Un viaje desde Francia hasta Vietnam de la mano de Ana Puértolas

0
188

La periodista y escritora Ana Puértolas presenta París-Saigón, una novela donde relata su experiencia personal en un viaje que comenzó hace más de cuarenta años, y en el que más tarde visitaría escenarios tan variopintos como Jerusalén, Lima o Alepo.

En su momento, el filósofo chino Lao-Tsé dijo que “un viaje de mil millas empieza con un paso”. Algo parecido debió de pensar Ana Puértolas cuando acudió a París, capital europea del arte y la cultura, y que en este caso también supuso el punto de partida hacia una larga aventura que la terminó llevando hasta Vietnam. Así lo desveló ayer en FNAC de Callao, donde presentó la novela que lleva por título el comienzo y el fin de su trayecto: París-Saigón.

Flanqueada por Nando, su editor, Puértolas contó con la presencia de un escritor muy versado en lo que se refiere a la literatura de viajes: Javier Reverte. El autor madrileño, responsable de obras tan exitosas como El sueño de África o El corazón de Ulises, define París-Saigón como “la crónica de una vida vagabunda que conforma un viaje”. Para Reverte, la novela “es fácil de leer, pero muy difícil de escribir”. Posteriormente, trazó un recorrido por la novela de Ana Puértolas, contando no sólo lo que la propia escritora transmitía a través de sus palabras, sino que también lo aderezó con su propia experiencia personal en muchos de esos lugares. Por ejemplo, en la ciudad que da inicio al libro, París. Dice Reverte que, en su generación, “todo tenía que empezar en París”. A partir de ahí, sin embargo, el escenario va cambiando progresivamente; por citar otra localización, la llegada a la ciudad siria de Alepo, que Reverte define como “hermosa”, a la vez que admite la dura situación que está atravesando en los últimos meses con el ambiente de tensión presente en el país árabe. El propio Reverte sabe que algunos destinos no son nada fáciles; no en vano, uno de ellos estuvo a punto de costarle la vida, cuando contrajo la malaria en el Amazonas, algo que después relataría en su obra El río de la desolación.

fnac

La autora, ayer en FNAC Callao, entre Reverte (a su izquierda) y su editor.

Tras el intenso análisis de Reverte, Ana Puértolas tomó la palabra para contar, de manera breve, lo que para ella ha significado esta novela. “Viajar es beneficioso para la mente, relativiza lo que somos, te pone en tu lugar”, aseguró la autora, mientras evocaba las sensaciones que le produjeron los variados parajes de su trayecto. Y es que, para Puértolas, “todas las ciudades tienen algo objetivo, pero también tienen una parte subjetiva. Sabes que esa ciudad tiene algo para ti”.  No todos vemos la misma ciudad, sino que, en palabras de la autora “existe una ciudad para cada uno de nosotros”.

Así, Puértolas concluye este recorrido desde la capital francesa hasta la mítica ciudad vietnamita de Saigón, un trayecto compuesto por hasta doce ciudades de casi todos los rincones del mundo. Pese a este extenso periplo, Puértolas, como Reverte dejó entrever, seguirá viajando y escribiendo sobre lo que le deparen sus aventuras. Y es que, como dijo John Dos Passos, “viajar, como todas las drogas, requiere un aumento constante de las dosis”.

Dejar respuesta