Madrid, zgz y Bcn hubo promoción pero os aseguro que aquí no ( yo creo que los promotores infravaloraron nuestra cultura indie) Pero tampoco hay que culpar a nadie…

    Sinceramente espero que se haga otra vez el festival ya que quiero que mi grupo toque allí. (cantamos en ingles y odiamos a los planetas: http://www.myspace.com/distopiaband

  11. Aptitud no!!! Actitud, se dice actitud, no sé si tu mandas las cosas con tam-tam o con ton -ton, pero no sabes que significa lugareño porque lo tomas a mal y luego dices aptitud, como yo soy un asistente feliz y no formo parte de la organización me permitiré “tó” feliz llamarte PALURDA.

    La otra, qué déficit, no creo que lo pagues tu porque esto según pone en el cartel lo financia la Dipu y por poca experiencia que tengo lo que se pierde lo paga el organizador. El tiempo verbal que usas no es fututo, se llama futuro, así que a ti te llamaré CATETA.

    No sé quien es Sebastian ni me importa, pero yo soy un LUGAREÑO de Benasque y estoy más que contento con el fin de semana.

    Creo que No lugareña es de la organización pero no es ella la que habla de secuestros ni nada, da cifras y datos “esastos” y punto, meteros con los asistentes felices como yo, que menuda ojeriza con la organización.

    Por otra parte, Dios, si odiáis a Los Planetas, deberíais insistir para tocar el año que viene pero los NUDOZURDO creo recordar que cantan en spanish…así que no sé si tiene que ver el idioma, a mi me gustaría ver a Manel que cantan en catalanish, pero visto lo visto en este pueblo igual les tachan de rumanos y les matan a palos.

    Lamentable, todo un poco FARGO, ah no, eso era una peli, FAGO.

  12. Pedro, por una parte gracias por defender el festival y a la organización, pero los insultos, de verdad, no eran necesarios y sobran.

    Por cierto, yo también soy lugareña aunque no de Aínsa, pero no villana, que mi pueblo no ha alcanzado la categoría de Villa 🙁

  13. Perdón, que no es Pedro, es Asistente Feliz. Bueno, lo dicho, insultos NO. Es una falta de respeto a estas chicas que tampoco han insultado a nadie y también a la página web.

Dejar respuesta