El reto de erradicar la tuberculosis, una enfermedad que cada día mata a 4.700 personas

0
161

La Alianza Mundial Alto a la Tuberculosis celebrará el próximo 24 de marzo el Día Mundial de la Tuberculosis, un evento que tiene como objetivo informar sobre la prevención y tratamiento de esta enfermedad y concienciar sobre el alcance y la repercusión de una patología que afecta en la actualidad a un tercio de la población mundial, causando la muerte de 4.700 personas al día.  

La TB o tuberculosis, una patología que fue descubierta en 1892 por el doctor Robert Koch, es una infección bacteriana que afecta principalmente a los pulmones, aunque puede llegar a extenderse a otros órganos. La “mycobacterium tuberculosis”, también conocida como bacilo de Koch -bacteria que permite el desarrollo y progreso de la tuberculosis- se caracteriza por su índice elevado en el organismo y, sobre todo, por el nivel de fortaleza que presenta con respecto a microbacterias como la “africanum” o la “mycobacterium bovis”.  

Esta afección se puede detectar en un primer diagnóstico por el padecimiento de una tos persistente que se prolonga a lo largo de medio mes, por la sudoración nocturna excesiva, la fiebre, mareos ocasionales, pérdida de peso repentina o escalofríos. Sin embargo, cuando la enfermedad se hace sistemática, al extenderse a otros órganos, pueden manifestar otros síntomas que llegan a afectar al sistema nervioso central, al aparato digestivo, al sistema linfático y a las articulaciones y huesos. 

Los expertos estiman que la vía más favorable para el contagio de la tuberculosis es el aire. Conductas tan asimiladas como el hablar, toser o estornudar son vehículos que propician la propagación de esta enfermedad de un individuo a otro. A su vez, los especialistas consideran que un enfermo de tuberculosis puede contagiar a más de diez personas al año. Ante una circunstancia de este tipo, los  médicos pueden considerar conveniente evitar el contacto de personas sanas y enfermos, con el objetivo de aislar a los afectados para romper la cadena de transmisión.

Por lo general, la infección de tuberculosis en personas con buena salud suele ser asintomática gracias a la protección propia del sistema inmunitario ante bacterias desconocidas por el organismo que bloquean su actividad. Por el contrario, las personas  inmunodeprimidas -cuyo sistema inmunológico no puede hacer frente a la invasión bacteriana– son consideradas agentes que presentan un riesgo de contagio muy elevado.

Afecciones estimadas por tuberculosis por cada 100.000 habitantes en 2007

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en 2009 murieron por tuberculosis 1,7 millones de de personas, lo que equivale a 4.700 muertes al día. Este organismo señala que la mayoría de las muertes producto de esta enfermedad se registraron en países en vías de desarrollo del continente asiático.

En  los últimos años, la resistencia microbiana contra los medicamentos usados para erradicar la enfermedad se ha convertido en un problema, ya que el uso constante y prologando de los antibióticos beneficia y fortalece a la bacteria productora de la afección. Según la OMS, los casos localizados de TB-XDR -tuberculosis resistente o resistente a multidrogas- son aislados, pero actualmente se está trabajando para frenarlos y reducir a la mitad la prevalencia y el número de fallecidos para el año 2015.

 Fotografía: Centro para el  Control y Prevención de Enfermedades

Dejar respuesta