Un Real Madrid desconocido no pasa del empate en El Sadar

0
54

Un notable Osasuna, una desafortunada actuación arbitral y un Madrid que fue de más a menos provocan que la mejoría experimentada por los de Ancelotti en los últimos partidos desaparezca y vuelvan las dudas ante una semana en la que los blancos conocerán su rival para los octavos de final de la Champions League y en la que tendrán que recibir en el Bernabéu al Xátiva en la eliminatoria copera (0-0 en la ida).

El Sadar nunca ha sido una cita fácil para un Madrid que se dedicó a jugar a la contra donde disponía de espacios con una facilidad pasmosa pero ante los que no estuvo acertado. Numerosas ocasiones para los blancos que disfrutaron de la ocasión más clara a los 9 minutos con un disparo de CR7 que salió por el lateral de la portería. No fue hasta el minuto 14 cuando los rojillos gozaron de una ocasión clara que casi supuso el 1-0, pero fue solo un aviso ya que en el 15 Oriol Riera de un certero cabezazo anotó un gran gol ante un Diego López que no  pudo hacer nada.

Sergio Ramos (27) sufrió en Pamplona la expulsión número 18 en su carrera como futbolista del Real Madrid. Foto: Alejandro Castro (flickr)
Sergio Ramos (27) sufrió en Pamplona la expulsión número 18 en su carrera como futbolista del Real Madrid. Foto: Alejandro Castro (flickr)

En el 16 un penalti claro sobre Modric de Arribas no fue pitado por el árbitro y el croata fue zarandeado por los osasunistas que se mostraron muy duros en todas sus actuaciones. Ancelotti y todo el banquillo protestaron la labor arbitral ya que las decisiones eran caseras perjudicando a un Madrid que por otra parte no reaccionaba ante un rival que hacía su juego a la perfección.

En el 22 una bonita vaselina elevada por CR7 supuso una buena ocasión para los blancos y poco después era Bale quien gozaba de una buena ocasión. En el 24 Marcelo tuvo una fea acción sobre Cejudo que pudo costarle la tarjeta roja mientras que el Madrid seguía atacando con CR7, voluntarioso pero desafortunado, y el árbitro seguía resultando casero en exceso. En el 32 Diego López sacó un tiro de Armenteros que pudo suponer el 2-0 y solo un minuto después otro posible penalti por una patada sobre CR7 terminó de desquiciar a Ancelotti que vio como solo segundos más tarde el capitán rojillo daba un manotazo a Bale que esta vez si sancionó el árbitro.

En el 38 Oriol Riera marcaba el 2-0 tras un corner que no debió existir ya que ningún jugador blanco pareció tocar el balón. Diego paró a bocajarro pero el rechace entró sumando el gol en el marcador. Merecido resultado por el juego y el acierto aunque injusto por los errores contra el equipo visitante.

En el 41 gran tiro de CR7 que salió desviado por poco y en el 43 llegó una acción que pudo resultar decisiva. Nueva expulsión injusta a Sergio Ramos por un manotazo que no debió suponer el castigo de una amarilla (la primera fue rigurosa también) ya que dejó al equipo con diez. Nefasta actuación arbitral y preocupante el rasero con el que se mide al jugador sevillano; situación por la que debería mantener la cabeza fría porque los rivales, conocedores de que a él no se le consiente nada, le provocan porque saben que encontraran el premio deseado.

En el 44, y ya con diez sobre el campo, Isco a pase de CR7, anotó el 2-1 con un derechazo ajustado al palo que resultó imparable para el portero. Terminó la primera parte con Alonso abandonando el campo protestando al árbitro. Armenteros y Oriol fueron los mejores para Osasuna y Modric, CR7, e Isco, por el gol, para el Real Madrid.

El Madrid comenzó la segunda parte atacando y Osasuna aprovechando los errores blancos para contraatacar con peligro. Salió Di María en el minuto 9 por Bale. En el 12 otro intento de CR7 sin éxito mientras los de Javi Gracia tomaban la iniciativa y las ocasiones se sucedían estando mas cerca el 3-1 que el empate. Entró Nacho por Modric en el 19 mientras que en el 24 Diego López volvía a realizar una parada de mérito ante el aluvión que llegaba a su área. En el 29 salió Torres y entró Oier porque el cansancio comenzaba a notarse. El Madrid lo intentaba con más corazón que cabeza y en el 33 Silva fue expulsado por una dura entrada que pudo suponer una grave lesión para CR7. Los blancos reaccionaron con un gol de Pepe en el 34 que daba alas al Madrid y los cambios llegaron: salió en el 35 Armenteros y entró Raou, Isco por Jesé en el 38 y en el 40 Riera por Manu Omwu.

En el 43 Di María pudo lograr con un tiro largo la victoria pero le salió muy flojo y no puso en apuros a Osasuna. Continuas pérdidas de tiempo y los 4 añadidos no fueron suficiente para que los merengues lograran la victoria. Además de perder dos puntos, los blancos tendrán que viajar a Mestalla sin Pepe, que vio la quinta amarilla y sin Ramos por la expulsión. 

Dejar respuesta