Un San Isidro sonoro

0
101

Celebrar las fiestas más tradicionales, en este caso San Isidro el pasado miércoles 15 de mayo, con buena música es todo un acierto. Atrás quedan los conciertos que se realizaban con motivo de las festividades en plenos barrios castizos de Madrid y que lamentablemente cada vez son menos. Por ello, cuando Promotores por un día (PX1D) te invitan a un concierto chulapo en la Moby Dick no se puede decir que no.

Alborotador GomasioSobre el escenario dos propuestas, Teletransportarse a Soria un grupo que se formó hace unos meses con alguno de los integrantes de Género Chico y Alborotador Gomasio que daban su segundo concierto tras publicar su primer largo Más Humillante que doloroso (Discos de paseo, 2013).

Teletransportarse a Soria es un dueto-orquesta. Los dos miembros, Pedro y Gonzalo, a lo largo de su concierto dieron rienda suelta a su primer disco Bélmez de la Moraleda estábamos nada nada producido y grabado por ellos. Denominados dueto-orquesta porque son capaces de que durante todo su set no paren de turnarse en tocar instrumentos. Que si una canción sólo necesita dos guitarras, como el caso del primer tema con el que iniciaron, ‘Gaviotas’, que ya tocaban con Género Chico, pues ahí están los dos rasgando las cuerdas . Que si les apetece cantar a dos voces, o cada uno su propio tema, pues entonces puedes disfrutar con ‘Teresa Rabal’,‘Hormigas’ o ‘Nubes en forma de humanos‘. Este último es uno de sus mejores temas y en el que as voces de los dos se complementan a la perfección. También había hueco para tocar la batería, que no siempre está presente en todo el repertorio y que sonó estupenda en nuevas canciones como ‘Mandanga’, de título provisional, y ‘Cine de Barrio’ que no deja de ser su propuesta más divertida.

‘Camisa fantasma’ puso el toque final a un concierto de 10 canciones donde la gente pudo disfrutar con mejor sabor del material de Teletransportarse a Soria, pues ganan mucho en directo. Eso sí, se echó en falta una de las grandes canciones del disco ‘Tormento I’ que quizás habría sido un cierre mucho más bailongo para que el concierto con Alborotador Gomaiso hubiese tenido un hilo conductor.

Los madrileños Alborotador Gomasio tienen muchas ganas de tocar, por eso el concierto en la Moby Dick fue tan especial. Por fin una sala en la capital donde pudiesen sonar bien. Los instrumentos y las voces se distinguían lo que permitía jugar mucho más con ellas sin la sensación de una maraña de ruidos.

Trece fueron los temas escogidos para dar forma a este directo. Entre ellas el disco por completo, eso sí alterando el orden, necesario para tomar el pulso del público, y hubo hueco para tres clásicos como son ‘Los residuos de la sociedad’, ‘Las Tuberías’ y el mítico ‘Extraditemos a Franz Ferdinand’ para el apoteósico cierre con un aire más punk.

Estaban cómodos y se notaba. Alberto a la batería se entrelazaba con el bajo de Miguel creando una base perfecta sobre la que apoyar los teclados de Guillermo, que en alguna ocasión sonaron un poco bajos, pero a los que le supo sacar el mayor partido. Y encima de ello, las voces y guitarras de David y Marco que acabó el concierto bajándose del escenario y tocando cerca del público.

Los singles de ‘Las sombras’ y ‘El malestar continúa’, a la que se añade ‘En mi no hay calma’, del que pudimos ver en exclusiva el videoclip antes del concierto, son perfectos ejemplos de cómo la ejecución de este grupo cada vez es mejor y sus pegadizas letras lo convertirán en canciones de cabecera de muchos de los asistentes del miércoles. La unión de las letras de Marco a las de David y sus dos estilos a la hora de cantarlas tienen la mezcla perfecta de sonido nacional e internacional. Un pop sencillo que llega y al que se añaden las guitarras que rasgan el espíritu y dan ganas de no dejar de moverse ni un minuto. Sin duda ‘En el espejo’ y ‘El delito no prescribe’ son los dos claros ejemplos de cómo un grupo, con dos voces, puede combinar a la perfección dos maneras de entender la música y sean igual de efectistas.

Fotografía: Jose Teen Idol

Dejar respuesta