Un nuevo orden social

0
190

La última creación del director de cine húngaro Kornél Mundruczó, White God, es toda una revelación. Narra una historia sobre las relaciones entre humanos y animales, y cómo estas se pueden llevar al extremo. Estará en los cines a partir del próximo 19 de Junio.

Lili (Zsófia Psotta) viene a vivir con su padre (Sándor Zsótér) por unos meses con su perro Hagen, el cual no es bienvenido en la casa familiar, puesto que el padre no lo quiere. Para colmo, existe un impuesto que tienen que pagar todos los dueños de perros que no sean de pura raza y Hagen es uno de ellos. Después de varias discusiones familiares, el padre de Lili decide abandonar al perro en la calle. Ella luchará con todas sus armas para localizar a su amigo, encontrándose en diferentes situaciones. Hagen tendrá que aprender a sobrevivir y a comprender a todos los hombres, viendo a su vez que no todos son como su ama. Una experiencia que hará que le hará convertirse en un perro muy famoso de una manera sorprendente.

Lili y Hagen en el filme
Lili y Hagen en el filme

En White God se muestra la cruda realidad del maltrato animal desde una perspectiva muy realista, enseñando con todo detalle lo que sufren los que la padecen así como el tipo de personas que se dedican a estas prácticas, y los negocios que hacen con ellas. En este sentido, orienta al espectador sobre el tema y deja caer un mensaje social, de denuncia, sobre las condiciones de algunos perros abandonados y sobre qué trato reciben cuando están en las casas de acogida. Algunas escenas pueden parecer demasiado explícitas para ciertos espectadores; algo necesario si lo que pretendía conseguir el director era transmitir el dolor que sienten los animales al sufrir maltrato.

Por otra parte, se muestra lo que pasaría en una hipotética situación en la que los perros se escapasen de las casas de acogida y se fuesen a la civilización. Como se ve en el filme sería devastador, pero también deja pensando al espectador si no es verdad que a veces las personas tenemos la culpa de que nuestras mascotas sean peligrosas, quizás porque los hayamos educado de mala manera o por lo que ven entre la sociedad humana.

No se puede pasar por alto el trabajo de los actores, que hacen que este mensaje se transmita con más intensidad y realismo, consiguiendo que la audiencia se crea que la niña quiere realmente a su perro y que nunca deseará su mal. Por otra parte, están los que no lo aprecian, mostrando verdadero odio hacia él y también hacia el resto de canes.

La música es otro elemento que otorga veracidad a la cinta, queriendo mostrar con cada nota algo sobre lo que ha ocurrido o resaltarlo para que tenga más valor.

Una película recomendable para todo aquel que quiera ver algo rompedor en todos los sentidos.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=kIGz2kyo26U[/youtube]

Imágenes: Golem Distribución.

Tráiler: Magnolia Pictures.

Dejar respuesta